Publicidad

Provinciales > Efeméride gastronómica

Día de la cerveza: el "boom" artesanal que no para de crecer en San Juan

Ya sea como consumo personal, estilo de vida o emprendimiento laboral, aquí vas a conocer los mejores secretos del mundo birrero, en las palabras de un especializado en la materia.

05 de agosto de 2022

La cerveza siempre fue una bebida popular en todo el mundo, pero en los últimos años su versión artesanal provocó un "boom" en San Juan y en otras partes del país. Por eso, en el Día Internacional de la Cerveza, DIARIO HUARPE pasó por Cervecería Cumbre, una de las fábricas que comenzó a expandirse en los últimos años, para conocer el proceso de su elaboración, las variedades, entre otros secretos que esconde este nuevo mundo que vino a replantearle la receta a la birra industrial.

El proceso de hacer cerveza una vez que se tienen todos los materiales conlleva entre dos a tres semanas, dependiendo de la variedad o el grado al que se desee llegar. Todos los ingredientes necesarios para su elaboración se consiguen fácilmente en cualquier proveedor, incluso se consigue el "kit" del estilo que se requiera. Sin dudas, una propuesta tentadora para emprender y convertirla en un ritual de amigos. Cocinar, vivir el proceso y luego juntarse para degustarla es parte del proceso de cómo surgieron algunos emprendimientos en la provincia.

Publicidad

Las cervezas artesanales en San Juan siguen creciendo desde hace cinco años o más. Imagen DIARIO HUARPE.

“Con un poco de esto y un poco de aquello”, así nació Cerveza Cumbre, explicó Mauricio Díaz, uno de sus socios. Hace siete años, él se unió con su socio y su esposa a lo que primero era un simple microemprendimiento y luego, con el paso del tiempo, se transformó en una de las fábricas distribuidoras de cerveza artesanal que tiene la provincia.

Ser un maestro cervecero requiere de paciencia y constancia. Esto tiene que ver con que hay que ser consciente de que lo que se está elaborando es un producto artesanal. Por esto, el proceso va acompañado de personas que prueban el producto, supervisan la elaboración y toman decisiones para ajustar la receta, como así también el momento exacto en el que la preparación está lista para “darle frío”, cuándo cambiar las condiciones del agua, etc.

“No creo que la cerveza artesanal haya llegado para desplazar a la industrial. Pero sí les propuso que se replantearan sus estilos. Por lo general, el sanjuanino que elige la birra artesanal lo hace porque tiene más cuerpo. La industrial se había quedado en la venta de la misma cerveza y ahora hay marcas que se replantearon estrategias con sabores diferentes que le puedan competir a la cerveza artesanal. La gente se animó a probar cosas diferentes y nos sigue eligiendo”, indicó el socio de Cumbre.

No se trata simplemente de ser una bebida ligera y fácil de tomar, sino que también propone una variedad casi infinita que nos invita a descubrir estilos de todo el mundo. La base de la receta de cerveza contiene agua, malta, lúpulo (responsable del aroma, amargor y sabor), levadura y algo de paciencia, porque el procedimiento requiere varias etapas, desde el macerado hasta el embotellado. APA, Kolsh, Scottish, IPA, IPA Session y Stout, son algunas de las alternativas que ofrece Cumbre. Según las palabras de Díaz, las IPA son las más requeridas, pero algunos problemas para importar algunos de sus ingredientes los llevó a elaborar una IPA Session que contiene ingredientes más nacionales.

La principal diferencia que radica entre la cerveza artesanal y la industrial está en el tratamiento que se le da a la materia prima durante el proceso de elaboración. Las cervezas artesanales no utilizan ningún aditivo artificial, se elaboran con un proceso muy controlado, desde el molido, la cocción hasta el embotellado o embarrilado. Con mayor precisión, el proceso de elaboración consta de cinco etapas: molienda y maceración, lavado de granos, cocción, fermentación, maduración y acondicionamiento, que en el caso de Cerveza Cumbre la conservan a 1º de temperatura. La molienda se encarga de romper el grano malteado, al punto que su interior quede expuesto a la hidratación en el proceso de macerado.

Publicidad

Si la idea es poner manos a la obra junto a tu familia o amigos para ser parte de la tendencia que se afianza en todo el mundo, estos son los elementos básicos para su elaboración: olla de acero o de aluminio con canilla o llave de paso; falso fondo (o bolsa maceradora); termómetro 0 - 110 °C; balanza (con graduación de a 1 gramo), cuchara espumadera; densímetro y probeta; fermentador; válvula del tipo airlock (trampa de aire); madurador con canilla; botellas; tapadora (puede ser de pie, de mano o de martillo); tapas corona para las botellas y cepillo limpias botellas.

Este boom de la cerveza artesanal hizo que no sólo aparecieran más productores, sino también casas que venden insumos para hacer cervezas y cada vez más estilos. De hecho, algunos de elementos anteriormente mencionados pueden ser provistos cada vez más fácil, desde cualquier punto del país, aunque Cerveza Cumbre también cuenta con la venta de este tipo de insumos, entre otros más.

Cerveza Cumbre ofrece más de cinco variedades en su fábrica. Imagen: DIARIO HUARPE.

Otro punto a tener en cuenta es que, si bien la cerveza es una bebida popularmente aceptada, hay gran cantidad de personas que no encuentran un perfil para disfrutarla. Uno de los tips recomendables es que prueben de varios estilos y cervecerías. Hay mucha gente que no le gusta porque le parece amarga, pero hay una gran cantidad de estilos que son dulces. Algunos recomiendan no empezar por una IPA si el problema es el sabor amargo.

Sin embargo, hay una tendencia que se está empezando a imponer de probar cada vez más colores, perfiles de malta y de aromas de lúpulo. "Al principio la gente venía a probar porque no sabía. Hay tanta variedad entre las cervecerías que la gente va, busca de acuerdo a su paladar y en los grados de alcohol", manifestó.

Futuro cervecero y algo más

Cocinar cerveza abre puertas laborales, proyectos familiares, sociedades con amigos y mucho más. Hay quienes se animan hasta abrir su propio negocio gastronómico basado en la cerveza. También, hay otros que no elaboran, pero sí sueñan con tener su pub de cervecería artesanal multimarca. Este es un negocio que no para de crecer y la posibilidad de ofrecer tantas variantes de cerveza artesanal nacional hace que muchos puedan destacarse. Después de la pandemia que atravesó a todos los sectores, los cerveceros en este momento buscan seguir “sobreviviendo”, a pesar de todos los palos que se presentan con la incertidumbre económica.

“Ojalá la gente siga teniendo plata en el bolsillo para que pueda seguir disfrutando de nuestras cervezas, que nos permitan mantenernos en el mercado. Nosotros empezamos haciendo 200 litros, hoy ese nivel fue superado. El próximo paso sería que podamos tener un barcito o algo más”, cerró uno de los dueños.

Cerveza Cumbre está ubicado en el departamento de Santa Lucía. Imagen: DIARIO HUARPE.

Publicidad
Publicidad