¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

29 C°

Jueves

20 C° / 28 C°

Viernes

16 C° / 32 C°

Departamentales > Historias sanjuaninas

Fueron en búsqueda de un tractor y terminaron creando un proyecto clave para la producción de San Martín

Se trata del “San Martín Agroecológico” que surgió de un grupo de 10 vecinos del distrito Boca del Tigre.

POR REDACCIÓN

21 de septiembre de 2020

Compañerismo es lo que destaca a los vecinos de Boca del Tigre en San Martín, que desde fines del 2019 trabajaron en la producción de tomates sin saber que su proyecto iba a ser clave para reactivar la economía de su departamento, que cumplió años este 19 de septiembre, en medio de una pandemia.

Los 10 vecinos son los creadores del programa “San Martín Agroecológico”, que aspira a recuperar suelos, ser opción de trabajo para obreros rurales y producir alimentos sano.

Natalia Furlani es de la localidad de Boca del Tigre y forma parte de este grupo, en dialogó con DIARIO HUARPE contó: “Mis papás fueron obreros rurales y siempre estuve vinculada a la agricultura.  Actualmente trabajo como investigadora en el Instituto para la Agricultura Familiar del INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria)”.

“A fines del año pasado con vecinos nos empezamos a juntar porque entre todos cultivábamos tomate, pero cada uno en su lote. Lo cosechamos y cuando quisimos volver a trabajar los suelos, no encontrábamos maquinarias. Entonces organizamos el pedido de un tractor por los 10 lotes y lo llevamos a la municipalidad”, comentó sobre la consolidación del grupo.

Pero el coronavirus llegó y los planes para los vecinos cambiaron totalmente. Al respecto, la vecina dijo: “En medio nuestro pedido llegó la pandemia, desde el municipio nos invitaron a participar de un Comité de Emergencia para pensar opciones para la reactivación económica en este contexto. Entonces propusimos reactivar suelos que habían estado sin usarse durante 15 años y producir hortalizas desde la perspectiva agroecológica, sin uso de agroquímicos y a pequeñas escalas”.

Así surgió el San Martín Agroecológico, por lo que el municipio pone maquinaria, el INTA el asesoramiento técnico y los vecinos el trabajo. Posteriormente, se lanzó la convocatoria y se anotaron 70 postulantes de todo el departamento, de ellos actualmente trabajan 57 en sus propios lotes.

Cada vecino plantó distintos cultivos como habas, arvejas, lechugas, acelgas, remolachas y ajos. Esta producción aún no está a la venta porque se están recuperando suelos y recién comercializarán los productos que se cosechen en verano. “Vamos aprendiendo el ejercicio de compartir y a la vez de mantener nuestra propia producción”, contó Natalia.

Los demás productores con sus lotes se agrupan de acuerdo a su localidad. De esta forma se unieron vecinos de La Puntilla, Dos Acequia, Belgrano, Villa Lugano y zona centro. “Así logramos que el tractor vaya de manera más eficiente y que en un futuro la venta sea en estos sectores. Además, la municipalidad va a reunir esa mercadería y la va a comprar para armar bolsones”, explicó Furlani.

“Y en este camino, los 10 vecinos nos convertimos en la cooperativa Boca del Tigre. Hasta nos animamos a presentarnos a una convocatoria de la Secretaría de Ciencia y Técnica para armar una sala para envasar alimentos agroecológicos. La ganamos, así que también vamos a envasar alimento, específicamente derivados del tomate”, contó la vecina.

Sobre qué se siente hacer un aporte para la comunidad, Natalia concluyó que “es un programa diseñado para y por los vecinos. Está planteado en un tejido territorial en San Martín. Estamos muy entusiasmados en brindar algo nuevo y de calidad”.

La otra apuesta productiva de San Martín

Con la idea de seguir potenciando la economía familiar en un momento complejo en materia económica y sanitaria, la comuna lanzó el programa “San Martín produce huevos caseros”.

Marta Quevedo es nacida y criada en el distrito Boca del Tigre. Actualmente tiene 49 años y es la referente vecinal que tiene a cargo a 42 familias a las que guía con el programa de huevos caseros. “Me llamaron un día del municipio y me comentaron la propuesta. Me pareció un espectáculo, siempre es bueno generar trabajo y más si es en la producción y cosecha porque no sólo sirve para consumo, sino también para la venta”, dijo la vecina.

Con este programa la comuna le da a cada familia una unidad productiva pecuaria de 10 pollitas, más un gallo y alimento durante los primeros meses hasta que los pollitos se encuentren en edad productiva. También se les da asistencia técnica con especialistas de INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) y una vez que empiecen a producir se ayuda con la comercialización del huevo casero.

“Empezamos con esto hace 4 meses y se estima que el mes próximos van a dar los primeros huevos. Cada pollito va a poner de a uno o dos huevos por día” añadió Marta.

Sobre el alcance del programa, la vecina concluyó que “para estas familias es un gran cambio, es muy rentable. Se va armar un lindo polo productivo que va a traspasar el departamento y va llegar a otros departamentos”. 

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.