¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

20 C°

Lunes

15 C° / 28 C°

Martes

21 C° / 34 C°

El Cronista > ECONOMÍA Y POLÍTICA

Negociación con el FMI: hay "avances", pero el acuerdo no llegaría hasta 2021

Tanto los técnicos que completaron su visita el viernes como el ministro Guzmán destacaron los "avances" en los diálogos. El representante argentino en el Fondo dijo que no cree que haya acuerdo este año. Y que no habrá desembolsos antes de un acuerdo.

Foto: Cronista.

POR EL CRONISTA PARA DIARIO HUARPE

22 de noviembre de 2020

La negociación entre el Gobierno argentino y el Fondo Monetario Internacional por la deuda de más de u$s 47.000 millones que tiene el país avanza, según afirmaron tanto los técnicos del FMI como el ministro de Economía, Martín Guzmán. Eso sí: no hay que esperar que el acuerdo esté cerrado este año... y hasta que no esté el acuerdo, tampoco hay que esperar ningún desembolso ni transferencia, según advirtió el fin de semana el representante argentino ante el organismo, Sergio Chodos.

Tras el canje de la deuda privada -tanto la de ley internacional como la de ley local- el Gobierno encaró una segunda negociación en torno a los más de u$s 47.000 millones que le debe al FMI (u$s 44.000 de capital y otros u$s 3000 de intereses).

Julie Kozack, subdirectora del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, y Luis Cubeddu, jefe de Misión para Argentina, concluyeron el viernes pasado una visita de alto nivel en la que se reunieron, además de con Guzmán, con buena parte del Gabinete, el Banco Central, dirigentes políticos y representantes del sector empresario.

Concluida la gira, informaron en un comunicado que analizaban "positivamente la intención de las autoridades de solicitar un programa bajo el Servicio Ampliado del FMI (SAF o EFF por sus siglas en ingles) así como su intención de respaldarlo con un amplio consenso político y social”. "Ha habido buen avance y el diálogo continuará en las próximas semanas", resumió el FMI.

Un equipo del FMI y el gobierno de #Argentina comenzaron a trabajar en un programa con el FMI para respaldar los planes del gobierno para afrontar desafíos económicos y sociales. Ha habido buen avance y el diálogo continuará en las próximas semanas. https://t.co/cqoyYUSDH1 pic.twitter.com/OvV7MjfEYd

— FMI (@FMInoticias) November 20, 2020

“El equipo del FMI y las autoridades argentinas comenzaron a delinear los contornos de un programa con el FMI que podría respaldar los planes del Gobierno para hacer frente a los profundos desafíos económicos y sociales del país que se han visto agravados por la pandemia del Covid-19”, precisaron.

Guzmán coincidió en señalar que con la misión del FMI se avanzó "en los lineamientos del programa" que reemplazará al anterior, al que el ministro calificó de "fallido". En su cuenta de Twitter, el funcionario insistió en algo que desde Economía vienen reiterando insistentemente: "(El plan) Deberá estar trazado por nosotros, desde la acción colectiva y el entendimiento de lo que necesitamos. La premisa es crecer para apuntalar la estabilización económica". Básicamente, la idea es que no es un plan del FMI sino uno del Gobierno de Alberto Fernández que, en todo caso, debe tener el visto bueno para que la negociación sea exitosa.

Con la misión del FMI avanzamos en los lineamientos del programa que reemplazará el fallido programa anterior. Deberá estar trazado por nosotros, desde la acción colectiva y el entendimiento de lo que necesitamos.

La premisa es crecer para apuntalar la estabilización económica. pic.twitter.com/NoOGMDyvTA

— Martín Guzmán (@Martin_M_Guzman) November 21, 2020

Lo cierto es que lo que hay hasta ahora es el inicio de un camino que implicará más negociaciones, tal como también planteó este fin de semana Chodos. Negociaciones que deberían concluir con un acuerdo que, además, tendrá que ser aprobado por el Congreso, porque así lo propuso el propio Gobierno.

Que eso termine en lo que queda del año, es prácticamente imposible, como tampoco hay chances de que haya plata fresca del FMI antes de que haya un acuerdo, apuntó el representante argentino ante el organismo.

"Las reuniones fueron importantes, se reunieron con muchos sectores, fue una visita intensa", comentó Chodos en declaraciones a radio Continental. En cuanto a la velocidad del acuerdo, respondió: "No estamos apurándolo ni ralentizándolo, tiene que ver con un proceso natural (un acuerdo antes de fin de año) no lo veo como una necesidad, ni como algo que estemos viendo ni ellos ni nosotros. El trabajo se tiene que hacer bien, no rápido". De hecho, en otro tramo de la entrevista, reconoció que los diálogos están "muy en las etapas preliminares". "Es importante entender que la negociación con el fondo es un proceso y los resultados se van a ver al final de la negociación", agregó.

Al igual que Guzmán, Chodos fue crítico con el acuerdo que había alcanzado el gobierno de Macri. E insistió en que la negociación actual en ningún caso apuntará algo que pueda ser perjudicial para los argentinos.

Con respecto a qué nivel de ajuste podría ser bien visto por el FMI, apuntó: "Está claro que los dos tenemos en vista un sendero de convergencia" fiscal. Y dio por hecho que en el organismo no están "pensando en un sendero de los de la época del 80, en los que ocurre todo ya, 'corten todo, corten el gasto público a la N'" sino que hay "una discusión sobre los senderos y el financiamiento de ese sendero". También aseguró que el FMI "no pidió una devaluación". Y, ante una pregunta, apuntó que "no hay posibilidad de transferencia del Fondo Monetario antes del consenso de un programa".

Si bien las negociaciones están en etapas iniciales, hay algunos puntos que en el Palacio de Hacienda ya venían manejando como planteos antes de la reciente visita técnicasin ajustes estructurales y con un pedido de postergar los vencimientos de capital por 4 años y medio (al menos hasta 2025). Del lado del "sendero de convergencia", ya están en marcha la nueva fórmula de movilidad jubilatoria y algunas señales de ajuste del gasto como los anuncios del fin del IFE y del recorte de los subsidios a los servicios. El impuesto a la riqueza (o Aporte Solidario y Extraordinario), dijo Chodos, también se incluyó en el diálogo con el Fondo en materia de evaluación de proyecciones.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.