AHORA

22 C°

Jueves

20 C° / 31 C°

Viernes

20 C° / 34 C°

Provinciales > Historia

Elbio Pérez "El Maestro" de Mogna

Durante 24 años fue docente en la comunidad jachallera que se reunió para darle las gracias. 

POR REDACCIÓN

11 de septiembre de 2019

Llegó puntual a la entrevista vistiendo camisa blanca y saco negro, entre sus manos traía un sobre que cuidaba con recelo. "Este es mi tesoro", dijo sonriente Elbio Dante Pérez de 78 años quien recibió un diploma de agradecimiento de parte de la comunidad de Mogna en donde fue "El Maestro" buena parte de su vida.

Elbio contó que se recibió de maestro en la Escuela Normal de Jáchal, egresó con 18 años. "Mi padre estaba enfermo y tenía que aportar a la economía de la familia por eso como no conseguía trabajo como docente busque empleo en la cosecha de cebollas". Poco tiempo después lo recomendaron para un cargo en Mogna, corría el año 1960.

"Estuve cinco meses de suplente y luego me confirmaron en el cargo. Yo era el único docente y director de la escuela a la que asistía 18 alumnos de diferentes edades, cursaban todos en la única aula que teníamos y además yo contaba con otra habitación más pequeña en donde tenía la Dirección de la escuela que lleva el nombre de Hipólito Bouchard.

Elbio junto a su hija, en el ingreso de la escuela moquinera. 

Elbio vivía en un hospedaje muy humilde cerca de la escuela, con el tiempo conoció a Ana María Cabrera, una moquinera con quien se casó y tuvo a su única hija Carina Verónica. Los tres vivieron en Mogna hasta que los padres de Ana María se mudaron de casa y ella junto a su niña se fueron a vivir con ellos. 

Tras la mudanza de su familia, Elbio pasaba la semana laboral en Mogna, pero el viernes en la tarde buscaba en qué viajar al centro para poder pasar el fin de semana con su esposa y su hija. "En esos tiempos el camino no estaba en buenas condiciones y era casi una travesía cada viaje al pueblo", contó Elbio. 

Sobre su vida en Mogna, el docente contó que era muy sacrificado. No había energía eléctrica, ni agua potable. Lo único con lo que contaba el pueblo era con un dispensario  y la escuela. "Había mucha gente que no recordaba ya ni mi nombre, yo era ``El Maestro`` y me consultaban para casi todo. Claro que siempre hablábamos de la educación de los chicos, pero también me llevaban sus problemas más cotidianos como puede ser una cabra enferma. Uno va creciendo y aprendiendo de todo". 

El docente con el diploma que le entregaron en Mogna

Elbio trabajo en Mogna hasta el año 1984, luego se traslado a Las Tapias y antes de jubilarse educó a adultos en una UEPA en El Médano de Oro. Igualmente el Maestro de Mogna nunca dejó de visitar este pueblo que este lunes le rindió homenaje y le entregó un diploma en el que agradecen el compromiso que siempre tuvo con la comunidad. "Estas son las cosas lindas que me dio la docencia. Es que no se trata sólo de enseñar cosas, sino más bien es entregarse sin egoísmo". 

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?