Debido a la lluvia, puede salir agua turbia en las viviendas

Además, es probable que se vea disminuida la presión de agua por lo que se recomienda controlar el consumo.