Publicidad

Yo construyo > Pros y contras

Empresa constructora vs hacerse cargo de la obra: ¿qué opción nos conviene más?

A continuación, repasamos los aspectos más relevantes a tener en cuenta en cada caso.

POR REDACCIÓN

06 de octubre de 2022

El esquema de contratación de una obra y las diversas modalidades que pueden adoptar los contratos de construcción tienen consecuencias de toda índole y afectan en forma directa tanto la ejecución de la obra como los intereses del propietario y las tareas, obligaciones y responsabilidades de los involucrados. A continuación, repasamos los pro y contras de contratar a una empresa constructora para que lleve adelante la obra o hacernos cargo por nuestra cuenta del proceso.

TIPO DE CONTRATO

Por administración del propietario:
Una obra por administración se caracteriza fundamentalmente por la ausencia de contratos de construcción, es decir, sin un único contratista que provee materiales y mano de obra.

Publicidad

Suele ser el mismo propietario quien busca, rubro por rubro, personal para ejecutar su obra, muchas veces logrando de palabra un contrato dónde se comprometen a entregar una obra terminada o un rubro o parte de ella, usualmente por un precio y plazo acordados.

El mayor de los errores siempre está por el lado legal. Al pactar de palabra, no tenemos elementos contundentes para realizar cualquier tipo de reclamo.

Para no tener problemas entre las partes, lo correcto sería:  

1- Subcontrato de cada rubro. Controlando que cada contratista cumpla con las condiciones legales.
2- Contratar personal jornalizado. En este último caso el/la propietario/a deberá cumplir con la ley N° 22.250, registrándose como empresa constructora y la ley N° 20.744, para los contratos de trabajo y convenios colectivos.

Empresa constructora:

En este caso, existe un contrato explícito de cada tarea a ejecutar, con presupuesto, tiempos y forma de actualización de ese presupuesto en el tiempo. La empresa, también, debe cumplir con la ley N° 22.250 y la ley N° 20.744, mencionadas anteriormente.

Publicidad

Generalmente, la constructora presupuesta materiales y mano de obra, juntos o de forma separada.

PERSONAL DE OBRA

Por administración:

Estamos hablando que realizar una obra sin empresa constructora requiere de asumir las responsabilidades y tareas que éstas hacen, por esta razón es que el propietario debe disponer del tiempo y conocimientos o estudio necesarios para lograrlo correctamente. Deberá:

  1. Pedir presupuestos y contratar al personal.
  2. Asegurarse que cada oficio sea representado por personal matriculado e idóneo para la tarea.
  3. Gestionar mediante matriculados los permisos correspondientes de derechos de construcción y otorgamiento de servicios de energías.

Y aquí, si los contratos se darán rubro por rubro y no por jornal, es importante exigir las facturas por parte de los contratistas para desvincular su responsabilidad como empleador, es decir, que quede claro qué son servicios contratados excepcionalmente. A su vez no se deslinda de la responsabilidad que conlleva tener personas trabajando bajo su ala, y por este motivo es que es muy recomendable contratar seguros por accidentes personales, por más que el contratista asegure tenerlos.

Empresa constructora:

Se encarga de todo lo anterior, con la ventaja que, de tener inconveniente con el personal, debe afrontar todos los costos que así lo requieran, deslindando al propietario de responsabilidades legales (¡ojo! Ese punto debe estar aclarado en el contrato).

MATERIALES Y MAQUINARIAS

Por administración:

Le corresponde al propietario comprar materiales y alquilar equipos. En este caso, uno de los errores más comunes es que, en desconocimiento, el propietario compra materiales que no son los adecuados para lograr una correcta calidad edilicia. Muchas veces por ahorrar y buscar el mejor precio se cae en lugares y marcas donde no vamos a poder hacer valer las garantías.

Todos los materiales de “primera” tienen garantía, siempre y cuando estén bien colocados. Así como no podemos reclamar un producto si la mano de obra no se ha ejecutado correctamente, tampoco podemos reclamar una mano de obra cuando el material no era el indicado o de primera.
El mejor consejo que puedo darles para este tipo de contrataciones es: Contraten a un profesional para que les haga un cómputo de materiales completo, esto les evitará la pérdida de tiempo, simplificando el trabajo, y pudiendo llevar un mejor control. Este tipo de servicios suele no estar incluido cuando contratan el proyecto arquitectónico.

Empresa constructora:

La empresa se encarga de tener en obra el material necesario para la ejecución de las tareas en los tiempos previstos. Las empresas constructoras que garantizan su trabajo, generalmente utilizan materiales de primera para con esto quedar libres de responsabilidad por fallas de materiales, haciendo hincapié en la correcta utilización de los mismos para que luego sea la firma del material quien corra con la garantía.

Publicidad
Más Leídas
Más Leídas
Publicidad