Publicidad

Provinciales > Enojo

Reaccionó violentamente para que atendieran a su papá que se moría en el hospital de Caucete

El hecho ocurrió el domingo al mediodía, cuando los hermanos Gutiérrez llegaron hasta el nosocomio con su padre inconsciente. 

01 de agosto de 2022

La familia Gutiérrez se encontraba a punto de almorzar cuando se dieron cuenta de que un hombre, de 67 años, se encontraba inconsciente. Rápidamente, de manera particular trasladaron al hombre hasta el Hospital César Aguilar para recibir atención inmediata. Tras unos cuantos minutos de espera, uno de los hombres fue en búsqueda del único médico guardia que se encontraba en el lugar. Ante la negativa de la rápida atención del mismo, el sujeto se ofuscó y protagonizó un momento de violencia con la ruptura de vidrios y supuestas agresiones físicas contra los profesionales de la salud. 

"Cuando fui a ver a mi papá, estaba morado y frío, pensamos que estaba muerto", dijo William Gutiérrez a DIARIO HUARPE. La familia estaba por sentarse a la mesa cuando se dieron cuenta de que Víctor Gutiérrez no respondía. "Nos asustamos mucho, por eso lo trasladamos al Hospital César Aguilar, donde nos tomaron los datos y nos dieron que debíamos esperar, incluso en el estado que mi papá estaba", expresó

Publicidad

Parte de los cristales y machas de sangre. Foto: Gentileza

Cuando la familia se encontraba en la sala de espera, los minutos pasaban y la condición del adulto mayor empeoraba. "Nos dijeron que teníamos que esperar, que estaba ocupado. Cuando el guardia de seguridad me dejó pasar hasta donde estaba el médico, vi que estaba almorzando. Con eso estaba ocupado y me dijo que lo esperara", contó William a este medio. 

Sin justificar el accionar, William reconoció que su hermano tuvo un momento de violencia por ver el estado de su padre. "Mi hermano, reaccionó mal y se desquitó con las puertas, que es lo que se ve en el video. No existieron golpes de puño ni agresión física contra el médico, fue sólo la ruptura de vidrios. Es mentira lo que circuló", dijo mientras que aclaraba que lo único que ellos querían era la atención para su padre. 

Dos fueron las puertas que resultaron dañadas. Foto: Gentileza

En ese momento, el hombre contó que llego personal policial, quien dijo que los quisieron detener. "Le dije al agente por qué me quería llevar detenido si no había hecho nada, que sólo se trató de vidrios rotos y que no tenía problemas en reponerlos", mientras que explicaba que en la jornada de hoy supo que la Policía los buscaba nuevamente. 

Víctor, finalmente, logró ser atendido y pudo regresar a su casa. "El médico que supuestamente golpeamos, fue el que terminó atendiendo a mi papá y lo estabilizó. Nosotros sabemos que no estuvo bien lo que hicimos, pero se nos moría mi viejo", dijo Gutiérrez, a la vez que reconocía que estas situaciones de mala atención en el nosocomio no son algo nuevo. "Es una vergüenza como nos tratan", finalizó el hombre.

Publicidad
Más Leídas
Publicidad