Publicidad

Cultura y Espectáculos > Por el mundo

Cultura en San Juan: Francisco Castro, el bailarín sanjuanino que llegó hasta Egipto gracias a la danza

Todo comenzó gracias a una audición online que le permitió viajar a conocer otras culturales.

19 de enero de 2023

Cuando se lucha por los sueños y se busca cumplir con los objetivos, el mundo termina conspirando a favor. Francisco Castro es un bailarín sanjuanino que estuvo ejerciendo su labor artística para una empresa de entretenimientos en Vietnam y actualmente se encuentra viviendo en Egipto con una misión: perfeccionarse en su pasión, el baile. DIARIO HUARPE habló con Francisco y contó cómo llegó hasta esos países y su experiencia de trabajar en lugares con tantas diferencias culturales.

Francisco Castro tiene 24 años y descubrió su amor por la danza a los 16 años cuando se unió a una murga de la Ciudad de San Juan. “Siempre me había gustado, pero nunca me animé a hacer algo hasta ese momento”, contó. Desde ahí comenzó un trayecto de pleno crecimiento en su carrera. Tomó clases de ballet, danza contemporánea, hip hop y más adelante se especializó en Buenos Aires a partir de diferentes actividades de formación.

Publicidad

Sus viajes lo enriquecieron culturalmente gracias a las nuevas experiencias. Foto: gentileza.

Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

La pandemia lo obligó a regresar a San Juan, donde continuó perfeccionándose en la disciplina que hoy lo hace conocer el mundo. De esta manera, participó en proyectos del Teatro del Bicentenario, la Fiesta Nacional del Sol, estuvo dando clases en institutos, trabajando en boliches con coreografías, entre otros.

Francisco aseguró que siempre está intentando incrementar sus aprendizajes y por eso buscó nuevas oportunidades en otros países. Así fue que se presentó a una audición online para una compañía de entretenimientos de Vietnam y quedó seleccionado. “Empecé hace dos meses cuando me contrató una empresa para trabajar en un evento en la isla Phu Quoc. Eso duró un mes y fue por el aniversario de la firma”, explicó el bailarín sanjuanino.

“En Vietnam con la gente que conversamos fue agradable. Ellos tienen una formación distinta. Hay mucha población y viven en una forma que para nosotros sería hacinamiento, pero es su manera de vivir. Es que viven muchas personas en una casa. Son muy trabajadores y nos alojamos en una ciudad nueva”, continuó relatando.

Cuando finalizó su estadía por Vietnam, Francisco quiso ir por más y consiguió trabajo en Egipto, en la famosa ciudad de El Cairo. “Justo me estuve contactando con personas que trabajan en otros lugares, me comentaron de Egipto y me ofrecieron un contrato de enero a marzo para hacer shows en un club que pertenece a un hotel. Hay muchas propuestas laborales aquí”, contó. También trabajó en un flashmob, una publicidad y aseguró que tiene ofrecimientos para participar en un concurso de talentos.

Publicidad

Francisco quiere continuar viajando de la mano del baile. Foto: gentileza.

Agregó que la vida en el país africano es bastante barata y accesible, lo que permite tener una economía doméstica tranquila. Respecto a las diferencias culturales, expresó: “La mayoría de las mujeres usan el velo y hay que tener cierto cuidado con demostraciones de afecto en la calle. Son otras reglas culturales y creencias”.

“Estoy adaptándome porque no estoy hace mucho tiempo. Son amables y todos me felicitaron por el Mundial. Mencionan a Messi y te dicen 'congratulation' por la copa”, siguió refiriéndose sobre el trato de los egipcios.

Ahora Francisco está concentrado en cumplir con los compromisos asumidos, pero quiere continuar viajando y acumular más aventuras y vivencias.  “Concluiré con mis contratos y veré qué otras oportunidades surgen porque la verdad es hermoso conocer nueva gente y aprender de las culturas”, finalizó.

Publicidad
Más Leídas
Publicidad