¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

15 C°

Viernes

4 C° / 22 C°

Sábado

7 C° / 18 C°

Provinciales > Tienen que operarla

Una mujer denuncia mala praxis de médicos del Hospital Rawson tras sufrir un accidente vial

Nadia Navas indicó que no le limpiaron la herida en uno de sus brazos.

Nadia Navas mientras era trasladada al hospital junto a su hija. Foto: Gonzalo Medina / DIARIO HUARPE.

POR Gustavo Bruni SEGUIR
17 de septiembre de 2020

17 de septiembre de 2020

El jueves 10 de septiembre, Nadia Navas, de 30 años, viajaba junto a su hija de 9 años a bordo de un Fiat Siena. Lo hacía por lateral de Circunvalación, pero al llegar a calle Nuche fue embestida por una camioneta Volkswagen Amarok conducida por un hombre de 82 años.

Tal fue el impacto que el auto dio varios tumbos y quedó dado vuelta, por lo que ambas mujeres tuvieron que ser auxiliadas por personas que pasaban por el lugar. Uno de ellos fue un enfermero que les dio los primeros cuidados a Nadia y a su hija hasta que llegó la ambulancia que las trasladó al Hospital Doctor Guillermo Rawson.  

Para colmo, el temor inicial por el choque y los golpes producto del accidente de tránsito no fueron lo peor para esta joven mamá. Ahora acusa a los médicos del hospital público de una presunta mala praxis.

“Yo me hice un corte en el codo izquierdo, por lo que me revisaron y me hicieron varias placas. En el momento del accidente, un enfermero pasó y me puso un parche en la herida que tenía y con esa gaza llegué al hospital. Cuando me dieron el alta, le pedí al enfermero del hospital que me revisara porque sentía mucho dolor. ‘Esto está florecido ¿no te lo han visto antes?’, me preguntó y llamó a un médico porque necesitaba puntos”, relató Nadia a DIARIO HUARPE.

A continuación, según la narración de la mujer, el médico se retira y el enfermero le dice que había tenido una herida grande con vidrios dentro. “Me dieron el alta, pero no aguantaba más el dolor. Sólo me mandaron a tomar Diclofenac. Al otro día regresé al hospital, pero me dijeron que no me podían atender porque estaban abocados a los pacientes con coronavirus”, siguió.

La mujer tomó la determinación de asistir a la Clínica Mercedario, aun sin tener obra social y pagando la consulta, y allí un médico le colocó un yeso para inmovilizar la zona porque el corte le perjudicó el ligamento del codo.

“Seguía con dolor, pero el médico me pidió dejar de tomar los calmantes para ver cómo reaccionaba mi brazo. La cuestión era que tenía que ir este próximo viernes, pero el dolor se me profundizó y hoy (por este miércoles) volví a la clínica. Sentía el brazo caliente y tenía hinchado. Me hicieron una ecografía y descubrieron que tengo restos de vidrios y de arena, por lo que me tienen que operar de urgencia”, indicó.

Nadia es peluquera, pero por la pandemia no trabaja desde abril. Su marido traslada a chicos a la escuela y tampoco está trabajando. Ambos elaboran cosas dulces para salir a vender y así sostenerse económicamente. Por eso gracias a la voluntad de amigos que les prestaron plata pudieron juntar $40.000 para la cirugía que está programada para este jueves a las 15.30 horas.

“Busqué la posibilidad de operarme en el Hospital Rawson, pero me dijeron que no hay traumatólogo y que no era una urgencia. Como tengo conocidos pude conseguir que esta tarde me viera un médico en el mismo hospital. Como no tengo fisura, sino sólo seis puntos una médica me dijo que podían operarme a las 3 de la madrugada. Luego, otros dos médicos me indagaron sobre si era pariente de la persona que me recomendó ir y como dije que no, me contestaron que ‘no era tanto’ el parentesco y de inmediato que no me iban a hacer la cirugía”, narró.

Finalmente, Nadia se operará en la parte privada, pero denuncia que los médicos incurrieron en una mala praxis desde el primer momento de su caso. “Estoy mal, me tirita todo el cuerpo. No puede quedar mi caso así”, afirmó entre lágrimas.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.