Publicidad

Cultura y Espectáculos > ¿Qué hacías antes?

Ana Paula Anzor contó el curioso trabajo que tuvo antes de ser embajadora de la FNS

En esta tercera edición, la representante sanjuanina contó cómo su pasión siempre la acompañó.

15 de julio de 2022

“¿Qué hacías antes?” es la sección en la que DIARIO HUARPE conoce a personas reconocidas de San Juan. La idea es conocer esa primera etapa para ver cómo comenzaron, cómo eligieron y finalmente, qué esperan en el futuro.

Ya pasaron por esta sección “Conejo” Márquez y “Lucho” Linares, entrevistas que podés revivir en YouTube, Facebook e Instagram. Ahora le toca a Ana Paula Anzor, la segunda Embajadora del Sol y bailarina profesional, es por eso que le preguntamos.

Publicidad

¿Y vos qué hacías antes?

Ana tiene 28 años, desde niña eligió la danza como su pasión. Sin embargo, fue hasta su adultez que comenzó a dedicarse profesionalmente. Durante un tiempo trabajó en una cadena de comidas rápidas. Anzor contó que ese trabajo le duró dos años, a la vez estudiaba danza y comedia musical.

Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

“Quería tener mi plata para no depender de mis papás. En ese momento eran turnos cortitos, por eso es generalmente trabajo de estudiantes. Con lo que ganaba, me servía para pagar más clases y hasta me hice ropa para bailar”.

Sin embargo, lo primero que tuvo que vencer fueron los prejuicios de sus padres. Ambos son docentes y querían asegurarse de que Ana siguiera una carrera que le asegurara un futuro estable. Su mayor temor era que dedicara tiempo a algo que no le permitiera “vivir de eso”.

Fue por eso que Ana se fue de su casa a los 19 años a perseguir su independencia y seguir sus sueños, siempre pegados a la danza.

También pasó por la carrera de Turismo de la Universidad Nacional de San Juan (UNSJ) y hasta estudió un tiempo para ser profesora de educación inicial. Cada carrera era una búsqueda para ofrecer tranquilidad a sus padres, pero la danza seguía.

Su primera exposición pública fue cuando quedó seleccionada como representante de Chimbas en 2014. En aquella oportunidad no fue seleccionada. Pero el reconocimiento nacional llegó al ser elegida como Paisana Nacional del Malambo en 2019.

Publicidad

Después de eso llegó ser la representante de los sanjuaninos junto a Lucía Ponce, ambas desde el 2020 son las embajadoras de la Fiesta Nacional del Sol.

Pero la historia no termina ahí. La danza siempre estuvo, porque esa es su pasión. Ella ha formado parte como bailarina de números de la FNS, obras en el Teatro del Bicentenario y hasta se fue a hacer temporada en Carlos Paz.

Ana es consciente de que la vida como bailarina sobre el escenario es corta. Sin embargo, sabe que siempre estará ligado de alguna u otra manera.

NOTAS RELACIONADAS
Publicidad
Más Leídas
Publicidad