Publicidad

Opinión

Gobernante o Estatista. EDUCACIÓN marcará la diferencia

Esta pandemia nos ha mostrado distintos parámetros reales que son críticos en nuestro País; pero nadie se detuvo a analizar en serio la situación para diseñar una salida definitiva y a largo plazo.

Primero la Salud

Es ciertamente real que la prioridad hoy es lo sanitario, y que a dichos del presidente Fernandez, la salud está por encima de lo crudamente económico; decisión que comparto.

También ocupa la realidad cierta, que la economía en lo global se está haciendo trizas, y que en particular muchas empresas morirán en el intento de salvarse, con nula o poca ayuda oficial; que fijó otras prioridades y no está mal, pero toda decisión tiene un efecto negativo, no buscado, pero que llegará.

Publicidad

Si lo trasladáramos al derecho penal, diríamos que el Gobierno es culpable, pero por Culpa en su faz de culpa previsible, y no por Dolo en su modalidad eventual. Dicho en el bar, el gobierno produce la acción, sabe que puede pasar, pero no tiene la decisión mental de provocar el resultado; pero se dará.

Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

 

Empresarios y el verbo pedir

Siempre sostuve que los empresarios no poseen en su diccionario el verbo ofrecer, y que envueltos en su faceta de siempre pedir; hoy están en una encrucijada importante.

Por un lado, aquellos que se salvarán o que inclusive aumentarán sus ganancias: los que pertenecen al selecto grupo de las actividades exceptuadas.

Usted los escuchó hablar? Para nada, están disfrutando del veranito pandémico, y si bien no “piden” tampoco agregaron a su diccionario el verbo ofrecer; salvo donar dos barbijos y cuatro litros de alcohol, que en sentido figurativo no influye para nada.

Publicidad

También es cierto que hay muchas que ya están en coma inducido, y que sus posibilidades de sobrevivir son ínfimas, con ellas poco se puede hacer. Estas ya venían golpeadas por una economía destrozada que dio rienda suelta a la bicicleta financiera y no posibilitando la producción y el consumo.

Y están las otras, las que aún peleando los doce rounds pueden sobrevivir y no fallecer por Nockaut. Estas esperan los créditos de garantía estatal que tardan mucho en llegar, y que los bancos, si aquellos que más se enriquecieron en el último lustro, son los que hoy no quieren aportar riesgo: temen prestarle plata a un moribundo como ven a las empresas hoy.

Aquí me detengo en algo que llama la atención. La agilidad, rapidez y eficiencia con la que se ha movido el Banco Nación con sus cuatro líneas de créditos nacidas a partir de esta emergencia, y en San Juan con su gerente a la cabeza da las explicaciones, y la búsqueda de soluciones eficientes. Espero que este banco de hoy, contagie al que viene y se llene de eficiencia a pesar de tener el pecado de ser público.

Con todo este panorama, el presidente le sacó tarjeta roja a los pedidos de los gobernadores de abrir la economía, y los mandó a trabajar en la conformación de protocolos, como ganando tiempo, el mejor aliado del combate franco contra el bichito chino.

Aquí me detengo nuevamente, los empresarios de distintos sectores pidiendo producir, pero sin ofrecimientos, sin analizar alternativas viables, congruentes y eficientes al final.

El gran problema de abrir la economía y permitir que los comercios abran y las fábricas produzcan, no está básicamente en la gente que estará en contacto en el local comercial o en la nave productiva, sino en el movimiento, llámese TRANSPORTE PUBLICO, el mayor generador de contagio.

Ahí me pregunto, si los empresarios ofrecieran trasladar a sus empleados, no generarían este inconveniente con el transporte público, pero claro, incrementan los costos, etc., etc., ergo; es más fácil pedir, subsidiame Dn. Estado y después vemos.

Ni hablar de esos comerciantes del área textil que tenían a sus empleados trabajando en forma clandestina. Repudiable, esperando cárcel, no merecen una pequeña multa y un trabajito comunitario.

 

La salida definitiva se llama EDUCACIÓN

Cuando escribía esta columna, disfrutaba de un recital de Cat Stevens en el festival de Viña del Mar. Amante de sus canciones sociales y espirituales, yo esperaba sólo Father & Son, y allí me impresionó ver como cantaban los chilenos en inglés todas sus melodías, y me di cuenta de algo; tienen un mayor nivel cultural, aunque nos cueste aceptarlo. A los locutores no les hizo falta traductor, a puro inglés conversaron con el legendario Británico cuya vida está marcada por la música y la caridad.

Los pibes chilenos cuando terminan el cuarto grado, han cubierto la cantidad de horas áulicas que nuestros hijos y nietos lo hacen hasta el séptimo grado o año. Linda diferencia! (Fuente: Universidad Di Tella)

También es cierto, que allí la educación no ha podido taladrar las brechas sociales, y por eso la educación superior es sólo para ricos y millonarios; base de los problemas actuales en donde los más humildes piden a gritos y bombas, poder crecer.

