¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

30 C°

Viernes

18 C° / 35 C°

Sábado

19 C° / 35 C°

Provinciales > Video

El dolor de los que perdieron todo tras el temblor

Este diario recorrió el sur provincial en las zonas afectadas por el terremoto que tuvo una magnitud de 6.4. 

POR Daniela Jácamo
19 de enero de 2021

19 de enero de 2021

Eran las 23,46 de este lunes 18 de enero cuando un sismo con una magnitud de 6,4 sacudió a todo San Juan, el movimiento produjo daños en viviendas y fueron decenas las casas que quedaron en ruinas. 

Horas después del temblor muchas personas que perdieron todo comenzaron a remover los escombros como buscando ver con sus propios ojos que no ha quedado nada en pie. 

Algunos lloraban en silencio, otros se movían con velocidad como tratando de pasar por el más trance de una vez, además también hubo otras personas que se limitaron a decir que no podían creer lo que había pasado y que no sabían cómo iban a hacer para empezar de nuevo. 

Mario Nazer era el dueño del bar La Rinconada en la zona de calle 14 y Aberastain, tras el temblor el hombre perdió todo el negocio que supo fundar su abuelo en 1927. El hombre contó que alcanzó a salir hasta su casa y el temblor lo encontró en el dormitorio con su mujer. "Nos arrodillamos a esperar a que pasara", contó el hombre que espera poder reconstruir su negocio que es todo un punto de encuentro para la comunidad de la zona. 

Tamara Gez, una chica de 24 años que vive junto a su marido y sus hijas en la calle Aberastain y calle 15 contó que cuando llegó el temblor se cortó la luz y no podía dar con sus hijas en medio de los gritos y la desesperación comenzó a gritar para encontrarlas, su marido las halló y logró abrazarlas. En ese momento la joven madre se cayó al piso, "me lastime la cara y la rodilla me caí", dijo la joven. 

"En dos segundos se cayó todo, no quedó nada, perdimos lo que ganamos con sacrificio durante 5 años", aseguró la joven mientras ayudaba a su marido a sacar lo que quedó de los muebles. 

María Silvina Fuentes, una mujer de 50 años que contó que ella recuerda el terremoto de 1977 contó que ella pensó que sus hijos y nietos no iban a tener que vivir un terremoto. "Era una desesperación los niños llorando", contó.

Marina Maza es viuda y cría sola a sus 4 hijos  de 4, 14, 17 y 19 años "lo único que atiné fue a sacar a los niños los abrace y digo, bueno que sea lo que Dios Quiera. Las cosas son materiales, se reponen, pero la vida no", aseguró la mujer que perdió gran parte de su casa en la Colonia Norte en Sarmiento.   

Historia de terremoto

Fotos y video: Mariano Martín y Sergio Leiva / DIARIO HUARPE. 

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.