A tener en cuenta

Hábitos y prácticas con relación a las comidas

6:00 am

La cena es la comida más importante para los argentinos. Los alimentos en las escuelas. La mala costumbre de "picotear" algo antes de comer. Mirá los principales hábitos de comida.

A través de una investigación, la Encuesta de la Deuda Social Argentina logró un diagnóstico de los hábitos y prácticas de los niños y sus familias en relación con los alimentos.

Según determinó la investigación, las familias argentinas tienen como principal comida la cena. Allí, la gran mayoría de los niños entre 2 y 17 años mientras comen: conversan con sus familiares y miran televisión. Alrededor de un 85% lo hace.

En menor medida, juegan o usan el celular y mucho menos habitual es usar la computadora o jugar con videojuegos. Sin embargo, estos datos presentan diferencias según la edad de los chicos. Por ejemplo, los niños de entre 13 y 17 años usan más la computadora mientras comen que los que tienen entre 5 y 12 (14,8% y 9,5%).

Asimismo, el uso del celular durante las comidas aumenta a medida que asciende el estrato social, representando un 22,6% en el estrato muy bajo y un 32,7% en el medio alto. Lo común a todas las infancias es conversar y mirar televisión, pero jugar es propio de los niños más pequeños, mientras que el uso del celular lo es en los adolescentes (48,9% y 51,4%, respectivamente).

En cuanto a qué comen los niños en el recreo escolar, se observa que un 57,7% lleva los alimentos desde su casa, un 25,7% los compra en el kiosco del establecimiento escolar y a un 18,6% se lo dan de forma gratuita en la escuela.

El alimento más elegido para consumir en la escuela son las galletitas dulces y barras de cereal, tanto en el estrato medio alto y como en el muy bajo (52,5% y 39,5% respectivamente).

Respecto de la adquisición de los hábitos alimentarios, el 86,1% los adquiere en la casa, el 35,6% en la escuela, el 8,5% por medio de un médico y el 4,2% gracias a los familiares.

Por otro lado, es alto el porcentaje de padres que informan a los niños sobre los alimentos que les ofrecen (casi 67%). En paralelo, el 77,4% de los padres estimula a los chicos para comer todo lo que se les sirvió en el plato, aunque el 53,5% responde que no prepara los alimentos junto a los más chicos. Casi el 70% suele obligar a los menores a comer lo que se preparó aunque no les guste tanto.

En la investigación, se resalta al ‘picoteo’ como un hábito que atraviesa a las infancias. Este hábito consiste en una comida desordenada, poco saludable y que puede generar como consecuencia la ganancia de peso.

El 76% de los chicos entre 2 y 17 años picotea, es decir, come entre horas sin una planificación. Esta tendencia se incrementa a medida que los niños ganan autonomía en la provisión de alimentos. Casi el 80% de los adolescentes suele picotear. Asimismo, el picoteo es algo más probable en los varones que en las mujeres.

¿QUE SENTIS?

¿Te gustó ésta noticia?
  • Me sorprende
  • Me gusta
  • Me indigna
  • Me calienta
  • Me enloquece
  • Me resbala

COMENTARIOS

TE PUEDE INTERESAR

A tener en cuenta

En sólo dos horas

En el Marcial Quiroga

Prevención

© 1998 - 2018 DiarioHuarpe.com
Todos los derechos reservados