Un único deseo

Aman el fútbol y sueñan con tener la cancha en condiciones

7:00 pm

Los chicos de la escuelita de fútbol “Defensores de Tapones”, que se encuentra en Las Chacritas, sueñan con una cancha en buen estado para poder jugar.

En un lugar alejado de la Capital de San Juan se encuentra una humilde escuelita de fútbol denominada “Defensores de Tapones” a la que asisten aproximadamente 60 chicos. Precisamente en Las Chacritas, 9 de Julio, está la cancha a la que concurren diariamente y en la que dejan clara su pasión por el fútbol.

Siempre llegan colmados de energía y ganas de realizar aquello que tanto les gusta. Aunque, muchas veces la sonrisa se les borra de la cara. Es que entrenan en una cancha que está en muy malas condiciones. Las piedras, las espinas y el salitre forman parte de la postal que los pequeños observan los martes y jueves, días que van a ejercitarse.

En varias ocasiones, tuvieron que pedir un espacio prestado para poder entrenar ya que en el suyo era imposible. Debido a eso, los chicos -que tienen desde 7 a 14 años- terminan practicando el deporte en el Club Juvenil.

Cuando llegan llenos de felicidad a aquel terreno baldío que utilizan, lo hacen colmados de botellas con agua. Es que, ni siquiera tienen un surtidor allí cerca. Aunque, esto lo sufren principalmente en los partidos que juegan los sábados en la siesta. Con las altas temperaturas, muchas veces ni siquiera tienen un líquido fresco para poder tomar. Actualmente, forman parte del campeonato Caucetero, en el que, según cuentan, les va muy bien “pero a los más grandes no” dicen los más chicos entre risas.

Cuando los encuentros deportivos son en el club pueden ganar $10 por cada persona que concurra. El dinero que se reúne se utiliza principalmente para poder comprar bebidas para los chicos. También, para que cada vez que vayan a entrenar puedan tomar su merecida copa de leche. En un principio era ofrecida por el municipio pero con el tiempo la situación cambió. Afortunadamente, las Iglesias ayudaron para que puedan seguirla disfrutando. Además, en la mayoría de las ocasiones, esa merienda que les ofrecen es lo único que comen en la tarde. Muchas veces, también hace de almuerzo ya que hay chicos muy humildes que no tienen esa posibilidad.

“Nos gustaría que la cancha tuviera pasto”, expresan los pequeños. Minutos después, agregan tristemente que “son cosas que nadie le presta atención”.

Los deportistas lo único que desean es tener su lugar en el mundo en condiciones para poder entrenar. Es que es algo fundamental para seguir obteniendo los mismos resultados que en la actualidad. “Siempre se empieza de cero y ahí se va subiendo”, cuenta uno de los chicos orgulloso del campeonato que están jugando. En él, lo único que importa es su equipo “Defensores de Tapones” del cual se sienten orgullos. A pesar de que las camisetas son distintas, las de River y Boca son las más elegidas, por el único club que sienten pasión es por el suyo. Luego de cada partido, el abrazo de amistad y los gritos de alegría demuestran su sentimiento por la escuelita a la que asisten.

¿QUE SENTIS?

¿Te gustó ésta noticia?
  • Me sorprende
  • Me gusta
  • Me indigna
  • Me calienta
  • Me enloquece
  • Me resbala

COMENTARIOS

TE PUEDE INTERESAR

Fútbol local

Superliga Argentina

Pensando en el Super Bike

Fútbol europeo

© 1998 - 2018 DiarioHuarpe.com
Todos los derechos reservados