En Rivadavia

Robaron $60.000, joyas y hasta defecaron en la casa de una familia

8:58 pm

El hecho fue descubierto ayer por la dueña de casa y su familia en el barrio Atsa IV a metros del hospital Marcial Quiroga y de la Comisaría 13ª

Los delincuentes violentaron una ventana, varias puertas y hasta rompieron la clarabolla del baño interno de la casa, hasta que lograron ingresar al inmueble y alzarse con un botín de $60.000 joyas de oro de alto costo que eran reliquias de la familia y una netbook, entre los objetos de mayor valor que había en la casa.

La dueña de la vivienda Liliana Guzmán indicó por adonde ingresaron los delincuentes y contó acerca de todas las maniobras que realizaron para burlar la seguridad que tiene la casa. Ingresaron a una despensa y sacaron las herramientas que utilizaron para violentar las rejas. No contentos con haber entrado a la casa los delincuentes violentaron la puerta de un quincho cerrado y defecaron en su interior en varios sectores y ensuciaron toallones nuevos de la familia.

La señora Guzmán dijo que salió de su casa a las 19 horas y regresó pasadas las 21 de una consulta médica. Por el puro que llevaba olvidó activar el sistema de alarmas y ese fue un error bien aprovechado por los malvivientes.

La víctima cree que son los mismos que desde hace tiempo caminan por los techos de las casas y que han sido denunciados y reiteradas ocasiones por los vecinos. Su casa no ha sido la única que sufrió un robo. Una vecina de casa por medio, hace una semana le robaron dinero y electrodomésticos de su casa y huyeron por la vereda que da a calle Rastreador Calivar.

A otros vecinos les han marcado la casa con diferente simbología, tal es el caso de la periodista Paola González quien descubrió una marca con tiza azul en su casa pero le restó importancia. Ayer le violentaron la reja de las ventanas traseras de su casa pero los ladrones no pudieron ingresar para cometer el ilícito.

Vecinos de la zona indicaron que en varias ocasiones han denunciado la presencia de sujetos extraños caminando por el barrio y han solicitado la presencia de patrulleros, pero la respuesta casi siempre es que no tienen combustible para los patrulleros, o los policías están solos en la comisaría y no pueden acudir al requerimiento.

Afirmaron que es común ver a personas extrañas caminar y correr por los techos y huir hacia terrenos baldíos.

¿QUE SENTIS?

¿Te gustó ésta noticia?
  • Me sorprende
  • Me gusta
  • Me indigna
  • Me calienta
  • Me enloquece
  • Me resbala

COMENTARIOS

TE PUEDE INTERESAR

En el Barrio Del Bono

Trabajo intenso

Con el drone

En una esquina complicada

© 1998 - 2018 DiarioHuarpe.com
Todos los derechos reservados