Publicidad

Judiciales > Exclusivo

Fue condenado por encañonar a su pareja y pidió revisar el fallo judicial

Diego Antonio Valverde fue condenado en febrero por encañonar a su pareja en Chimbas. Ahora pidió revisar el fallo judicial, argumentando que la Justicia manipuló los hechos.

20 de mayo de 2024
Según Valverde, nunca estuvo al tanto que aceptó su culpabilidad en el juicio abreviado. Imagen DIARIO HUARPE.

DIARIO HUARPE llegó hasta el departamento Chimbas, convocado por Diego Antonio Valverde y su pareja. Se trata de un hombre de nacionalidad peruana que fue condenado a dos años de prisión en suspenso, en febrero de este año, mediante un juicio abreviado en la Justicia de San Juan, por haber encañonado a su mujer, quien en ese momento tenía la sospecha de estar embarazada. En diálogo con este medio, tanto el condenado, como su mujer afirmaron que pidieron, con su abogado defensor, formalmente dar marcha atrás con la pena, y aseguraron que el fiscal que trabajó en el caso manipuló los hechos. “Quiero contar la verdadera historia”, dijo la mujer que en el proceso judicial ocupó el lugar de víctima de violencia de género.

Por su parte, Valverde, advirtió que el día del juicio abreviado, no estaba al tanto de lo que estaba aceptando, debido a que se encontraba en estado de shock, porque sufre de claustrofobia, lo que le había causado mareos por el encierro en el que había estado durante la detención. “No soy muy estudiado, me explicaron solamente que se trataba de una formalidad para que yo pudiera salir y que ahí me iban a volver a notificar como iba a seguir el proceso, que no se trataba de ninguna condena. Eso fue lo que me explicaron y lo acepté porque no hubo ninguna agresión a mi esposa. La Policía y el fiscal actuaron de una manera bastante arbitraria”, aseguró.

Publicidad

De acuerdo al expediente judicial que presentó el Ministerio Público Fiscal, representado por el fiscal Cristian Gerarduzzi, en el Sistema Especial de Flagrancia, el miércoles 31 de enero a la noche Valverde, su pareja y otros amigos se habían reunido a cenar. En ese contexto, el hombre se puso a tomar alcohol y se emborrachó. Entrada la madrugada del jueves, cuando se quedaron a solas con la mujer, empezó insultarla y amenazarla.

“Vos no te vas a ir nunca de mi lado. Sos mía, si te vas te voy a secuestrar y te voy a llevar a Bolivia a venderte como puta”, le gritó, a la vez que la tomó de los brazos y la lesionó. También cometió destrozos en la vivienda. Además, sacó un arma de fuego y amenazó con dispararle. Por este motivo fue detenido por personal policial de la Comisaría 17ª",  consta en el expediente.

Según la presunta víctima, el fiscal del caso la "obligó a denunciar" porque iba a "terminar asesinada" por Valverde. Imagen DIARIO HUARPE.

Sobre aquella noche, Valverde describió el incidente como una discusión de pareja, que llevó a los vecinos a llamar a la Policía. Mientras tanto, su pareja, llamada Débora (se reserva el apellido por ser un hecho de violencia de género), minimizó el conflicto a una simplemente discusión de pareja, y dijo que en ningún momento fue amenazada con un arma.

Al repasar lo sucedido aquella noche, Débora explicó a este diario que estaban en su hogar -una casa prefabricada- discutiendo, alrededor de las 2 o 3 de la mañana, y que ella amenazó con irse de la vivienda. Fue en ese momento que los oficiales llegaron alertados por los vecinos y encontraron todo revuelto. Según la víctima, ahora arrepentida de la denuncia, uno de los policías encontró un arma Bersa de 9 milímetros. Si bien la pistola pertenece a Valverde, el hombre demostró que tiene todos los permisos y documentación en regla. “Esa arma la tengo para protección del hogar. Vivimos en una zona complicada y tengo todos los documentos bajo la ley que me acreditan a poder tener esa arma en condición de legítimo usuario”, añadió al relato de Débora, Valverde.

Situación irregular y posible detención

A pesar de que la pareja asegura que los hechos no ocurrieron como lo relató el Ministerio Público Fiscal, la condena sobre Valverde se encuentra vigente. Incluso una de las medidas de coerción dictadas fue la prohibición de acercamiento a la presunta víctima. Sin embargo, esto no se estaría respetando debido a que la pareja convive actualmente en su domicilio, lo que podría llevar a prisión al hombre condenado por la Justicia de San Juan.

Publicidad

La pareja espera dar marcha atrás con la pena a través del Tribunal de Impugnación. Imagen DIARIO HUARPE.

Alertados por DIARIO HUARPE, Valverde dijo que no tenía conocimiento de esta restricción porque no recibió nada por escrito. En tanto su pareja manifestó que conviven porque "se aman" y ella confía en él, aunque haya sido condenado por violencia de género. Débora aseguró que él nunca "ha sido violento con ella ni la ha amenazado con un arma". Según ella, el arma era solo para su seguridad, ya que han sido víctimas de robos en su vecindario.

Al ser consultada de si fue obligada por Valverde a brindar este testimonio, la mujer afirmó que no estaba bajo amenaza y que habló con este diario porque quiere que la verdad salga a la luz. Además añadió que su única intención es que su esposo recupere “su buen nombre y que su moral quede limpia, ya que en todos los medios ha sido presentado como un delincuente, cuando en realidad es un trabajador”.

Publicidad
Más Leídas
Publicidad

ÚLTIMAS NOTICIAS