Publicidad

Yo construyo

Decoración: los 10 errores más comunes que debemos evitar

Equivocaciones en el color de la pintura,  el tamaño de los muebles o en el estilo que queremos darle a nuestra casa pueden costarnos tiempo, trabajo y dinero. La arquitecta Laura Cocinero nos da consejos para no fallar.

POR REDACCIÓN

07 de abril de 2022

Decorar el hogar es un proceso interminable, puesto que a casa está en constante cambio para adaptarse a los individuos que la habitan y sus necesidades. Siempre habrá un nuevo mueble, cuadro, espejo, los cuales, en el mejor de los casos, pueden ser necesarios o, de lo contrario, convertirse en un estorbo. Es por esto que debemos tener ciertas precauciones a la hora de decorar para evitar crear un ambiente cargado, con elementos inconexos y poco agradable. A continuación, la arquitecta Laura Cocinero, directora del estudio UNOENCIEN, detalla los 10 errores más comunes en materia de decoración y algunos secretos a tener en cuenta para evitarlos.

Tamaño de los muebles

Un error muy usual se da cuando no tenemos en cuenta las medidas del espacio que vamos a decorar, lo cual resulta en una elección de muebles demasiado pequeños para un lugar amplio, o muy grandes para una habitación reducida. En ambos casos el ambiente no lucirá de manera correcta, viéndose vacío o comprimido. Por esto es fundamental elegir muebles en proporción con nuestros espacios y, luego, distribuirlos de la manera correcta sin abarrotar el lugar.

Publicidad

Error: Muebles pequeños en ambientes grandes.

Mala ubicación de cuadros y espejos

A la hora de decorar las paredes suele surgir la duda sobre cómo y dónde es mejor ubicar los cuadros o espejos. En primera instancia necesitamos que estos no estén ni muy bajos ni muy altos, sino que queden a la altura de la línea de los ojos. Por otro lado, el tamaño se debe tener en cuenta también para evitar generar sensaciones de vacío en caso de que sean pequeños, o para evitar la saturación visual en caso de que sean muy grandes o en mucha cantidad. Es importante siempre lograr un equilibrio en cuanto a proporciones y distancias. 

Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

Error: Saturación de cuadros. Siempre es bueno respetar la regla de los 2/3.A la hora de colocar los cuadros, pensar en que deben ocupar 2/3 de la pared o el mueble al que acompañarán.

Abarrotar estanterías o librerías

Es muy común que en nuestras casas terminemos llenando las bibliotecas y estanterías con todo tipo de objetos por una cuestión de comodidad. En estos casos conviene hacer una limpieza, decidir con qué nos quedamos y qué vendemos o donamos. De esa manera podremos descongestionar un poco nuestras repisas y podremos elegir cómo distribuimos en ellas los libros, fotografías, plantas, y demás objetos que tengamos para lucir.

Error: abarrotar las estanterías de objetos. Produce fatiga visual.Las estanterías y repisas deben tener sólo aquellos objetos que queremos lucir. Los cestos son una buena idea para aquellos que queremos esconder.

Mezcla incorrecta de estilos

Muchas veces nos encontramos con muebles que hemos heredado o que nos han regalado o donado, y sucede que estos no tienen justamente un estilo que combine con el de nuestro hogar. En este caso lo mejor que podemos hacer es ofrecerlos a alguien que los necesite y que realmente los disfrute, de manera que evitemos que caigan en nuestro depósito o que estén en nuestra sala incomodando nuestra visual. Otra opción sería transformar esa pieza para lograr que combine con el espacio, pero solo si esta lo permite. Una manera fácil de "hacer combinar" muebles de diferentes estilos es pintándolos de un mismo color, para que todos sigan una misma línea.

Error: mezcla de estilos sin una línea general.Para unificar muebes de diferentes estilos, puede recurrirse a la pintura.

