¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

24 C°

Miércoles

18 C° / 33 C°

Jueves

21 C° / 35 C°

Sociedad > Decoración

Tips para organizar el lavadero de casa

El lavadero, ese espacio que no suele está en planes de diseño de casa. Aquí, algunos consejos a tener en cuenta.

POR Laura Cocinero
05 de agosto de 2021

05 de agosto de 2021

El espacio de lavado de la ropa no está contemplado siempre en el diseño de las casas y generalmente termina en lugares poco pensados, es por eso que nos encontramos con el lavarropas en la cocina, el canasto de la ropa sucia que no encuentra lugar y con esto agrega una complejidad más a nuestro día a día. Ya es hora de que este espacio tenga su protagonismo y que no sea pensado como algo meramente de servicio. Podemos a través del diseño y de pequeños truquitos darle un toque especial, otorgándole estilo sin perder la funcionalidad.

Estos tips van a poder aplicarse tanto como para organizar el lavadero desde el momento inicial, como también adaptar o mejorar uno ya existente que cuente con muy poco espacio.

Mueble vertical y guardados ocultos

Pensar en aprovechar el espacio vertical en el lavadero puede resultar una estrategia inteligente a la hora de organizar nuestro espacio. La colocación de muebles hechos a medida y estantes en las paredes despejará la parte del suelo y nos ayudará a mantener un orden y limpieza visual en el lugar.

Estos muebles a medida, son una gran solución ya que no siempre los muebles que están a la venta se adaptan justo a nuestros espacios, quedando a veces espacios de por ejemplo 10 centímetros entre mueble y mesada que terminan siendo desperdiciados.

Estos muebles pueden tener por ejemplo puertas que oculten los artículos de limpieza y otros accesorios de la vista. Nos ayudaran también, con un buen diseño a aprovechar el espacio al máximo pudiendo tener hasta sectores de colgado de ropa, o sectores específicos para guardar elementos un poco más especiales, como por ejemplo cepillos, escobas, etc.

Sobre el lavarropa podemos colocar una mesada lo cual nos dará una vista más limpia del lugar y podremos apoyar cosas sin dañarlo.

Otra opción, cuando no disponemos de un espacio específico donde colocar el lavadero, y termina quedando en nuestras cocinas, podemos optar por ocultarlo mediante puertas o un mueble.

Si no queremos destinar una habitación entera al lavadero, se puede montar en un armario. En este caso la estantería y el aprovechamiento en vertical será clave a la hora del diseño.

Accesorios prácticos

Existen elementos y accesorios que forman parte del proceso de lavado y secado de ropa que pueden entrar en estos espacios de manera práctica y en la mayoría de los casos, si se quiere, oculta.

Tender: el tender ocupa bastante espacio y si no disponemos de un fondo donde podamos destinar el colgado de ropa o un balcón donde colocar uno plegable puede que estemos ante un problema. Sin embargo, hay una infinidad de opciones que se pueden usar en el mismo lavadero adosados a las paredes y plegables. Esto nos permite que, si no está en uso, podamos guardarlo para que no nos estorbe.

Planchadores: debemos elegir una tabla o mesa de plancha acorde con tu altura, la medida estándar que viene es de 90 centímetros, pero se puede diseñar una que se regule. Para que sea cómoda, debe quedarte a la altura de las caderas. Se puede ocultar mediante un mueble por medio de accesorios, o si ya tenés uno, podes diseñar un espacio de guardado específico para este.

Canastos: son súper prácticos para llevar y traer ropa. Se recomienda tener mínimo dos, uno de ropa sucia y otro de ropa limpia. Podemos optar por los de tela que son fáciles de mantener, ya que si se ensucian podemos lavarlos fácilmente. También esta la opción de tener canastos plásticos y si se quiere ocultarlos, en el caso de disponer del espacio bajo la mesada a través de un sistema de apertura abatible o de correderas (como un cajón).

Orden y decoración

Como dijimos al principio de la nota, generalmente al espacio de Lavadero se lo suele olvidar a la hora de la decoración, muchas veces porque no sabemos cómo hacerlo o porque creemos que no es un espacio importante.

La mayoría de los estilos pueden plasmarse y adaptarse a este espacio, sin embargo, lo más común de ver son los colores, blanco, celeste, verde agua, azul, beige. Todas tonalidades claras que transmiten limpieza, un lugar pulcro, etc.

Sin embargo, las excepciones existen y en algunos casos se puede optar por un color más oscuro como grises y azules tirando al negro, verde musgo, etc. Estos aparecen o en los mueble y electrodomésticos o bien, en el tratamiento de las paredes o el piso. Otra buena opción es que solamente la carpintería tenga este shock de color.

En cuanto a texturas y tramas podemos ver muy comúnmente la madera pintada de blanca con un toque vintage. El revestimiento de paredes con cerámicos que simulen ladrillos, pintados de blanco con una superficie lacada, fácil de limpiar y práctico. Madera en tonalidades claras y grisáceas. Si nos animamos a ponerle un poco más de decoración podemos usar revestimientos con diseños geométricos en colores, al igual que en pisos, que sin dudas le dará al lugar un toque especial y personal. Los requerimientos de los pisos son iguales que en la cocina.

Y como toque final en cuanto a objetos nos referimos podemos jugar con los estilos. Podemos optar por algo más minimalista e inclinarnos por cestos de colores blancos que oculten los elementos que contienen. Otra opción muy usada son los cestos de mimbre los cuales darán una calidez y rusticidad al lugar. Los metales y chapas nos llevaran a un estilo más antiguo e industrial.

Otra cosa que podemos hacer también, es decorar con plantas el espacio. Colgándolas en paredes, colocándolas en pequeñas macetas sobre los estantes, en ventanas, etc. Podemos colocar cuadros, adornos acordes a la decoración que hayamos elegido. 

Podemos así también como lo hacemos en baños y cocinas, pasar los artículos de limpieza como por ejemplo jabón y detergentes a recipientes de vidrio o cerámicos con dispenser. Pudiendo tenerlos siempre a mano de una forma más estética.

Y por último y no menos importante es fundamental la buena iluminación y ventilación del espacio para poder realizar tareas como también para el secado de ropa y la prevención de problemas de humedad en el futuro.

Para reportar errores debe estar registrado.

Iniciar sesión

Para Agregar información debe estar registrado.

Iniciar sesión