Publicidad

Judiciales > Nene ahogado

Testigos apuntan a un "descuido" de los padres en la muerte de Santiago Furlotti

En el primer día de la audiencia contra el bañero Juan Simón Molina, los testigos y la defensa cargaron contra los padres.

29 de junio de 2022

En el comienzo del juicio contra el guardavidas acusado de actuar con negligencia por no haber evitado la muerte de Santiago Furlotti, el pequeño de 3 años, en el Camping del Foro de Abogados, los testigos aportados por la Fiscalía señalaron que hubo "descuido" por parte de los padres del menor. En ese sentido, la defensa acusó duramente a los progenitores y se cuestionó dónde estaban en el momento previo al fatal desenlace.

Al comienzo de los alegatos, los abogados defensores Leonardo Villalba y Carla Manini adelantaron que solicitaran la absolución del guardavidas Juan Simón Molina porque el menor había quedado solo sin el cuidado de sus padres. En tanto, desde la Fiscalía, a cargo de Adrián Riveros y el ayudante fiscal Cristian Gerarduzzi, manifestaron que buscaran condenar al trabajador con la pena de tres años de prisión condicional e inhabilitación para ejercer el cargo por el doble de tiempo, es decir, seis años. 

Publicidad

Durante el transcurso de la primera jornada del juicio contra el guardavidas Juan Simón Molina declararon cuatro testigos que estuvieron presentes en aquella fatídica tarde del 12 de diciembre del año pasado. Se trata de Paula Frías, María Paula Gallo Pagés, Héctor Nicolás Páez y María Marta Busso Mengual, quienes aportaron su testimonio y coincidieron durante los relatos que Molina Díaz era muy responsable a la hora de cumplir con su tarea laboral desde hace 10 años en el Camping del Foro de Abogados.

En los testimonios aportados se pudo escuchar que los niños menores de 10 años no podían ingresar solo, ya que tenían que estar acompañados de un mayor. En ese contexto, mencionaron que el bañero, ante el mínimo descuido de algún padre, les indicaba que no podían dejar solos a los menores dentro de la pileta.

Asimismo, según los alegatos de la defensa, Santiago sufrió una caída y se fracturó el cuello al golpear contra el borde de la pileta. Esto ocasionó en que se terminara cayendo al agua, mientras el guardavidas le estaba indicando a unos niños que vayan a jugar a un arenero. Fue en ese instante cuando se le acercó otro menor y le dijo que había visto algo en el fondo del agua. Se trataba de Santiago, por este motivo, el bañero rápidamente soltó lo que tenía en mano, se largó a la pileta, para sacarlo y comenzó a asistirlo, al tiempo de solicitar auxilio.

De acuerdo, a lo que manifestaron los testigos, la familia Furlotti no era asidua visitante del camping, ya que según el relato de una de ellas, el lugar no suele estar muy concurrido. “Vivo enfrente del Foro y con mis hijos estamos todos los días. Somos 4 o 5 familias las que nos conocemos. No ubicaba a la familia Furlotti, ellos aparecieron 10 minutos después del hecho. Me di cuenta por los gritos de la mujer”, expresó Busso Mengual, minutos antes de que el juez Alberto Caballero pase a cuarto intermedio para la jornada de este  jueves.

Publicidad

 “¿Qué clase de padres son? ¿Cómo cuidaban a un niño de 3 años sabiendo el peligro al que está expuesto en un camping?", fueron algunas de las preguntas que se repitieron entre la defensa y la familia de Molina Díaz, quienes estuvieron presentes durante la audiencia. El debate se reanudará con el testimonio de más testigos que buscan aportar mayor claridad a la tragedia de Santiago Furlotti que ocurrió el 12 de diciembre del año pasado, en horas de la siesta. Fue trasladado con vida al Hospital Rawson, pero murió dos días después. Sus órganos fueron donados.

Publicidad
Más Leídas
Publicidad