Lo que sabemos desde ya que el bichito de ojos rasgados va a provocar en la Argentina una mayor desigualdad en la educación de los argentinos. Es simple, las escuelas y universidades privadas avanzaron rápidamente en la educación a distancia, lo público hace retumbar la queja de los docentes que están cansados de este “sistema on line” que apenas lleva un mes.

Al final del año, los pobres sabrán menos, porque esto puso de resalto la falta de conectividad global y particular de los estudiantes más humildes.

Aquellas netbooks de conectar igualdad, que estuvieron cargadas de compras corruptas, eran válidas para “conectar” conocimientos y si se hubiera avanzado en ese programa hoy a la escuela pública le sería más fácil trasladar enseñanzas.

El gobierno anterior, quizás sin corrupción conocida al menos en esta área, al mejor estilo de empresa ineficiente, se puso a diagnosticar y medir, y nunca salimos de ahí; destrozando un sistema que hoy sería muy bueno.

Cuando analizamos las causas que motivan la delincuencia, el supuesto error en las elecciones, etc., encontramos en la educación como la causa eficiente de todos los males propios y ajenos.

Luego de tomar una pala de punta y cavar para ver adonde estamos, encuentro algunas cuestiones interesantes que pasaré a mostrar; a saber.

 

Fuente: Ministerio de Educación de la Nación. Documento elaborado en mayo 2003

 

Este es el tiempo en el que vivíamos la falsa “Revolución productiva y el salariazo”, pero que viajábamos al exterior sin problemas con el 1 a 1, y luego con la crisis sobreviniente del 2000; advertimos que la curva de niveles de años de estudio por decil de ingreso, se mantienen para ambos años, casi idénticas.

Esto habla de la poca y nula importancia al sistema educativo; la incongruencia de la revolución productiva con el cierre de las escuelas técnicas, y la incoherencia social en donde nuestro presente de las 60 cuotas era más importante que el futuro de nuestros hijos. Así nos fue.

Además, la brecha entre los ricos y pobres se amplió; o sea que el salariazo no se vio reflejada en la Educación; veamos:

Máximo Nivel Educativo Alcanzado

Diferencias Absolutas entre pobres y no pobres

1995

2002

Sin escolarización

2,1

2,5

Primario Incompleto

11,5

9,9

Primario completo

9,9

14,3

Medio incompleto

1,9

5,6

Medio completo

10

8,5

Superior incompleto

4,7

7,1

Superior completo

10,5

15,7

Totales

50,6

63,6

Fuente: Ministerio de Educación de la Nación.

 

Luego la nueva ley de educación colocó la imposición de la base del 6% del PBI en educación, algo que San Juan se había adelantado 20 años y lo había inserto en la Constitución Provincial; perdón me equivoqué, lo que allí se garantizaba era el piso de presupuesto que debía pasarse al Poder Judicial y al Legislativo; para garantizar una Justicia que fue nefasta, y una legislatura que no brindó soluciones a la altura de estas necesidades.

Es evidente, miramos las necesidades de largo plazo con lentes distintas.

Fuente: Presupuesto Nacional y Provinciales (no se toma el 2018 en adelante por cuanto algunas provincias no informan la consolidación del gasto.)

 

Resultados de las Evaluaciones

En los últimos veinte años, mientras los internautas pasaron de 400 a 4500 millones; en educación tuvimos los siguientes ascensos y descensos:

En la rama inicial hubo un gran salto positivo en el jardín de infantes del orden del 67%, ahora dos de cada tres pequeños van al jardín de 4 años.

En la primaria, el acceso es cercano al 100% y esos guarismos son constantes.

El acceso a la secundaria tuvo mejoras cercanas al 36%, llegando a los 850.287 alumnos en primer año, pero en los últimos desciende a la mitad; he allí el grave problema de la educación: la permanencia en el sistema.

En la actualidad 6 de cada diez terminan en tiempo normal la secundaria, siendo el 2° año el de mayor repitencia. A pesar de lo malo que es el número, en 1998 esta cifra era sólo del 50% los que terminaban la secundaria en el tiempo esperado. Algo se avanzó.

Según los estudios realizados por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), en materia de Educación la Argentina está en la quiebra.

Según los últimos resultados del 2018 la Argentina ha descendido notablemente en el conocimiento de Matemáticas, pero no voy a detenerme en las cuestiones puntuales

Como punto de partida muestro el comportamiento de Argentina versus el resto del mundo analizado. No avanzamos, estamos estancados en casi veinte años

 

Es válido también ver como se mostraron nuestros vecinos, y tendremos otra mirada interesante.

