Publicidad

Opinión

Con la era del cobre, que nazca la era de hielo.

Josemaría Avanti, le dijo el gobierno provincial al Grupo Lundin, con la emisión de la Declaración de Impacto Ambiental. Se viene un nuevo mundo productivo, que espero sea también el nacimiento del congelamiento. Veamos.

La emisión de la DIA no es un hecho más, es quizás el más importante en la vida productiva de una mina. La DIA se renueva anualmente, lo que la constituye en el timón de la empresa y el timón social para el control.

Ahora bien, son muchos los aspectos que deberá la empresa tener en cuenta para no cometer errores pasados, que tanto le han costado a la actividad, a las empresas, a los gobiernos de turno y a la pesada “Licencia Social”, que es un hilo muy delgado que puede cortarse en cualquier momento.

Publicidad

Si me piden una opinión de lo realizado por Josemaría, yo diría que está aprobando por necesidad causal que es muy peligroso. Cuando esa causalidad se quiebra, el peligro deja de ser latente y se convierte en real. Eso deben saberlo. Por ejemplo, cuando termine la construcción y una parte importante de la mano de obra quede sin trabajo. ¿Qué pasará con esa licencia?

Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

Josemaría no puede repetir el error pasado de no romper con los supuestos manuales corporativos escritos en estricto inglés, sin tener en cuenta la cultura y la pausa de los Iglesianos y Jachalleros. Es mandatario que el manual corporativo se ajuste a las necesidades sociales, económicas y culturales de nosotros los webones.

Si esto no se hace, el camino a transitar será bastante sinuoso, peligroso y casi mortal.

Por lo demás, el gobierno está marcando rutas transitables para la actividad y eso es positivo, debe acompañarse, pero es necesario olvidarse de la otrora demagogia, quizás necesaria en su momento, para avanzar con pasos firmes.

En su momento, gestión Pichi Saavedra, se hizo un conglomerado de participantes para que opinaran sobre el Informe de Impacto Ambiental. Esto fue saludable para la sensación social, pero perjudicial para los tiempos, porque además no tienen la obligación ni plazos para emitir dictamen. Impera ahí, una legislación urgente para avanzar en los tiempos de emisión de la DIA; miremos Australia.

Publicidad

Podemos decir que ha nacido la Era del Cobre, creímos por mucho tiempo que Pachón sería el padre de esta nueva era, pero todo se convirtió en palabras, hasta la gestión del actual ministro Astudillo que puso acelerador y “fuerza” para apurar a la empresa y ahora Pachón camina.

Pero es necesario que nazca una Nueva Era del Hielo, y congele la seguridad jurídica y la estabilidad fiscal. Es fundamental, casi imprescindible que los sanjuaninos salgamos con fuerza a pedir a la Nación. Esto que se llama seguridad social, seguridad de crecimiento, seguridad de desarrollo, seguridad de vida sana a través del crecimiento socio-económico de toda una comunidad, como lo somos los sanjuaninos.

También, la estabilidad deberá ser operativa, y muchos proveedores locales deberán entender que deben crecer y para eso deben invertir, certificar normas, etc.

Pero además es fundamental que estos empresarios que se golpean el pecho exigiendo localía en las compras de las empresas, también aporten al crecimiento de su comunidad, y no se queden con el “yo pago los sueldos”. Esa actitud hipócrita, es tan maligna como las retenciones o las creaciones de nuevos impuestos; porque son costos que se suman, y en algún momento la ecuación no da, y se baja la persiana. Deben “congelarse” aquellas actitudes de fuerza como cortes de ruta, banderazos, etc. Eso suma “costos ocultos”, pero medibles. Busquemos otra manera.

Cuidado, no tiremos de ese hilo delgado, que no sólo es licencia social; sino costos y tolerancia.

Bienvenida Era del Cobre. Te espero Era del Hielo.