Publicidad

Judiciales > Coletazos del Jury

El exjuez Alonso dice que está más cerca de ir a la Corte Suprema que de resignarse

Evalúa presentar un recurso extraordinario, para que se revise la sentencia que lo destituyó como juez de Jáchal.

20 de octubre de 2021

"Sí, sí", respondió el destituido Javier Alonso cuando fue consultado sobre si se ve más tentado de presentar un recurso extraordinario ante la Corte Suprema contra el fallo que determinó su remoción del cargo de juez o aceptar los términos del mismo y dejar las cosas como están. Según el ex magistrado, la resolución dictada por el Jurado de Enjuiciamiento no tuvo en cuenta elementos fundamentales que justifican la morosidad en la que se encontraba su juzgado y, al mismo tiempo, en el juicio en su contra se violó el debido proceso.

Alonso dejó de ser juez de la Segunda Circunscripción (abarca a Jáchal e Iglesia) el lunes, cuando el Jurado de Enjuiciamiento emitió la sentencia del Jury que había abierto en su contra. El tribunal lo encontró culpable de una morosidad extrema en el trámite de las causas judiciales del año 2020 y ordenó su desplazamiento del cargo.

Publicidad

El destituido tiene ahora dos opciones. Una es presentar un recurso extraordinario ante el máximo tribunal de justicia del país, con el ánimo de dar vuelta el fallo. La otra, aceptar la resolución y dar el tema por terminado.

Este miércoles, Alonso dijo que está analizando en detalle la sentencia que lo destituyó y que aún no toma una decisión. Sin embargo, aseguró que la opción que más lo tienta es llevar las cosas a la Corte Suprema.

El exjuez entiende que hay puntos cuestionables. El primero, que los miembros del Jurado de Enjuiciamiento no tuvieron en cuenta los motivos que dio Alonso acerca de por qué había demoras en los expedientes. El segundo, que en el juicio oral que se sustanció se autorizó en la incorporación de prueba de la parte acusadora en forma extemporánea y que eso violó su derecho de defensa.

El ex magistrado insistió hasta último momento en que no era culpable por la morosidad que había en el juzgado. Durante todo el proceso sostuvo que era imposible tener todo al día, porque la faltaba personal, el que había no estaba debidamente calificado y el parate que motivó la pandemia del coronavirus.

Publicidad

Por el contrario, los integrantes del Jurado de Enjuiciamiento entendieron que las explicaciones que ofreció no justifican de ninguna manera los retrasos y lo responsabilizaron en forma directa. Consideraron que en el juzgado había un desmanejo y que eso trajo aparejado una morosidad extrema y una denegación del servicio de justicia.

Uno de los datos que quedó en evidencia en el juicio fue que en el segundo semestre de 2020, Alonso tenía una pila de causa penales en trámite y que no resolvió ninguna. Incluso, para más evidencia, por ejemplo, de las 57 causas por violencia intrafamiliar que tramitaron a lo largo de todo ese año, sólo dictó resolución en una, a pesar de que son procesos que deberían tener prioridad.

Alonso ya no aspira a volver al cargo, sabe que no puede. La sentencia del Jurado de Enjuiciamiento debe ser ejecutada sí o sí y será nombrado un nuevo magistrado.

Si el exjuez opta por ir a la Corte Suprema y le dieran la razón por tratarse de un fallo arbitrario o sin fundamentos válidos, tendría la posibilidad de accionar contra el Estado. Lo podría hacer a través de una demanda por daños y perjuicios, con el objetivo de ser compensado con un resarcimiento económico.

NOTAS RELACIONADAS
Publicidad
Más Leídas
Publicidad