AHORA

18 C°

Sábado

16 C° / 28 C°

Domingo

19 C° / 31 C°

Febrero: un mes en el que abundan hechos históricos para la Argentina

Corto y humilde, el mes de febrero ha sido próspero en hechos y acontecimientos relevantes para la historia de nuestro país.

Félix V Lonigro

POR Félix V Lonigro SEGUIR
11 de febrero de 2020

11 de febrero de 2020

En el antiguo calendario romano creado por Rómulo (fundador de Roma en el año 753 a.C.), no existían los meses de enero y febrero. Para los romanos el año solo tenía diez meses y comenzaba en marzo (martius). Al finalizar diciembre (december o mes décimo) comenzaba un período de transición en el que, por no haber ningún tipo de actividad militar ni agrícola, los romanos se dedicaban a realizar ceremonias de purificación del alma.

En el siglo VI a.C., el segundo rey de Roma, Numa Pompilio, hizo una reforma del calendario, agregando dos meses al final de cada año: Januarius, dedicado al dios Jano, y Februarius, que deriva de “februa”, nombre que se le daba a esas ceremonias de purificación que los romanos tenían la costumbre de realizar justamente sobre el final del referido período de transición. Luego, en el segundo siglo antes de Cristo, enero y febrero (januarius y februarius) pasaron adelante y se convirtieron en los dos primeros meses de cada año, los que desde entonces tendrían 355 días.

Pues más allá de ello, febrero es un mes que, en la historia de la Argentina, supo adquirir un relevante protagonismo, particularmente su tercer día.

El 3 de febrero de 1536, Pedro de Mendoza fundaba por primera vez la luego incendiada ciudad de Buenos Aires, que sería refundada cuarenta y cuatro años más tarde por Juan de Garay. El mismo día de 1776 nació, en Murcia, España, Blas Parera Morat, autor de la letra del himno nacional argentino. También un 3 de febrero, pero de 1813, el Regimiento de Granaderos a Caballo creado por José Francisco de San Martín debutaba en la batalla de San Lorenzo, que fue la primera entre las fuerzas patriotas y los realistas españoles, en lo que la historia conoce como “las guerras por la independencia”.

Por último, el 3 de febrero de 1852, el gobernador de Entre Ríos Justo José de Urquiza derrocó a Juan Manuel de Rosas, quien no solo era el gobernador de la provincia de Buenos Aires, sino que además tenía a su cargo la defensa y el manejo de las relaciones exteriores de la Confederación Argentina. Ello ocurrió en la mítica “batalla de Caseros”

Caseros es la más importante y poblada localidad de las quince que integran el municipio de Tres de Febrero. Según el censo realizado en el año 2010, cuenta con algo más de 95.000 habitantes. En el año 1781, las tierras en las que hoy está asentada dicha ciudad fueron adquiridas por Diego Casero, quien las destinó al cultivo de diferentes vegetales y frutas. El dato sirve para explicar el nombre de la localidad, que surge de la deformación del apellido de quien adquirió dicha parcela (Casero), al que popularmente se le agregó una “s”, quedando entonces rebautizada con el nombre “Caseros”.

A raíz de la emblemática batalla, desarrollada en el lugar que hoy ocupa esta urbe, el municipio al que pertenece Caseros, lleva el nombre de la fecha en la que se produjo la batalla: Tres de Febrero.

Desde el punto de vista institucional la batalla de Caseros ha sido relevante, porque constituyó el inicio del proceso que terminó con la organización política y jurídica de la Argentina al amparo de una Constitución. En efecto, derrocado Rosas, Urquiza designó a Alejandro Vicente López y Planes como gobernador provisorio de la provincia de Buenos Aires, y luego convocó a los otros trece gobernadores a una reunión que se celebró en la ciudad de San Nicolás de los Arroyos, ubicada a menos de trescientos kilómetros de la Capital Federal, con el objetivo de iniciar el proceso de organización política del país a través de una Ley Fundamental, que terminó siendo sancionada en la ciudad de Santa Fe, el 1 de mayo del año 1853.

¿Se entiende, entonces, por qué varias localidades tienen calles cuyos nombres son “Tres de Febrero” y por qué existe un emblemático parque en la ciudad de Buenos Aires, al que también se lo conoce con el nombre “Tres de Febrero”? Pues en el caso del Parque Tres de Febrero, ubicado en Palermo y creado en el año 1875 durante la presidencia de Nicolás Remigio Aurelio Avellaneda, lleva ese nombre porque allí Rosas, derrocado precisamente el 3 de febrero de 1852, había tenido su fantástica residencia.

Cinco años antes de la creación de ese parque por Avellaneda, el presidente Sarmiento utilizó el caserón que había pertenecido a Rosas –que para el sanjuanino constituía “el monumento a la barbarie”– para establecer allí la sede del Colegio militar que él mismo había creado. Finalmente, durante la segunda presidencia de Alejo Julio Argentino Roca, la residencia de Rosas fue demolida, como no podía ser de otra manera, el 3 de febrero de 1899.

Pero además de su día “3”, el segundo mes del año ha sido protagonista de otros hechos históricos. Por ejemplo el 8 de febrero de 1826 asumió Bernardino Rivadavia como primer presidente argentino (o por lo menos fue el primero que ejerció el cargo con ese nombre). Si bien no fue un presidente constitucional, asumió el cargo a la luz de la llamada “ley de presidencia” sancionada en el año 1825, y apenas duró dieciséis meses en él.

El 10 de febrero de 1912, durante la presidencia de Roque Sáenz Peña, se sancionó la histórica “ley Sáenz Peña”, en virtud de la cual no solo se aplicó por primera vez el sistema minoritario para la elección de diputados nacionales, sino que además se estableció el voto universal, secreto y obligatorio.

El 14 de febrero de 1820 falleció el notable médico argentino Cosme Mariano Argerich, y el 15 de febrero de 1811 nació Domingo Faustino Sarmiento.

El 18 de febrero de 1800 nació, en el pueblo Amboy (Córdoba), el notable Dámaso Simón Dalmacio Velez Sarsfield, autor del código civil  argentino que rigió hasta el año 2014. Ese mismo día, pero doce años más tarde, el Primer Triunvirato, a pedido de Manuel Belgrano, creó la escarapela nacional con los colores celeste y blanco.

Los días 20 de febrero de 1932 y 1938, asumieron sus respectivas presidencias, Agustín Pedro Justo y Jaime Gerardo Roberto Marcelino María Ortiz.

El 25 de febrero de 1778 nació nada menos que José Francisco de San Martín; y el 27 de febrero de 1812 Manuel Belgrano creó la bandera nacional. También fue en febrero de 1818, el día 25, cuando el Congreso Nacional que en 1816 había declarado la independencia, ya trasladado a Buenos Aires decidió agregarle un sol a la bandera nacional que se utilizaba en los buques de guerra.

Corto y humilde, el mes de febrero ha sido próspero en hechos y acontecimientos relevantes para la historia de nuestro país.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?