¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

18 C°

Viernes

19 C° / 31 C°

Sábado

20 C° / 33 C°

Elegí tus cortinas de manera inteligente

Aunque son un elemento decorativo importante, elegirlas sólo por su aspecto estético puede llevarnos a cometer errores que luego se convierten en verdaderos dolores de cabeza.

Los colores neutros permiten jugar con las texturas de las telas.

POR REDACCIÓN

21 de octubre de 2021

No caben dudas de que las cortinas son un elemento decorativo más en la casa y que, incluso, pueden convertirse en el punto focal de una habitación. A pesar de esto, elegirlas sólo por su aspecto estético puede llevarnos a cometer errores que luego se convierten en verdaderos dolores de cabeza. ¿Alguna vez te pasó que, en días de viento, la cortina no paraba de hacer ruido al golpear contra la ventana? Bueno, probablemente este problema se deba a una mala elección del cortinado. Por esa razón y para que puedas decidir de manera práctica, a continuación, te detallamos algunos tips a tener en cuenta a la hora de elegir las cortinas de casa.

Tipos de ventanas

Consultada al respecto, la arquitecta Laura Cocinero, directora del estudio UNOENCIEN, explica que lo primero a considerar es el tipo de abertura con el que contamos. Es decir, cómo cierra la ventana. Por lo general, son seis los tipos de ventanas más utilizadas en el hogar:

-Fija: no se abre y es común encontrar este tipo de ventanas en esquinas o escaleras.

-Oscilante: abre de manera horizontal. Por lo general, por la parte superior.

-Batiente: Tiene una apertura horizontal. También existen las oscilo-batientes, que combinan los dos tipos gracias a una traba que permite abrirlas de una u otra manera.

-Pivotante: su apertura es hacia el exterior e interior.

-Corredera: es uno de los tipos más comunes, sobre todo cuando se trata de carpintería de aluminio.

-Plegable: sus paños se pliegan y logran una apertura vertical.

Tipos de ventanas según su apertura.

Teniendo en cuenta el tipo de apertura que permite la ventana, horizontal o vertical, será conveniente elegir uno u otro tipo de cortinas. Por ejemplo, en ventanas del tipo batiente con apertura vertical, lo ideal será elegir una cortina que también abra de esa manera, como, por ejemplo, la tradicional con barral y paños. De lo contrario, con una cortina de cierre horizontal, como los estores enrollables, será necesario abrir esta por completo para poder abrir la ventana, perdiendo privacidad y practicidad.

Funcionalidad: la pregunta inicial

Antes de decidirte por un tipo de cortina, es importante pensar en la función del cuarto en la que se incluirá, cuánta luz se desea que entre y qué tanta privacidad se necesita. Otro aspecto a considerar es la vista a través de esa abertura y si se quiere camuflar o realzar.

En este sentido, la arquitecta recomienda jugar con las telas y sus texturas. En el caso de las cortinas tradicionales, siempre es aconsejable instalar doble barral, lo que permitirá colocar una cortina de tela pesada, que tape la luz y oscurezca la habitación (de Pana o Black Out) , y una más liviana, que deje ingresar la luz del sol a la casa pero manteniendo la privacidad (puede ser de alguna gasa o Voile).

Consultada por los colores, Laura Cocinero recomienda los neutros. “Siempre van bien con cualquier tipo de decoración. En diseño, es bueno jugar con el contraste, de colores o texturas, y así darle un toque distinto a este elemento que tanto viste los espacios”, explica la profesional.

Cortina tipo estores esrrollables.

Cortinas, persianas, estores, o paneles

 

Con tantos modelos que existen, es difícil decidirse por un tipo de cortina para cada ventana. Para ayudarte a elegir, a continuación, detallamos las opciones más populares y sus usos más frecuentes.

-Visillos y cortinas: Estos son los dos tipos de cortinas que se han usado tradicionalmente en las ventanas de nuestros hogares. Los visillos suelen estar hechos de telas ligeras o semitransparentes y sirven tanto para decorar como para atenuar la luz que entra por la ventana. Las cortinas de telas de grosores y texturas diferentes pueden usarse por sí solas o como complemento a los visillos. Si buscas una opción decorativa, práctica y que te ahorre en electricidad, combina estos dos tipos de cortinados, así podrás aislar la casa del frío, y en verano evitar que entre demasiado sol para mantener la casa más fresca.

-Persianas: Por ser prácticas en su diseño, las persianas dan un toque moderno y funcional a cualquier habitación. Las hay en una gran variedad de materiales, colores y formas, tanto horizontales como verticales. Su principal ventaja es que te permiten regular fácilmente la intensidad y dirección de la luz. Entre los modelos que hay, las persianas venecianas han aumentado en popularidad en los últimos años, quizá porque son fáciles de limpiar, se ven elegantes y dejan graduar la luz fácilmente.

-Estores: Este tipo de cortina, compuesta por un panel de tela que se pliega y se despliega (o se dobla) verticalmente, es una buena opción para ambientes modernos y espacios pequeños. Si lo deseas, puedes combinarlos con cortinas o visillos.

Suelen venir de tres maneras: enrollables (la tela se enrolla en torno a un tubo central), plegables (la tela se dobla siguiendo las varillas horizontales instaladas en el estor), y paqueto (sin varillas y, por tanto, más fáciles de quitarlas y lavarlas).

“Son perfectas para la oficina y, en casa, hay que tener en cuenta que si lo que se desea es oscurecer totalmente los ambientes, en la siesta sanjuanina, por ejemplo, muchas veces ese cometido es difícil de logar con este tipo de cortinas ya que suele quedar un pequeño espacio entre la ventana y la tela por donde se cuelan los rayos de sol”, explica Laura.

-Bandós y cortinas cortas tipo café: Estos dos modelos decoran la ventana cubriéndola solo parcialmente. Los bandós son bandas de tela decorativa que cubren la parte superior de las cortinas y añaden un toque elegante y formal a la decoración. Las cortinas cortas tipo café, por el contrario, cubren la mitad inferior de la ventana y ofrecen la combinación perfecta de luz y privacidad. Son ideales para usarlas en las ventanas de la cocina o el baño.

-Paneles japoneses: Esta es una opción moderna y minimalista que cada día gana más adeptos, especialmente para vestir ventanales grandes o puertas de vidrio. Se trata simplemente de paneles de tela grandes que se mueven horizontalmente guiados por raíles y que pueden superponerse o encontrarse en el centro. Cada panel es independiente, lo que da la opción de combinar dos paneles diferentes.

Finalmente, un truco a la hora de colgar las cortinas

Dependiendo de dónde cuelgues la cortina, puedes “engañar” a la vista y conseguir que una ventana pequeña parezca más grande. El objetivo es ocultar el marco de la ventana, así que cuelga la cortina de la pared, por encima del marco y cerciórate de que la tela de la cortina cubra totalmente la ventana. Lo ideal es que, si se trata de cortinas con barral, la tela llegue hasta el piso. Aunque en el caso de tener mascotas en casa quizás sea más conveniente que el largo sea menor.

Para reportar errores debe estar registrado.

Iniciar sesión

Para Agregar información debe estar registrado.

Iniciar sesión