Segunda oportunidad

Tiene labio leporino, abandonó el tratamiento y vuelve gracias a las jornadas

3:25 pm

Una multitud de personas que habían abandonado su tratamiento pudieron retomarlo gracias a las jornadas que se hicieron en el Marcial Quiroga.

En la jornada del martes, una gran cantidad de personas con labio leporino se dieron cita en el hospital Dr. Marcial Quiroga. Lo hicieron ya que se llevaron a cabo unas jornadas que tenían como objetivo captar a pacientes que han abandonado el tratamiento. Cerca de 40 personas fueron las que se acercaron para conocer las alternativas que les ofrecían los doctores que les permitiera mejorar su calidad de vida.

Todos los que llegaron hasta allí, fueron atendidos por un equipo de profesionales interdisciplinar. Estaba compuesto por médicos cirujanos, odontólogos, fonodiólogos, psicólogos, por el servicio social y otorrinolaringólogos.

Hasta allí llegó también Rodrigo Domínguez. Es un joven con labio leporino y paladar palatino. Desde pequeño comenzó con los tratamientos correspondientes, fue operado a los seis meses y luego al año. A los 12, se hizo la operación que mejoraba la estética de su problema y, cuando se quedó sin obra social, abandonó los controles y el seguimiento médico.

Gracias a las jornadas que se realizaron, Rodrigo continuará con el tratamiento necesario. “El personal es muy bueno, te hacen sentir que podés volver”, expresó. El joven lo dejó incompleto, le faltó una cirugía que, seguramente, podrá realizarla gracias a la oportunidad de volver a ser atendido.

Rodrigo hace referencia a los tratamientos que se brindan y dicen que son muy convenientes “porque le sirve no solo físicamente a la persona sino para mejorar el autoestima. Nosotros generalmente sufrimos de autoestima baja. Gracias a Dios yo he tenido a mis padres que me han apoyado siempre”. El joven cuenta que sus papás siempre lo alentaron a seguir adelante “vos podés, no sos diferente a nadie”, era una de las frases que siempre escuchaba de ellos y se fortalecía.

Además de Rodrigo, asistieron una gran cantidad de adultos, según informó la doctora Balaguer Carolina, la mayoría tenía de 18 hasta los 60 años. “Principalmente son personas que han iniciado el tratamiento hace muchos años y han abandonado. Ellas se han hecho algunas cirugías pero no han seguido con las rehabilitaciones y eso ha afectado a la calidad del habla”, explicó Balaguer.

Tuvieron éxito ya que esa era una de las ideas principales de la jornada “convocar a todas aquellas personas que abandonaron para darles una solución. Siempre hay una solución, desde lo odontológico, quirúrgico, fonoaudiológico, podemos obtener mejores resultados en cuanto a su habla y su comunicación”, sostuvo la especialista. Esto es muy importante para la inserción social, laboral y educativa. Muchas personas, al no haber cumplido con todas las instancias del tratamiento, termina alejándose de la gente, es decir que se ve perjudicada la integración social debido a las características de su voz y de su estética.

Si las personas no son “atendidas a tiempo y en las etapas oportunas”, empiezan a tener alteraciones y secuelas, no solo del habla sino también auditivas. Además, pueden terminar “con trastornos que son calificados como discapacidad”, destacó la doctora sobre la importancia de realizar el tratamiento.

Actualmente, en los hospitales de la provincia se tratan de prevenir las complicaciones que puede ocasionar el labio leporino en un futuro. El tratamiento comienza desde el nacimiento, se hacen todas las intervenciones quirúrgicas necesarias ya que tienen un plazo para poder hacerlas. “Con los tratamientos y el seguimiento de todo el equipo, la persona puede ingresar al primer grado con buenas condiciones en su lenguaje y comunicación”, explicó Balaguer. Además, agregó que “es una tarea preventiva que se debe realizar a tiempo”.

MIRÁ EL VIDEO: 

https://youtu.be/QW1pTdHcVVA

Una mamá del corazón

Vanesa Bordón es la tía de Franchesca. La bebé, que tiene 6 meses, recibe el cuidado de su tía y de sus 6 hijos ya que su mamá no la puede tener. Está con esa familia desde antes de cumplir el mes. Afortunadamente, el amor es lo que sobra. La pequeña padece labio leporino y, gracias a Vanesa, recibe el tratamiento necesario y, próximamente será operada para mejorar su calidad de vida. La tía dice que, aunque el tratamiento dura un largo tiempo, ella va a hacer que la bebé continúe ya que quiere lo mejor para la pequeña.

¿QUE SENTIS?

¿Te gustó ésta noticia?
  • Me sorprende
  • Me gusta
  • Me indigna
  • Me calienta
  • Me enloquece
  • Me resbala

COMENTARIOS

TE PUEDE INTERESAR

Imperdible

A tener en cuenta

Gran iniciativa

Gratis

© 1998 - 2018 DiarioHuarpe.com
Todos los derechos reservados