Decorar sin definir un propósito

Uno de los puntos más importantes a la hora de decorar es definir su propósito, ya que esto condicionará la elección de los muebles y la planificación de los diferentes espacios. Necesitamos hacernos preguntas como: ¿tengo o voy a tener niños? ¿recibo muchas visitas? ¿necesito un espacio de trabajo? ¿necesito espacios para relajarme?  Estos interrogantes nos ayudarán a decidir qué espacios necesito y cómo preciso que sean, a la vez que nos permitirán diseñar un hogar al servicio de nuestra vida y no nos creen una rutina al servicio de nuestro hogar. ¿Qué quiere decir esto? Un claro ejemplo lo dirá todo: en una casa con niños, lo mejor será tapizar sillas o sillones con telas lavables u oscuras, de lo contrario, dedicaremos nuestras vidas a cuidar los muebles de las manchas y no podremos disfrutar a pleno los espacios.

Publicidad

Decorar espacios pensando en su uso nos permitirá vivirlos con comodidad.

Incorrecta colocación y elección de cortinas

Vestir de manera correcta nuestras ventanas es fundamental. El primer error que debemos evitar es elegir telas tupidas que nos opacan completamente la entrada de luz, además de que empequeñecen el espacio. Es recomendable elegir textiles claros, vaporosos, que permitan el ingreso de luz natural pero que a su vez otorguen intimidad al espacio, o utilizar cortinas dobles, en donde el visillo permite el ingreso de luz y la tela opaca da mayor intimidad. Otra cuestión importante que debemos tener en cuenta es la ubicación y la longitud de las cortinas. Se recomienda que se ubiquen cercanas al techo y que caigan hasta el suelo, lo cual ayuda a que el espacio se vea más alto.

Las cortinas hasta el suelo dan elegancia y verticalidad a los espacios.

Mala elección de alfombra

Las alfombras tienen una capacidad importante para absorber ruidos y vibraciones, pero también ayudan a delimitar los espacios, por lo cual tenemos que ser muy cuidadosos a la hora de elegirlas y ubicarlas. En algunos casos podemos utilizar alfombras de tamaños pequeños para destacar o resaltar algo o bien por mera decoración, pero si hablamos de colocarla bajo nuestro juego de living se recomienda que sea más amplia que este para evitar que el espacio se vea pequeño.

La alfombra debe ser mayor o abarcar el juego d eliving.A la hora de elegir la alfombra es necesario pensar en el tamaño de los sillones.

Uso erróneo de texturas

Cuando hablamos de utilizar texturas en la decoración debemos saber que ningún extremo es positivo. Si utilizamos muy pocas texturas el espacio se verá más frío, o bien si utilizamos una sola de manera exagerada, se verá saturado. En cambio, si decidimos combinarlas agregaremos una mayor riqueza visual y le dará más calidez al ambiente, pero debemos tener cuidado de no sobrepasarnos porque sino rompemos con la armonía que intentábamos lograr.

Mezclar demasiadas texturas creará espacios muy abarrotados visualmente.

No armonizar los colores

Armonizar los colores es imprescindible. No debemos pasarnos, ni quedarnos cortos. En espacios amplios con buena luz natural debemos aprovechar para utilizar colores vivos o cálidos, evitando que se vea frío o vacío, pero sin abusar en las combinaciones ya que terminaría siendo molesto visualmente. En espacios reducidos se recomiendan paletas de color más claras para lograr que se vean más amplios, dado que los colores oscuros tienden a reducirlos si no se saben utilizar. Esto no quiere decir que debamos evitarlos, pero sí debemos utilizarlos con cuidado, de manera que aporten riqueza visual sin quitar espacio.

Error: mezclar colores sin usar la paleta cromática como guía.

Falta de planificación de la luz

No planificar la luz natural o artificial es un error muy grave en la arquitectura y diseño de interiores que terminan perjudicando la decoración del hogar. En primera instancia, es primordial el ingreso de luz natural por cuestiones económicas, sustentables y estéticas. Además de que se debe planear la decoración en función de esta para aprovecharla de la mejor manera. Y en segunda instancia, no debemos descuidar, tampoco, el diseño de la luz artificial, tanto en ubicación, cantidad, tonalidades, tamaños y tipos. Esto nos ayudará a crear una atmósfera agradable, evitando caer en espacios oscuros, reducidos e incómodos visualmente.

Aprovechar la luz natural con ventanas o tragaluces nos ayudará a reducir costos en iluminación.

    Publicidad
    Más Leídas
    Publicidad