Problemas de la piel

¿No podés deshacerte del acné? Quizás sea por uno de estos motivos

8:22 pm

Existen algunos hábitos que provocan la aparición de acné de forma más recurrente. Si sabés cuáles son es posible que modificando algunas de tus costumbres puedas eliminarlos.

El acné es una alteración dermatológica que suele relacionarse a la adolescencia pero que no es exclusiva de esta etapa. En la edad adulta puede producirse por diversos factores, sobre todo por desequilibrios hormonales provocados por un embarazo, métodos anticonceptivos o la menstruación.

Existen algunos hábitos que provocan la aparición de acné de forma más recurrente. Si sabés cuáles son es posible que modificando algunas de tus costumbres puedas eliminar, al menos en parte, estos molestos granos.

Los hábitos que te provocan acné son:

No acudir al dermatólogo: lo primero que hay que hacer cuando el acné es sostenido es consultar con un especialista para que pueda realizar un diagnóstico y aconseje qué medidas pueden ser útiles para resolver la cuestión.

Uso de maquillaje inadecuado: algunos cosméticos tapan los poros del rostro lo que produce como consecuencia directa la aparición de acné. Si utilizás este tipo de productos para camuflarlo puede que estés contribuyendo al problema, porque irritan la piel y también la ensucian lo que causa más granos. Lo adecuado es limpiar bien el rostro para disminuir el exceso de sebo y aplicar fluidos hidratantes libres de aceites y ricos en activos.

Ducharse: los productos que usás para el pelo pueden dejarte un cabello divino pero estropear tu rostro porque obstruyen los poros. Vigilá una vez en la ducha que el agua del aclarado no caiga sobre la cara.

Frotar muy fuerte el rostro: no debés abusar de la exfoliación porque podría irritar tu piel y ser contraproducente. Por ello, no realices esta acción más de dos veces por semana, si bien podés utilizar un gel limpiador común tanto a la mañana como a la noche para tu rutina de belleza diaria.

Fumar: el tabaquismo tiene muchas consecuencias negativas y una de ellas es en el aspecto de la piel. Este mal hábito empeora la oxigenación de la dermis lo que causa inflamación, apertura de los poros y menor hidratación y nutrición.

Tocarse mucho la cara: a lo largo del día las manos entran en contacto con un sinfín de superficies y bacterias que se traspasan a la cara si no dejás de tocarla. En el caso de no poder quitarte esta costumbre es recomendable que le dediques mucha atención al lavado de manos.

Apretarse los granos: explotarse los granos no es aconsejable porque además de dejarte marcas puede empeorar el acné. Si lo hacés con las manos poco limpias o no se limpia bien la herida puede suscitar la aparición de más espinillas en lugar de eliminarlas.

No controlar el estrés: la ansiedad puede ser la causante del estrés porque las hormonas que se generan en épocas de estrés genera más sebo del habitual.

Alimentarse mal: si se padece acné es recomendable una dieta rica en alimentos desinflamatorios como fruta y verdura así como una hidratación constante. Además, es mejor evitar los azúcares, alimentos procesados y grasas.

Fuente: TN

¿QUE SENTIS?

¿Te gustó ésta noticia?
  • Me sorprende
  • Me gusta
  • Me indigna
  • Me calienta
  • Me enloquece
  • Me resbala

COMENTARIOS

TE PUEDE INTERESAR

Donar sangre es dar vida

Para cuidar la salud

Transporte saludable

En el Cívico

© 1998 - 2018 DiarioHuarpe.com
Todos los derechos reservados