Publicidad

Yo construyo

Animate a decorar tu casa alquilada

28 de julio de 2022

Sentirse a gusto con la decoración del hogar es fundamental ya que el lugar que habitamos tiene una gran incidencia en nuestras emociones diarias. La dificultad se puede presentar en el caso de que se trate de una vivienda de alquiler temporario, en donde no se tiene tanta libertad a la hora de hacer cambios.

Si bien es cierto que hay algunos impedimentos a la hora de generar remodelaciones, esto no quiere decir que se trate de algo imposible y, por esa razón, a continuación, te detallamos un par de tips para que decores tu hogar sin cambios permanentes y de manera económica. La idea es que puedas lograr esos espacios que querés, sin romper las reglas del propietario del inmueble.

Publicidad

Vida a tus paredes

Antes de realizar cualquier cambio en las paredes, habla con el propietario para conocer qué cambios permite realizarle a su inmueble, si pueden pintarse las paredes, clavar clavos, entre otros, de manera que sepas hasta dónde puedes llegar.

No siempre tendremos la suerte de arrendar una propiedad en perfecto estado, podemos encontrar casos en donde la pintura se encuentra deteriorada o manchada, muros con grietas, marcas o roces, los cuales son detalles que inciden de manera importante en la apariencia de ese ambiente. Por suerte, arreglar estos detalles no es una tarea compleja, existe gran variedad de soluciones que pueden aplicarse.

Recomendamos utilizar tonos claros, de manera que sea fácil volver al color original de ser necesario.

Si decides pintar algunas o todas las paredes, recomendamos utilizar tonos claros, de manera que sea fácil volver al color original de ser necesario, y además estos ayudan a darle más claridad a los ambientes, permitiendo que se vean limpios, grandes e iluminados. Puedes jugar combinando colores en algunas paredes para resaltarlas o bien para remarcar un determinado sector.

Si te gustan los murales es muy buena idea colocar uno en alguna pared o sector de la misma, puedes buscar ideas en internet o utilizar tu creatividad y crear uno desde cero, o sino puedes colocar papeles autoadhesivos, los cuales vienen con gran variedad de colores, texturas y patrones. Estos últimos son muy prácticos ya que son fáciles y rápidos de colocar, además de que pueden retirarse sin dejar rastro. En las zonas húmedas como cocinas y baños, podemos encontrarnos con azulejos anticuados o desgastados, estos también pueden ser cubiertos con adhesivos que te ayudarán a adaptarlos a tu estilo y a mejorar la apariencia de esos espacios.

Publicidad

No nos olvidemos de los cuadros o de piezas de arte, estos pueden ayudarte de manera rápida a tapar algún desperfecto. Debemos saber si podemos clavarlos al muro, y en caso de no tener ese permiso se pueden colocar ganchos adhesivos o tiras adhesivas, los cuales permiten colgar objetos hasta un determinado peso.

Los pisos

 Con los pisos podemos tener situaciones similares que con las paredes, sea que estén desgastados, dañados o simplemente no son de tu estilo y gusto.

Existen varias opciones sencillas, rápidas y no permanentes para este caso. Por un lado, podemos colocar pisos adhesivos, los cuales funcionan de la misma manera que los que se aplican en las paredes, y vienen con una amplia variedad de diseños y hasta simulando distintos materiales.

Los pisos vinílicos son una buena idea para un cambio rápido y económico.

También pueden colocarse pisos de madera flotantes, los cuales no requieren ningún adhesivo ni pegamento, y tampoco deben ser clavados, simplemente se arman sobre una base que se encuentre limpia, estable, seca y plana. Debes cuidar que no haya humedad. Puedes colocar entre el piso existente y el nuevo una espuma niveladora de polietileno, la cual ayuda a reducir las vibraciones y sonidos y le da mayor protección. Algunas recomendaciones para su colocación son: colocarlos en el sentido más largo de ese espacio o paralelo a la ventana en caso de que tenga medidas similares en sus lados, comienza desde el lado opuesto al ingreso, deja unos milímetros de distancia con el muro para que el material se contraiga y dilate con libertad, evitando que se levanten o rajen las tablas, intercala las uniones para dar mejor apariencia y estabilidad, y por último, ten cuidado al limpiarlo, utiliza elementos que no sean abrasivos para ese material.

Los pisos de madera flotante requieren algunos cuidados extra. Se colocan sobre el suelo, sin necesidad de emplear epgamento.

Una opción mucho más sencilla aún que las anteriores, es colocar alfombras, estas ayudan a disimular o darle mejor aspecto al piso, permiten delimitar espacios, y también evitan que el piso (original o nuevo) se dañe por el roce de los distintos muebles o por el calzado. Hay distintas opciones en su uso, pueden colocarse para resaltar, delimitar, proteger o simplemente decorar, y de acuerdo a esto, uno puede elegir su estilo y materialidad.  

