Publicidad

Provinciales > Propina ¿sí o no?

¿El uso de billeteras virtuales cambió la forma de colaborar con los mozos?

Cada vez son más las personas que eligen dejar de lado el dinero en efectivo y manejarse solamente con medios electrónicos.

19 de septiembre de 2022

Sin dudas la pandemia fue uno de los eventos mundiales que alteró un sinfín de cosas que antes del confinamiento eran completamente normales. En pos de cuidar la salud y evitar tener el menor contacto posible con todo aquello que pudiera ser transmisor del coronavirus, los billetes fueron una parte importante. Si bien las billeteras virtuales y el uso del débito ya formaban parte de la economía de un sector, el número aumentó considerablemente desde el 2020 y con ello, la manera de pagar lo que se consume en un café o un bar.

En muchos comercios gastronómicos es muy común ver que a la hora de pagar, muchas personas optan por hacerlo de manera virtual, pero ¿qué sucede con la propina? Para los mozos, en algunos casos, esto significa un problema, ya que la cuenta bancaria está a nombre de los dueños del lugar. 

Publicidad

"Nosotros nos manejamos solamente con propina en efectivo, porque las cuentas están a nombre de los dueños. Le explicamos a la gente que no se puede, que preferimos el dinero en el momento. De todas maneras, los clientes evolucionaron mucho en ese sentido, entienden que la propina es vital para todos los trabajadores, no sólo para los que estamos atendiendo mesas", dijo Federico Cossi, empleado de un café céntrico a DIARIO HUARPE

Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

El trabajador explicó que ellos aún conservan la modalidad de fondo común, es decir, que toda la propina recaudada en el día se reparte por igual entre todos. "Esto nos obliga a trabajar en equipo, porque tanto los mozos como los cocineros son partícipes y tratamos de dar el mejor servicio", afirmó.

En una línea similar, otro de los trabajadores del sector explicó que ellos prefieren no recibir medios virtuales. "Si el cliente no puede dejarnos algo porque no trajo efectivo, nos conformamos con un gracias y sentir que se fueron conformes con la atención. No optamos por los pagos digitales, porque de esa manera no podemos hacer la división de propinas. Aún tenemos el baldecito de propinas, donde dejamos todo y allí repartimos para los mozos y los que están en cocina, no hacemos diferencia porque todos nos esforzamos por igual", dijo Facundo Vega, mozo de un conocido lugar de licuados. 

A su vez, explicó que para ellos es parte importante de su sueldo y que ya tienen identificados los días del mes en los que saben que la recaudación va a ser significativa. "Generalmente, la gente llega más los primeros días del mes, pero muchas veces eso no significa que haya más ganancias. Nos pasó que tuvimos mejores semanas casi a fin de mes. Lo que sí cambio es que la gente entendió que la propina es una diferencia en nuestro sueldo", añadió. 

Publicidad

En otros comercios, la realidad es diferente y la ganancia de propinas no siempre es suficiente. "En este café las propinas no están sugeridas, son a voluntad y muchas veces, con el pago a través de billeteras virtuales o débito, nos desfavorece, porque si la gente quiere poner propina y total en un mismo pago es dinero que no vemos, es poca la gente que maneja efectivo", dijo Matías Álvarez, encargado de un café céntrico. 

Para el joven, la actual situación económica se notó en las últimas semanas y la gente también cambió en función de eso. "Muchos entienden que todo subió y si antes nos dejaban $50, ahora nos dejan $100, pero otros tantos eligen no dejar, como dije, es a voluntad", indicó. 

De los lugares recorridos por este medio, solo uno de ellos reconoció que si bien no es lo que manejan habitualmente, si el cliente se los propone lo aceptan. "No deberíamos, porque los dueños no te dejan, pero si lo envían a las cuentas de ellos es dinero que no se nos reintegran. Igual siempre preferimos que sea en efectivo para evitar problemas", contó Alexis Mercado, mozo de un importante café del microcentro.

Publicidad
Más Leídas
Publicidad