AHORA

6 C°

Jueves

13 C° / 24 C°

Viernes

10 C° / 18 C°

Judiciales > En juicio

César Milani: "Nunca en mi vida torturé, maté ni secuestré a nadie"

El ex jefe del Ejército declaró en el juicio por secuestros y torturas durante la dictadura. Actualmente está detenido en Campo de Mayo. Fue trasladado a La Rioja para participar de la audiencia.

POR REDACCIÓN

17 de mayo de 2019

César Santos Gerardo del Corazón de Jesús Milani comenzó a declarar en el juicio que se le sigue por delitos de lesa humanidad perpetrados en la última dictadura militar. El ex jefe del Ejército es juzgado por el Tribunal Oral Federal de La Rioja por secuestros y torturas.

Poco antes de las 13, Milani hizo su declaración. Es juzgado junto a otros 12 imputados por el secuestro y las torturas que sufrieron en marzo de 1977, durante la última dictadura, Pedro Olivera y su hijo Ramón.

Sin esposas y con ropa de militar, Milani explicó la conformación del Ejército Argentino en aquella época, para que –según dijo– "el Tribunal se de cuenta de la función, la misión y el alcance que tenía un subteniente de 21 años en un brigada", rango que tenía en ese momento.

"Nosotros recibimos las órdenes a través de oficiales de operaciones y los jefe de compañía", dijo Milani y recordó que en el primer hecho del que se lo acusa él estaba de oficial de servicio. "Nunca jamás podría haber dejado el servicio en horas de la madrugada para salir a hacer semejante operativo", añadió.

"¿Podía el subteniente Milani podía ordenarle a Gendarmería nacional, a la Policía de la provincia, al jefe de la cárcel que aloje un detenido porque a mí se me ocurrió?. Evidentemente esto es imposible", agregó Milani, al tiempo que destacó que "el jefe de Policía era un teniente coronel designado por el comandante en jefe del ejército.

“Tengo un profundo respeto por todas las víctimas del gobierno militar, tengo un profundo respeto y tienen toda mi solidaridad porque sé lo que ha pasado, los desaparecidos, las torturas, los tormentos. Le quiero expresar mi solidaridad a la familia Olivera, ahora", dijo el exjefe del Ejército argentino. "El microclima que se vivía, si lo analizo ahora, digo: ¡qué barbaridad!. Nosotros estábamos aterrados de que nos ataquen el cuartel. Si a un jefe de unidad le atacaban o le tomaban el cuartel, le costaba la carrera absolutamente", agregó.

"Nunca en mi vida torturé, maté, secuestré, ni privé de la libertad a nadie, ni cometí ningún acto que podría ser considerado violatorio de los derechos humanos. Mis antecedentes familiares, ideológicos, personales, mi vida, mi sacrificio en el Ejército, y mi lealtad con el pueblo y los soldados lo demuestran", resaltó a continuación, al tiempo que concluyó que "nunca jamás en mi vida hice un procedimiento nocturno con soldados en forma violenta. Yo no tenía cara de nazi. No era mi perfil".

Por último, antes de que las querellas le hicieran preguntas, Milani leyó una carta que le envió la titular de Madres de Plaza de Mayo Hebe de Bonafini: "Querido César, gracias por tu carta y tus hijos y nieta. Todo fue un regalo. Sé que no es fácil el encierro, pero cuando un hombre es libre como vos, no existen los muros. Un abrazo grande". A continuación, una mujer que estaba presenciando el juicio le gritó una cosa al ex jefe del Ejército, y uno de los magistrados la echó de la sala.

Milani, que está detenido en Campo de Mayo, fue trasladado esta semana en un vuelo de Aerolíneas Argentinas y en medio de un fuerte operativo de seguridad un helicóptero de Gendarmería Nacional lo llevó al Regimiento Mecanizado de Infantería 15, donde quedó alojado hasta que vuelva a Buenos Aires.

Fuente: Infobae

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.