Las alfombras ayudan a delimitar espacios.

Renová los muebles

Respecto a los muebles se pueden presentar distintas situaciones. Por un lado, podemos alquilar el inmueble ya amueblado, o simplemente acarrear con los que ya tenemos o heredamos. Cualquiera sea el caso, puede suceder que uno no este conforme con su apariencia, estado o estilo, y no tenemos espacio o dinero para utilizar otros. Esto tiene soluciones.

Si el mueble es propio puede restaurarse, y para esto podemos pintarlo, revestirlo y hasta cambiar sus herrajes. Aunque no lo creas esto puede ayudar a cambiar su apariencia por completo, por más anticuado o desgastado que se vea.

Un viejo mueble puede transformarse totalmente con un poco de pintura y creatividad.

En caso de que el mueble no sea propio, se debe recurrir a un cambio temporal y removible, el cual puede ser mediante vinilos, los cuales pueden ser colocados rápidamente y retirados sin dejar vestigios en el material original.

En la situación de que uno pueda o deba comprar nuevos muebles, recomendamos que estos sean fáciles de armar y desarmar, de manera que no complejice una futura mudanza. Si pueden tener ruedas es mejor para facilitar su desplazamiento y transporte, y en caso de ser elementos con puertas, es preferible que sean corredizas para optimizar el espacio y evitar obstrucciones.

Agrega colores y texturas

Al momento de decorar es necesario lograr un buen equilibrio, no sólo en cantidad y posición de los elementos sino también en la apariencia de estos. Por un lado, se debe saber cómo armonizar los colores, utilizar combinaciones agradables y de tonalidades que ayuden a potenciar los espacios. Si queremos que sean más cálidos o más fríos debemos utilizar tonos acordes a ello. Si el espacio ya posee colores neutros, para equilibrar, se deben colocar objetos de colores fuertes o llamativos, o si este ya tiene un tono fuerte, se deben colocar elementos neutros, de manera que evitemos saturarlo visualmente.

Combinar colores y texturas en su justa medida, para no saturar visualmente el espacio.

Por otro lado, añadir texturas también ayuda a crear espacios más confortables y cálidos. Estas pueden ser aplicadas en los muros, pisos o muebles, o también mediante ciertos elementos como alfombras, cortinas, manteles, almohadones, entre otros. Estas texturas pueden ser táctiles o visuales, pudiendo combinarlas, siempre mientras se mantenga un orden y equilibrio, evitando cargar de manera exagerada el espacio ya que se generaría una sensación opuesta a la que uno busca lograr.

Un detalle sobre esto es que podemos elegir los colores y texturas de acuerdo con las estaciones, combinándolos para generar distintas sensaciones, como por ejemplo colocando pieles en la cama o en el sofá en invierno, o colocando textiles brillantes y frescos en el verano.

Cambia la luminaria

Te recomendamos revisar todas las lámparas del inmueble. Muchas veces nos encontramos que todas ellas son halógenas, las cuales consumen mucha energía lo que cual influye de manera directa en el costo de tus servicios. En este caso te recomendamos cambiarlas por lámparas LED las cuales tienen muy bajo consumo por lo tanto te ayudarán a reducir tu gasto eléctrico. Además, esta clase de focos permiten tener una luz uniforme lo cual es óptimo para proteger nuestra vista.

La luminaria es muy decorativa y es fácil de desinstalar ara llevar a otra vivienda.

Además de hacer un cambio para reducir el consumo, también puedes colocar distintos diseños y tipos de lámparas que ayuden a realzar la visual de tus espacios en los distintos momentos del día. Estas podrás llevártelas contigo el día que te mudes nuevamente.

Agrega naturaleza

Por último, no te olvides de colocar plantas y arreglos florales en los distintos ambientes de tu hogar, ya que estos ayudan a darle mayor vida y color a estos espacios, además de aportar un aroma natural.

Intenta no exagerar en su cantidad y tamaño, busca adaptarlas a su ubicación de manera que no terminen siendo un estorbo físico ni visual. Existen múltiples maneras de disponerlas, sea sobre muebles, estantes, colgadas, sobre el piso, entre otras.

Las plantas le dan un toque fresco y alegre a cualquier hogar.

Ten en cuenta que la maceta o jarrón donde colocarás esas plantas también funciona como elemento decorativo, así que asegúrate de buscar uno adecuado al estilo que elegirás para tu vivienda, cuidando siempre las proporciones, colores y cantidades, de manera que puedas lograr una composición armoniosa en cada ambiente.

 

    Publicidad
    Más Leídas
    Publicidad