Publicidad

Provinciales > Informe

En promedio, el Gobierno destina cerca de $60.000 a las familias que se les quema su casa

En el primer semestre del año la mayor parte de los incendios fue por problemas eléctricos.

28 de julio de 2020

Con el invierno comienza la época en la que hay una mayor cantidad de incendios de viviendas, razón por la que muchas familias pierden o ven en ruinas el lugar en el que vivían. En estas situaciones actúa el Ministerio de Desarrollo Humano que brinda una ayuda económica que puede servir para la compra de mobiliario o para la reconstrucción de la casa.

Cuando el incendio en un hogar comienza, hay personal de la Dirección de Emergencia Social que llega hasta la zona del hecho para brindarles contención a las personas afectadas. En esa misma jornada les entregan camas, colchones y frazadas para que puedan descansar en el domicilio de algún vecino, amigo, familiar u otra persona en la que puedan pasar la noche.

Publicidad

Hay una segunda ayuda que es económica y es para reparar la construcción dañada o para comprar muebles y volver a equipar el espacio en el que la familia vive. Se brinda después de una evaluación de profesionales del área y se llama manutención, explica a DIARIO HUARPE Sergio Pelaytay, director del área Emergencia Social.

Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

El monto de dinero se define teniendo en cuenta el informe de los Bomberos y de las asistentes sociales que van hasta el lugar en varias ocasiones. Si bien no hay un número exacto, ronda $60.000, aunque puede ser mayor o menor a ese número porque se tienen en cuenta diversos aspectos. Ese monto se recibe dividido en tres meses. Es decir que en el caso de que se otorguen $60.000, los afectados recibirán $20.000 por mes.

“Hemos dado $50.000 o $60.000, depende de los informes y de lo que hayan perdido, pero nos estamos manejando sobre ese dinero”, dice Pelaytay. El número se incrementa cuando las casas son grandes, hay muchos niños, adultos mayores o alguna persona enferma entre sus habitantes.En estos casos el dinero se tramita a través de un expediente en el área y tratan de que esté listo en 35 días como máximo para que las familias afectadas puedan comenzar con la reconstrucción del hogar.

Principales causas: problemas eléctricos

Según el director del área Emergencia Social, las principales causas de los incendios en casas son los problemas eléctricos y esto se puede comprobar con las estadísticas que tienen.

Publicidad

En el primer semestre del 2019 hubo 36 de estos siniestros, 15 de ellos se produjeron por cortocircuitos. En el primer semestre del presente año los incendios en casas bajaron levemente a 33, aunque una mayor cantidad de ellos comenzaron por cortocircuitos: un total de 19.

En este 2020, el mes en el que más incendios de estas características hubo fue junio con un total de 9, aunque julio se encamina a superarlo porque sólo en los primeros 20 días se registraron 9 hechos.

“No es el número que esperábamos, nos asustamos bastante y gracias a Dios han bajado mucho porque llevábamos siete días y seis incendios, casi uno por día, nos alarmamos muchísimo”, se sincera Pelaytay.

Sobre los problemas eléctricos, el director del área de Emergencia Social explica que principalmente se trata de sobrecarga en las zapatillas porque enchufan una gran cantidad de aparatos en una. Hay algunos equipos que necesitan bastante electricidad como las heladeras o los aires acondicionados y cuando se conectan ambas y algún otro como el televisor “termina siendo una causal importante de incendio”.

“Al momento de irse a dormir deben desconectar todo. A veces es mejor ponerse una frazada más, pero dormir en total tranquilidad porque dejan los aparatos prendidos y después ya es tarde, en siete u ocho minutos hay un incendio terrible”, recomienda Pelaytay.

Otros motivos de los incendios en casas

Entre las causas por las que se producen los incendios en viviendas también están las instalaciones eléctricas “básicas”. En esa categoría se incluyen las ocasiones en las que los vecinos se comparten electricidad, cuando los cables no están homologados o son demasiado finos y también cuando las instalaciones están con cinta aisladora.

“Cuando hay sobrecarga se incendian rápidamente esos cables y son largos así que lo que está a su paso lo van quemando”, dice el funcionario.

Entre los motivos de los incendios, el director de Emergencia Social comenta que se encuentra el exceso de confianza de las personas que creen que no va a ocurrir nada en su vivienda. “A veces dejan la ropa secar cerca de un calefactor o una estufa y cuando hay algún movimiento raro, esa ropa se cae en los aparatos y termina en un incendio”, explica.

¿Qué pasa si una familia a la que se le incendió la casa no tiene dónde ir?

Tras ocurrido el incendio en una vivienda, desde la dirección buscan que las familias afectadas tengan contención de un conocido, amigo, vecino o familiar en los que puedan pasar las noches siguientes. Hay ocasiones en las que estas posibilidades no están por lo que estas personas pueden refugiarse en los refugios estatales. Para esos casos está disponible el refugio Papa Francisco, que está en la antigua parte de Urgencias del Hospital Rawson y que actualmente está destinado a hombres en situación de calle. Para las mujeres se encuentra disponible el Hogar Aurora, cuya dirección no se difunde por prevención, debido a que ahí residen víctimas de violencia de género.

No obstante, Pelaytay explica que las familias después de vivir esos siniestros buscan estar unidas y no separarse. “En muy pocos casos nos ha tocado vivir que se hayan ido a un refugio”, cerró el director de Emergencia Social.

Publicidad
Publicidad