AHORA

11 C°

Miercoles

7 C° / 22 C°

Jueves

9 C° / 24 C°

El Gobierno envió el proyecto de ley para reperfilar los plazos de la deuda

El proyecto incluye la cláusula de acción colectiva para el conjunto de bonos emitidos bajo legislación nacional. Es clave para evitar que aparezcan los holdouts.

POR REDACCIÓN

19 de septiembre de 2019

Con algunas semanas de demora, necesarias para poder negociar con la oposición, el Gobierno finalmente envió al Congreso el proyecto de ley que sienta las bases para el reperfilamiento de la deuda pública bajo legislación local, que suma unos US$32.000 millones.

La iniciativa, que ingresó a la Cámara de Diputados esta tarde, no incluye una propuesta de reestructuración de estos títulos bajo ley argentina de mediano y largo plazo, sino que sienta las bases para que posteriormente el Ejecutivo convoque a los acreedores y comience a negociar la oferta.

El principal artículo del proyecto incorpora a estos bonos la Cláusula de Acción Colectiva que sí tienen los de legislación extranjera, y que establece que si el 66% de los bonistas acepta la propuesta de reperfilamiento, el resto debe acatar, con un mínimo de 50% por especie. De esta manera, se busca evitar que surjan los famosos holdouts, aseguran en Economía.

En Hacienda indican que el proyecto está negociado con la oposición, pero omitieron hablar de plazos de aprobación. Aspiran a que sea pronto para poder encarar cuanto antes una discusión con los acreedores. Antes de eso, podría haber sondeos en base a un borrador de propuesta que comenzaron a esbozar los funcionarios del equipo de Hernán Lacunza, pero nada formal.

Si bien no dejaron trascender la idea de la propuesta, en Hacienda afirmaron que el problema hoy es de plazos, por lo que se infiere que se está pensando en una extensión "amigable", no es un cambio en las condiciones de los bonos. "La Argentina no tiene un problema de solvencia, pero sí de liquidez", afirmó una fuente del Palacio de Hacienda.

En el Gobierno creen que con esas características, si bien se abrirá claramente una negociación, los bonistas (la mayoría son grandes fondos) deberían aceptar el reperfilamiento, ya que hoy los precios de los títulos están descontando una reestructuración muy agresiva. "Hay que dar una señal hacia el futuro. Los precios muestran que hay mucha incertidumbre y con esto vamos hacia un mecanismo racional", señalaron en Economía.

Actualmente, la deuda pública bruta total asciende a unos US$307.000 millones, de los cuales US$113.000 millones corresponden a títulos con privados. De este total, US$48.000 millones son de bonos bajo legislación local y US$65.000 millones, bajo ley extranjera. A su vez, de los primeros, quedan US$32.000 millones si se les restan las Letes y Lecap ya reperfiladas.

Por otra parte, la deuda con organismos internacionales (FMI, Banco Mundial, BID) asciende a US$67.600 millones, dentro de los cuales también se incluyen unos US$1.900 millones que todavía resta pagarle al Club de París.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?