¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

27 C°

Domingo

20 C° / 29 C°

Lunes

15 C° / 28 C°

Política > En la mira

Flores insistió en que cometió errores por “desconocimiento” y no delitos

En su defensa, el exjuez dijo incluso que tenía un “desorden mental”. Ahora, el magistrado que lo investiga debe resolver si lo procesa o lo sobresee.

Pablo Flores (a la izquierda), cuando llegaba a la sede del CAVIG para prestar declaración indagatoria. (Foto: Sergio Leiva / DIARIO HUARPE)

POR Leonardo Domínguez SEGUIR
28 de octubre de 2020

28 de octubre de 2020

Como lo había anunciado su abogado defensor, el exjuez Pablo Flores se presentó este miércoles en la Justicia para ser indagado en la causa donde lo acusan de haberle entregado en forma ilegal a un comisario una camioneta secuestrada en un operativo y no hacer nada al darse cuenta de que le daba uso particular. Como lo había dicho en el proceso de destitución en su contra, el exmagistrado negó haber cometido delitos y atribuyó todo a errores producto de su desconocimiento y el “desorden mental” que tenía.

Flores fue juez hasta el mes de agosto, cuando renunció para zafar del Jury de Enjuiciamiento que se disparó en su contra por una serie de anomalías que cometió en el ejercicio de su cargo. Antes se había iniciado una causa penal por los mismos hechos, pero no se lo había podido indagar como sospechosos porque tenía fueros.

Ya sin esa protección, por no ser más juez, fue citado para este 28 de octubre para que dé explicaciones sobre la acusación que pesa sobre él. La fiscal Claudia Salica sostiene que le entregó indebidamente una Toyota Hilux al comisario Gustavo Padilla, que era el jefe del depósito oficial, dejar que la usara para cuestiones personales y no investigar al mismo policía en un caso penal que lo tenía como involucrado. Según la agente del Ministerio Público, queda en evidencia que había relación entre los dos y que el exmagistrado quiso favorecer al uniformado.

Flores no tenía facultades para darle el vehículo a Padilla porque es una cuestión que depende de la Corte de Justicia y si bien el exjuez reconoció esa irregularidad, en la indagatoria aseguró que fue un error y no un delito. Fuentes judiciales revelaron que el acusado señaló que “desconocía” una parte del procedimiento, que era muy “mezquino” a la hora de entregar objetos y que por eso cometió una equivocación.

La audiencia de indagatoria se llevó a cabo en un contexto particular por la pandemia del coronavirus. Se hizo por Zoom, con Flores en la sede del Centro de Abordaje de Violencia Intrafamiliar y de Género (CAVIG), y el juez del caso, Alberto Caballero, y Salica en sus respectivos despachos.

Frente a las preguntas del juez y la fiscal, según las fuentes, Flores reforzó la teoría de “errores” y no una actitud intencional, asegurando que tenía un "desorden mental" por el trabajo extra que le ocasionó ANIVI y Flagrancia y que el Juzgado estaba desordenado por un recambio de personal.

Siempre atribuyendo a esa particular situación personal y del Juzgado que dirigía (era el Segundo de Instrucción), Flores contestó “no me di cuenta” cuando le consultaron por qué no le informó a la Policía sobre la camioneta, para que fuera la misma entidad la que dispusiera qué hacer con el rodado. Todo esto, dicen en Tribunales, atento a que la sesión de vehículos secuestrados en operativos judiciales se hace a instituciones y no a personas.

El exmagistrado también negó haber estado al tanto de que Padilla utilizaba la Toyota Hilux para cosas personales, algo que está prohibido. El exmagistrado, como también lo había dicho en su descargo en el Jury, sostuvo que él como juez no podía andar investigando qué hacen los depositarios judiciales con los bienes que se les entregan temporalmente.

Acerca del supuesto intento por frenar otra investigación penal que había en curso contra Padilla, Flores desechó de plano esa posibilidad y aseguró que el expediente contra el policía nunca quedó cajoneado.

En la formalidad del Código Penal, los hechos que le endilgan al exmagistrado están tipificados como abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público. Ahora, con la acusación fiscal por un lado y la defensa que ensayó Flores por el otro, el juez Caballero tiene que decidir si lo procesa o lo declarar libre de culpa y cargo.

Si Caballero lo procesara y el caso llegara a juicio, Flores quería a tiro de ser condenado con un castigo de prisión. Sin embargo, no iría a la cárcel en forma efectiva porque los dos delitos bajo la lupa son excarcelables.

Dato

Las fuentes contaron que Flores afirmó en la indagatoria que no conocía al comisario Gustavo Padilla, que no lo había visto nunca y que cuando iba al baño de Tribunales, era el comisario el que lo abordaba para hablar con él.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.