¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

9 C°

Lunes

8 C° / 14 C°

Martes

4 C° / 10 C°

Provinciales > Drama de una familia sanjuanina

Quieren viajar a despedir a su hermano con cáncer a España, pero quedaron varados en Ezeiza

Eduardo Laciar padece un cáncer terminal. Sus hermanos quieren ir para verlo por última vez.

Gino (izquierda) y Sonia (derecha) quedaron varados en Ezeiza y tuvieron que buscar un hotel dado que por protocolo no pueden quedarse. Foto: Gentileza

POR David Silva
05 de mayo de 2021

05 de mayo de 2021

Un sanjuanino con un cáncer terminal en España quiere cumplir su último deseo: ver a su hermano menor y a su hermana mayor. Sin embargo, cuando Sonia Laciar y Marcelo "Gino" Laciar llegaron al aeropuerto de Ezeiza para embarcar con destino a Madrid este miércoles a la 13, no los dejaron abordar. La razón: necesitan un permiso de la Embajada de España para poder ingresar al país europeo y ahora están varados en el aeropuerto.

Eduardo Laciar hace 15 años vive en España con su familia. Ahora, al borde de la muerte, quiere despedirse de sus hermanos. Foto: Gentileza.

Se trata de Eduardo Laciar, el futbolista sanjuanino con trayectoria en la liga local y que hace 15 años se fue a vivir a España en búsqueda de un mejor futuro. En ese país, dirigió varias divisiones en clubes de Marbella. Su hermano, Gino, también reconocido exfutbolista y hoy director técnico en el circuito local. “Lo único que pido es que alguien levante un teléfono. Que alguien por favor nos deje entrar para ver a mi hermano que en sus momentos de lucidez pide por su hermano menor antes de que lo ceden”, dijo a DIARIO HUARPE  al borde del llanto Sonia, la mayor de los tres.

La familia de Eduardo en España, compuesta de cuatro hijos y su esposa, tramitó una invitación para dos personas (sus hermanos), documento que fue avalado por una escribanía pública y el jefe de Eduardo en España. Sin embargo, al llegar a la zona de embarques, les comunicaron desde Madrid que dicho permiso no era válido en estos momentos de pandemia y que necesitaban una autorización de la Embajada de España en Argentina.

Sonia y Gino buscan una respuesta del gobierno y la embajada para viajar en las próximas horas. Foto: Gentileza.

“En estos momentos solo dejan entrar a personas con esa autorización de la embajada y nos mandaron a hacer el trámite vía online pero sabemos que eso tarda.Pedimos por favor que se comuniquen con las embajadas para que nos dejen entrar y ver a mi hermano porque no le queda mucho tiempo y no sabemos cuánto tiempo más va a aguantar mi hermano”, dijo Sonia.

Sonia y Gino llegaron a Aeroparque el martes pasado y se trasladaron hasta Ezeiza donde pasaron la noche en la intemperie con la esperanza de abordar el avión luego haber gastado casi $1 millón en pasajes, otros trámites y con hisopados que solo son válidos por 72 horas para ingresar a Europa.

“Ya perdimos los pasajes de Mendoza-Buenos Aires y tuvimos que volver a comprarlos. Ahora estamos por perder los pasajes a España que cuestan $250.000 cada uno. Gracias a un amigo nos vinimos a un hotel porque no podemos quedaron en el areopuerto”, expresó la hermana, única en condiciones de hablar dado que Gino está “destrozado”, en sus propias palabras.

Ahora, ambos esperan respuestas desde Madrid de donde dijeron que es el único lugar de donde están recibiendo respuestas favorables que avivan la esperanza de poder despedir a su hermano. “Mi cuñada se está moviendo allá para ver qué podemos hacer y es el único lugar de donde estamos recibiendo respuestas. No queremos dinero y sé que nuestro caso no es el único tal vez pero lo único que pido es que levanten un teléfono y me dejen ver a mi hermano otra vez. Vamos a ir hasta las últimas consecuencias.”, cerró Sonia.

Eduardo, quien jugó en San Martin con su hermano, y en Peñarol y Alianza, tiene 45 años. Fue diagnosticado con cáncer de riñón hace cinco años y por esa enfermedad le extirparon uno de esos órganos. Todo parecía una historia del pasado y superación cuando seis meses después descubrió que el cáncer, a pesar de la extirpación, se le había extendido a otros órganos. Tras varias intervenciones, el pasado 9 de abril los médicos le comunicaron a Eduardo que no quedaba más que hacer y que solo le quedaba esperar y paliar su dolor con morfina.

Notas relacionadas

Para reportar errores debe estar registrado.

Iniciar sesión

Para Agregar información debe estar registrado.

Iniciar sesión

Más Leídas