Para mejorar la salud

Pasan los años y se complica adelgazar: mirá por qué

7:00 am

No es lo mismo perder peso a los 20 que a los 40. Cada década tiene sus particularidades y necesidades que es bueno conocer.

Si desde chicos se aprenden hábitos saludables para la vida, es mucho más fácil que se replique a lo largo de los años. Dos de las costumbres más importantes a la hora de cuidar la salud son la actividad física y una alimentación equilibrada.

Mantener el peso dentro de los límites adecuados es una buena forma de cuidar la salud, ya que la obesisdad y el sobrepeso son factores de riesgo de diversas enfermedades como diabetes o afecciones cardíacas.  Además, no es lo mismo perder peso a los 20 que a los 40. Cada década tiene sus particularidades y necesidades que es bueno conocer.

A los 20

Durante esta década se suele estar en más movimientos, no hay tantas obligaciones como en otras edades, por lo que se dispone con más tiempo para entrenar o juntarse con los amigos que están en la misma.

A los 20 se baja más de peso por la actividad física y hasta, quizás, por el mismo desorden de la vida. Además, se suele vivir con los padres y eso que sea una comida más saludable. El problema son las bebidas alcohólicas. Las cuales hacen que crezca la panza.

A los 30

Normalmente para esta década uno ya suele vivir solo. Esto genera que los alimentos adquiridos no sean tan saludables como en la vida con los padres. Otro escenario, es que en esta década ya se comienza a tener hijos, por lo que en vez de entrenar uno va a buscar a los chicos.

La vida en esta década se vuelve más sedentaria. Las series aparecen como el mejor pasatiempo, el trabajo se hace más arduo, además los amigos ya no se empiezan a mover mucho. 

Durante estos años arranca la pérdida de masa muscular por lo que es imperante no dejar de lado la actividad física o el entrenamiento, como así también mantener las costumbres saludables alimenticias.

A los 40

En esta década tanto el hombre como la mujer experimentan cambios hormonales que condicionan el estado físico. Este deterioro en la salud física es muy evidente en esta etapa si uno no cuida su salud y bienestar.

Por el lado de los varones, se notan los efectos de la andropausia, una disminución de la testosterona por lo que es necesario trabajar la resistencia, la fuerza muscular y hacer ejercicios cardiovasculares.

En el caso de las mujeres,  experimentan el climaterio, las etapas previas a la menopausia en la que se produce un incremento gradual del peso. Sin embargo, adelgazar es posible aunque se torna un desafío. Engordar conlleva algunos riesgos para la salud como padecer osteoporosis, diabetes o enfermedades cardiovasculares por lo que es necesario no dejarse estar.

Principalmente, el aumento de peso se produce por la reducción de la segregación de estrógenos, las hormonas que ayudan a metabolizar la grasa y la quema de calorías. Incorporar a la dieta lácteos, grasas saludables, alimentos diuréticos y pescados azules y hacer ejercicio de forma regular son las recomendaciones de los ginecólogos.

A los 50

A medida que uno se hace mayor camina menos y se moviliza más en transporte privado por lo que se debe buscar el tiempo para realizar ejercicios focalizados en reducir la grasa de la cadera y fortalecer los huesos, que cuanto más se ejerciten menos riesgo van a tener de fracturarse.

¿QUE SENTIS?

¿Te gustó ésta noticia?
  • Me sorprende
  • Me gusta
  • Me indigna
  • Me calienta
  • Me enloquece
  • Me resbala

COMENTARIOS

TE PUEDE INTERESAR

Donar sangre es dar vida

Para cuidar la salud

Transporte saludable

En el Cívico

© 1998 - 2018 DiarioHuarpe.com
Todos los derechos reservados