¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

25 C°

Domingo

11 C° / 31 C°

Lunes

15 C° / 38 C°

Judiciales > Audiencia en Tribunales

El hijo que mató a su padre en Rawson pasará ocho meses detenido en el penal a la espera del juicio

Fiscalía dijo que el joven cometió el hecho bajo los efectos del alcohol y las drogas. 

El joven no declaró. Foto: gentileza.

POR Facundo Merenda
21 de junio de 2021

21 de junio de 2021

En miras a esclarecer un hecho de sangre, la Justicia convocó para este lunes – tal como lo adelantó DIARIO HUARPE – a la audiencia de formalización de la detención de Jonathan Vega, un joven de 22 años acusado de provocarle la muerte a su padre Ernesto José Vega, de 46 años. En este encuentro, que se realizó en Tribunales, el Ministerio Público Fiscal relató que las pericias determinaron que el imputado estaba bajo los efectos del alcohol y las drogas cuando cometió el hecho la madrugada del sábado 19 de junio. El implicado deberá pasar ocho meses en el penal de Chimbas hasta que se resuelva su situación procesal. 

Los fiscales, encabezados por Adrián Riveros, detallaron que Vega (h) tenía 0.62 de alcohol en sangre y del resultado de la prueba de orina se desprende la presencia de estupefacientes relacionados con el insumo de cannabis. Creen que esto fue clave para potenciar sus sentidos.

Al mismo tiempo, sostienen que el imputado tenía bronca acumulada porque horas antes se desató una pelea en el interior de la vivienda con algunos compañeros de trabajo de su padre que fueron hasta allí para ver el partido de Argentina y Uruguay por la Copa América. Los muchachos hicieron un asado y cerca de la 1 de la madrugada uno de los presentes se trenzó a golpes con Jonathan. Ahí intervino su papá quien frenó la escalada de violencia, pero recibió serias amenazas de muerte por parte del veinteañero.

Luego de la pelea con el compañero de trabajo, fue un vecino quien alertó al 911 debido al escándalo y la violación a las medidas sanitarias impuestas para frenar el avance del Covid-19. Cuando los efectivos llegaron, los amigos de Vega (p) se retiraron del lugar.

Es ahí cuando, puertas adentro, se inició una acalorada discusión entre padre e hijo. El más joven de los Vega le pegó una trompada que le impactó en la región izquierda de la cabeza. Esto hizo que pegara contra la pared y cayera desmayado al piso. La autopsia reveló que tenía dos hematomas de siete y dos centímetros en la zona parietal media. Lo que significó una muerte violenta por la hemorragia cerebral traumática causada.  

Los intentos de reanimarlo fueron un fracaso. La madre, Graciela Díaz, llamó al 911. “¿Qué hiciste? ¿Por qué lo hiciste?”, le retrucaba a su hijo. Esta vez, la mujer les informaba a los efectivos que su marido estaba sin signos vitales tendido sobre el suelo de la vivienda a la cual habían acudido hace instante para disipar el encuentro clandestino. Rápidamente llamaron a la ambulancia, pero no pudieron hacer nada para salvarlo.  

En este lugar se produjo la violenta disusión que llevó a la muerte del hombre. Foto: DIARIO HUARPE.

El fiscal Riveros mencionó que “el golpe de puño no tenía la idoneidad de causarle la muerte, no fue voluntaria, pero fue lo que le causó la caída y lo que posteriormente le causara la hemorragia que es causal del fallecimiento”. Con esta afirmación pidió que la causa se caratule como homicidio preterintencional agravado por el vínculo, es decir, si bien lo mató su fin no era ese, sino causarle un daño. Esto está contemplado en el artículo 81 inciso 1. Lo que llevaría a Vega (h) a que esté 10 años en prisión.

El profesional relató que todo el hecho fue visto por el hermano de Jonathan, Facundo. Fue él quien aportó pruebas clave del modo del accidente, al igual que los amigos del difunto que dieron sus testimonios. Fiscalía pidió que esté un año en el penal de Chimbas y la investigación demore lo que establece el plazo legal, pero la jueza Celia Maldonado lo redujo a ocho meses.

Sobre el imputado

Jonathan mencionó que vive con su esposa en la casa del barrio Güemes, donde se desató la trifulca. El imputado tiene dos hijas menores de edad. Trabaja en la Municipalidad de la Capital: es pasante en la Dirección de Arbolado Público.

Contó que además de vivir con ellas también lo hacía con sus padres y un hermano. La vivienda era propiedad de su abuela, pero ya llevan más de diez años radicados en ese lugar. Alegó que no tiene antecedentes penales, sin embargo explicó que peleó con otro hombre cuando quisieron atacar a su papá, pero eso devino solamente en una contravención. Jonathan practicaba Kick boxing.

Notas relacionadas

Para reportar errores debe estar registrado.

Iniciar sesión

Para Agregar información debe estar registrado.

Iniciar sesión