AHORA

8 C°

Martes

10 C° / 24 C°

Miercoles

16 C° / 29 C°

Farándula > En Brasil

Fluvia, la modelo "plus size" que cambió la historia de la revista Playboy

La mujer fue la primera conejita de talla grande que posó sin ropa en el 2016. Asegura que no le costó mostrarse así ya que siempre aceptó su cuerpo.

POR REDACCIÓN

18 de julio de 2019

En el 2016 la revista Playboy Brasil tuvo una edición con la que se marcó un histórico cambio. Es que en diciembre de ese año la protagonista de su portada fue la top model y referente del mundo plus size, Fluvia Lacerda.

La mujer nació en Río de Janeiro, tiene dos hijos y sus medidas son: 109 – 88 – 121. En su país, la apodan como la "Gisele Bündchen del plus size". Su carrera comenzó en Estados Unidos cuando era chica y en medio de un viaje en colectivo fue descubierta por la editora de una revista de moda que le ofreció trabajar como modelo.

La brasileña será una de las protagonistas del reality Belezza XL, un programa cuyo fin es el empoderamiento femenino y que demostrará que la belleza no tiene límite.

“Es un honor poder representar a Brasil internacionalmente. Empecé en el mundo del modelaje en Estados Unidos cuando era muy joven. He tenido que trabajar mucho pero para mí lo más importante es que las personas comprendan el valor de su cuerpo, que la belleza viene en distintas formas y tamaños y que todos somos capaces de vestirnos y lucir como queremos”, comenzó contando sobre su carrera.

En cuanto a su trabajo, aseguró que siempre fue “libre” de elegir qué hacer y qué no y eso la ha ayudado a “disfrutar del trabajo”.

Me gustaría involucrarme más en charlas acerca de la imagen que las personas tienen acerca del cuerpo, siempre he sido buena para hablar sobre eso”, dijo sobre su futuro.

Además, dio a conocer que nunca tuvo prejuicios antes de posar desnuda: “Nunca aprendí a vivir con el concepto de vivir incómoda con mi cuerpo. Mi madre era bailarina clásica y el concepto de amar tu cuerpo era muy importante en casa. Cualquier adolescente pudo haber sufrido por los prejuicios de los compañeros en el colegio, pero yo realmente nunca pude identificarme con esa presión social”.

Agregó: “Siempre he estado consciente de mi cuerpo, jamás me he visto al espejo y he pensado que hay algo malo conmigo, ni que yo no valgo lo suficiente. Nunca me preocupé por los comentarios de los demás”, cerró.

Fuente: Infobae.

 

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?