Publicidad

Mundo > CONTAMINACIÓN

Fiscalía acusa a gobierno de Bolsonaro de omisión frente a derrame de crudo en el nordeste del país

POR REDACCIÓN

18 de octubre de 2019
La fiscalía brasileña acusó hoy al gobierno del presidente Jair Bolsonaro de omisión frente al desastre ambiental provocado por las manchas de petróleo que llegaron a más de 200 playas paradisíacas del noreste del país. "El gobierno federal no está adoptando medidas adecuadas frente al desastre ambiental récord, que afecta a una extensión de 2.100 kilómetros de costa", afirmó el Ministerio Público Federal. La fiscalía exigió a Bolsonaro que ponga en marcha el Plan Nacional de Emergencia para la Contaminación por Petróleo en Agua diseñado por el gobierno de Dilma Rousseff (2010-2016) y advirtió que en caso de que no cumpla habrá una multa de unos 250.000 dólares diarios. "El gobierno de la Unón se encuentra inerte y eficaz", indicó el texto. Miles de voluntarios, con policías de los estados del nordeste y bomberos, disolvían a mano los manchas de petróleo que desde hace tres semanas afectan a los estados de Bahia, Sergipe, Alagoas, Pernambuco, Paraíba, Rio Grande do Norte, Ceará y Maranhao, todos gobernados por la oposición al gobierno de Bolsonaro. Oficialmente, Bolsonaro culpó inicialmente a un "país extranjero" por la contaminación pero en los últimos días estudios de las universidades indicaron que puede tratarse de algún barco petrolero que en alta mar perdió crudo en grandes cantidades. Barriles con crudo de la empresa anglo-holandesa Shell fueron encontrados en el litoral en los últimos días y según los datos que tenían impresos en la chapa pertenecían a empresas de Liberia y de Emiratos Arabes Unidos. Las manchas de crudo llegaron a lugares emblemáticos como Praia do Forte y Salvador, en Bahia, y en Maragogi, cuyas piscinas naturales y el coral son la gran atracción de Alagoas, entre otros.
Publicidad
Publicidad