AHORA

17 C°

Miercoles

19 C° / 23 C°

Jueves

17 C° / 24 C°

Cómo termina una historia de mal olor y burlas en la Justicia sanjuanina

Se mudan los juzgados Laborales y los de Familia.

La fachada del ex Buci, el edificio principal que abrirá al público el 2 de marzo. (Fotos: Mariano Martin/DARIO HUARPE)

POR Leonardo Domínguez SEGUIR
21 de febrero de 2020

21 de febrero de 2020

Durante años, empleados y justiciables sufrieron el mal estado de las instalaciones de los juzgados Laborales y los de Familia: desde olores nauseabundos por cloacas colapsadas hasta agua de lluvia corriendo por los pasillos, pasando por la prohibición tácita de ingreso a los discapacitados por falta de un elevador o una simple rampa.

Según anunció la Corte de Justicia, todo eso se debería terminar el jueves de la próxima semana con la inauguración de un remozado y amplio edificio céntrico que alquiló el Poder Judicial para mudar a los 2 fueros.

Queda en calle Mitre, antes de General Acha y frente a la Plaza 25 de Mayo, donde operaba el Banco Buci. Tiene 4 pisos y un entrepiso. En los 3.500 metros cuadrados de superficie cuenta con 3 accesos, 2 rampas fijas para las personas con discapacidad, 2 ascensores, oficinas, amplias salas de audiencia, zona de archivos en el subsuelo y renovadas instalaciones de agua, luz y gas.

Ofrece todo para neutralizar las condiciones en las que trabaja actualmente el personal de los juzgados de Familia y los Laborales, que se mueve en muy reducidos espacios, rodeado de expedientes y con escasas medidas de seguridad.

Se trata de uno de los principales e históricos reclamos del gremio judicial, incluso motivó la intervención de la Superintendencia de Riesgos de Trabajo (SRT) y derivó en escándalos.

La potencial solución no es sólo para los empleados sino también para el público y los profesionales litigantes. Si bien no hay una estadística oficial, el secretario de la Unión Judicial, Sebastián López, calculó para DIARIO HUARPE que por esos fueros pasan unas 300 personas por día.

Nadie se olvida de la idea que avaló la vieja Corte de Justicia para atender a heridos en accidentes de trabajo que iban a declarar o firmar a los juzgados Laborales. Como esos organismos funcionan en un edificio obsoleto de calle Laprida, en pleno centro, cuyo único acceso es una larga escalera porque no hay ni rampas ni ascensores, la decisión fue una burla: que las personas discapacitadas en forma temporal o permanente esperen abajo y que los funcionarios judiciales vayan a tomarles audiencia en algún café de la cuadra.

Así es el ingreso del viejo edificio del fuero Laboral. No cuenta con rampa ni elevador.

Sin ir más lejos, la semana pasada colapsó otra vez la cloaca cuyo caño pasa de manera superficial por oficinas y pasillos de los juzgados de Familia, en esas improvisadas instalaciones de Mitre y Jujuy. Hubo que desalojar y la actividad se suspendió 48 horas:

El olor era imposible aguantar ─dijo el gremialista López.

La cloaca de los juzgados de Familia se volvió a tapar este lunes, pero no hizo falta cerrarlo.

En 2016 un organismo técnico puso en evidencia las denuncias de empleados y el gremio judicial: el resultado de una inspección de la SRT fue lapidario para la infraestructura judicial al detectar falencias en cuestiones básicas de seguridad.

En el informe constó que el fuero Laboral y hasta el edificio central del Poder Judicial (Rivadavia y Aberastain) tenían cables pelados, conectores en mal estado, tableros sin protección para evitar contactos directos y falta de puesta a tierra. Además, advirtió que el primero no cuenta con salidas de emergencia y que en ambos la conducción judicial no logró acreditar que el agua de los baños y la cocina no afectaba la salud.

La responsabilidad directa es de la Corte de Justicia, ya que administra el Poder Judicial y se encarga de los inmuebles y su mantenimiento. Según López, “el problema ha ido cambiando a medida que se fue renovando la Corte. Así como criticamos lo que está mal, tenemos que reconocer que esta Corte trabaja para mejorar el tema edilicio”.

Los edificios de calle Laprida y la esquina de Mitre y Jujuy serán desocupados y devueltos a sus dueños. Las estructuras de los juzgados Laborales y de Familia comenzaron a mudarse este viernes al inmueble que está frente a la plaza central de la provincia y se completará aprovechando los feriados de Carnaval de lunes y martes.

Según el cronograma oficial, se ajustarán todos los detalles el próximo miércoles, así el jueves se vuelve a hacer trabajo interno. Finalmente, el lunes 2 de marzo se habilitará la atención al público. Para que la movida no afecte ninguna causa en trámite, la Corte de Justicia sacó esta semana una acordada suspendiendo los plazos de ley.

(Fotos: Mariano Martin/DIARIO HUARPE)

Notas relacionadas

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?