Hartos de los ruidos molestos de bares y restós, vecinos de Jáchal piden una solución urgenteHartos de los ruidos molestos de bares y restós, vecinos de Jáchal piden una solución urgente

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

16 C°

viernes

11 C° / 21 C°

sábado

5 C° / 20 C°

Departamentales > Convivencia

Hartos de los ruidos molestos de bares y restós, vecinos de Jáchal piden una solución urgente

La gente de la zona centro se encuentra agotada por la música a alto volumen. Presentaron una nota al municipio.

Los vecinos de la zona centro son los más afectados por los ruidos molestos. Foto: gentileza.

POR REDACCIÓN

24 de enero de 2022

Vecinos de Jáchal presentaron un reclamo por ruidos molestos en la zona centro de la villa cabecera. De acuerdo a la nota, están cansados de que los dueños de los resto-bares coloquen la música a alto volumen, lo que les imposibilita vivir con tranquilidad.

El escenario que padece la gente de San José de Jáchal los llevó a presentar una nota ante el intendente, Miguel Vega, por los ruidos que hay en el lugar. “En reiteradas oportunidades los vecinos damnificados hablamos con los propietarios personalmente, para hacerles saber el daño que causan en nuestra salud con sus formas de proceder en el comercio, pero todo intento  de diálogo fue infructuosos”, expresa el texto. Ellos afirman que no se respetan los niveles de volumen permitidos en horarios nocturnos por la ley vigente.

Por eso, piden que las autoridades hagan cumplir las ordenanzas municipales y legislaciones provinciales para terminar con la incómoda situación que viven. “Las normativas son claras pero estamos viendo que no se cumplen, pero paralelamente a las normativas queremos hacer valer y poner énfasis que más allá de toda ley existe el sentido común, la empatía y la solidaridad”, aseguran los ciudadanos damnificados. En este sentido, citan a la ordenanza número 3037 que hace referencia al código sanitario  y al código de faltas de la provincia.

Entre los problemas en su estado de salud describen que sufren de trastorno de sueño y reposo, taquicardia, hipertensión, alteraciones en el sistema nervioso, y pérdida en el rendimiento de las actividades cotidianas.

A esto se suma, las consecuencias luego de la actividad en la noche de los resto bares donde, según los afectados, se encuentran con copones, botellas de alcohol, papeles y hasta materia fecal en el frente de sus casas. Esto indigna a la población, quienes exigen una respuesta del municipio.

La respuesta del municipio

Desde la municipalidad aseguran que tienen conocimiento del reclamo y, por eso, el Concejo Deliberante sancionó a fines del  año pasado una ordenanza que fiscaliza los decibeles y el funcionamiento de boliches bares, pubs y café para lograr una buena convivencia entre los vecinos.

“Hemos aprobado  una ordenanza para regular todo lo que es pubs, uso de la vereda, cantidad de decibeles, a raíz de las protestas ”, expresó Jorge Ortega, presidente del Consejo Deliberante, a DIARIO HUARPE.

“Esa ordenanza  la sancionamos en diciembre, se encuentra promulgada y debería estar en funcionamiento”, continuó el edil. El problema en esta época es que los controles se dificultan por las vacaciones, a lo que se suma la situación sanitaria por el Covid-19. De esta manera, Ortega indicó que en febrero la normativa municipal estaría en plena vigencia.

Respecto a la posición de los propietarios, el concejal declaró que conversaron con ellos cuando se promulgó la ordenanza y afirmó que estaban medianamente conformes.

Sin embargo, aclaró que todo control de ruidos molestos le corresponde a Salud Pública, quienes se encargan de medir el sonido con un decibelímetro.

Para reportar errores debe estar registrado.

Iniciar sesión

Para Agregar información debe estar registrado.

Iniciar sesión