Publicidad

Deportes

"Si no me liberan, me mato": la amenaza de un exbarra de River condenado por asesinato

Este jueves 18 de agosto, River Plate volvió a ser noticia, pero por un hecho que se dió hace más de una década.

Por Mauro Cannizzo
18 de agosto de 2022

Este jueves 18 de agosto, River Plate volvió a ser noticia, pero por un hecho que se dio hace más de una década. Cuando han pasado 15 años del asesinato a Gonzalo Acro, hay novedades. William Schlenker, condenado como instigador y exreferente de Los Borrachos del Tablón, señala a su hermano Alan por los hechos. Además, advierte que si no es liberado en dos años, se quitará la vida en la cárcel.

“Si en dos años no me revisan esta injusticia y me liberan, me mato. Los que asesinaron a Cabezas pasaron ocho años y medio en la cárcel. Lo secuestraron, lo esposaron, lo mataron, lo metieron en un baúl de un auto y lo prendieron fuego. Y la Cámara les bajó la perpetua a 20 años y salieron en ocho y medio (NdR: no fue para todos los implicados y se beneficiaron de la vieja ley del dos por uno). Si yo hubiera formado parte de esa banda ya estaría fuera pero como me llamo Schlenker… ¿Yo que no hice nada voy a salir a la calle cuando tenga 80 años? No. Si no reparan esta injusticia me mato”, partió diciendo Schlenker a Infobae.

Publicidad

Luego, William también advirtió: “¿Vos viste el caso María Martha? Carrascosa se comió 20 años hasta que la Corte dijo que era inocente. ¿Los tipos tiraron una bala por el inodoro, limpiaron la sangre, trucharon el certificado de muerte, no querían que ingresara la Policía y la Corte recibió el caso y le dio la razón? ¿Y el mío ni siquiera lo tratan? Si no sos político o amigo de los jueces no les importa. Te digo más: al Pájaro Cantero que manda a matar a medio Rosario le dan 35 años y a mí perpetua sin una prueba. No es justo”.

Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

Un caso que sigue atormentando a River

"Por culpa de Alan. Si yo hubiera sido el jefe de la barra brava nada de esto habría pasado. Porque jamás habría ido a espiar a Adrián Rousseau y su banda o me hubiera preocupado por ellos. Yo le dije a Alan: “¿Se están juntando de nuevo? Dejalos, si vienen a la cancha los sacamos a trompadas”. Porque yo siempre me peleé mano a mano. Pero no. Tenían que ir a vigilarlos a ver qué hacían como cuando fueron a Don Torcuato, o ir hasta la casa de Adrián para que diera la cara, o juntarse en una pizzería a ver qué pasaba si ellos volvían. Unos tarados", reconoció el exbarra de River Plate.

Para cerrar, dijo: "Para justificar que yo supuestamente quería que mataran a Acro dicen que fue porque él me ganó la pelea en los quinchos. Jaja. Si lo rompí todo esa tarde. ¿Quién dejó de ir a la cancha, él o yo? A mí si me van a condenar por algo es por lesiones, porque a todos los que me enfrenté les inflé la cara. Acro, Adrián, Caverna, todos. Pero matar… No puedo creer lo que estoy viviendo. Yo soy de clase alta y estoy viviendo en la villa, porque ese es mi pabellón en Marcos Paz".

 

Publicidad
Más Leídas
Publicidad