 

En conclusión, un dato no menor: En las escuelas públicas el 57% de los estudiantes del denominado Nivel Social Bajo, apenas tiene conocimientos básicos.

Esto quiere decir, que la pobreza es un ancla para el progreso educativo; por lo tanto, si la Pandemia Covid va a aumentar la pobreza, ergo, se incrementará la ignorancia.

Además, de los que saben algo, está claro que los pibes ricos sabrán más mientras que los pibes pobres sabrán menos; una brecha que si no se actúa rápida, inteligente y responsablemente será cada vez mayor.

 

¿Y San Juan?

Los guarismos provinciales no escapan a los nacionales, y algunos me dirán que no se pueden escapar porque la política educativa es fijada a nivel nacional en un ministerio que no tiene ninguna escuela a cargo; puede ser, pero a medias.

El gobierno provincial podría realizar acciones concretas para avanzar en los niveles de educación, pero para eso miremos como estamos.

Comparado con la media nacional, no estamos bien.

 

Ahora es importante recalcar que San Juan puede hacer mucho, y de esto tengo certeza, porque se hizo con resultados satisfactorios:

  • En el 2016 los que no llegaban a los conocimientos básicos era el 16,1% ahora estamos en la mitad, en el 8%. Es evidente que se trabajó y bien.
  • En los niveles sociales denominados Bajos, son el 30% los que están por debajo del nivel básico.
  • En San Juan, son sólo el 14,1%, es decir que, en San Juan, el problema de la desigualdad fue trabajado, evidencia, incremento de calidad en las escuelas públicas.

Mirando un poco más lejos, se ha logrado lo siguiente:

  • En el nivel Primario, el indicador en esta jurisdicción pasó de 5,2% a 4,0% entre 2011 y 2017 mientras que en el nivel Secundario pasó de 12,6% a 11,6%.
  • La tasa de promoción efectiva es el porcentaje de alumnos matriculados en un grado/año de estudio que se matriculan como alumnos nuevos en el año de estudio inmediato superior el año lectivo siguiente. En el nivel Primario, en la provincia pasó de 92,5% a 95,6% entre 2011 y 2018 mientras que en el nivel Secundario pasó de 68,3% a 72,5%.
  • La tasa de sobreedad en Primaria, es decir, la proporción de estudiantes que cuenta con mayor edad a la que corresponde al año de estudio que cursa, pasó de 29,5% a 16,2% entre 2011 y 2018. En Secundaria pasó de 47,4% a 40,5% en el mismo período.

Según el Observatorio para la Educación, estos guarismos son mejores que la media nacional, por lo que habrá que profundizar ese camino.

San Juan está en condiciones de profundizar estas acciones positivas, de invertir más en Educación para que el 90% del presupuesto ministerial no se vaya solo en sueldos.

Hay que medir, como lo hizo Córdoba y Buenos Aires en el 2018 de manera independiente a la nación y bajo sistema PISA o el crean más conveniente.

Tenemos la capacidad económica de afrontar el crecimiento del sistema educativo para beneficio social.

Para avanzar en Educación deberán darle Pasión, construir la Idea y Contagiar; esto es, INSPIRAR – CONSTRUIR – COMUNICAR; y así darle valor agregado a la Tecnología del Pensamiento.

Esto es una medida a largo plazo, de aquellas que no recolectan votos de manera directa; pero si acaparan la satisfacción del gobernante en convertirse en un estadista que miró más allá de las próximas elecciones.

De todas maneras, se pueden hacer ambas; allí el péndulo en equilibrio, como dice mi querido amigo Alberto Bustelo, que demostrará la inteligencia de los actuales dirigentes: Convertirse en buenos gestores de las políticas públicas y en los grandes diseñadores de un futuro con educación de primer nivel, que nos haga salir de la pobreza, de la delincuencia, del subsidio, etc.

Educar, es la base del futuro cierto y de crecimiento.

Podemos hacerlo. Gestionar la crisis y diseñar el futuro; el desafío que, si así lo quiere, deberá afrontar el gobernador Uñac. Yo lo invito a que lo haga. 

Su diestra educativa De los Ríos, dio muestra que conoce y gestiona. Corrió la corrupción enquistada y modificó status. Por supuesto, a “los de siempre” molestó, pero los resultados están siendo positivos.

Por el lado de la oposición también hay “capaces intelectuales” que también piensan que no todo en política es golpear puertas y caminar los barrios, también es pensar y diseñar; algo que a muchos les queda muy grande.

En definitiva, Sergio Uñac podrá ganar elecciones que es lo que le importa a muchos por supervivencia, pero también podrá estar en la placa del diseño de la política de estado más importante; reitero, la Educación; allí, muchísimos se lo agradecerán.

Hablemos en Serio.