AHORA

27 C°

Lunes

6 C° / 21 C°

Martes

0 C° / 14 C°

Provinciales > Impacto de la pandemia

Gabriela Azar: "Creo que esta situación es una oportunidad para repensarnos como sociedad educadora"

La especialista en educación analizó el estado del sector tras una cuarentena sin precedentes. 

POR REDACCIÓN

15 de julio de 2020

El año 2020 será recordado por toda la humanidad debido a la pandemia de coronavirus que obligó a parar buena parte de las actividades, entre las que se incluyó a las escuelas. 

En este contexto, el Observatorio Argentino por la Educación en colaboración con DIARIO HUARPE organizaron un encuentro virtual del que participarán familias, expertos y periodistas.

Esta reunión online contará con la participación de Gabriela Azar, directora de Educación de la Universidad Católica Argentina (UCA) y directora de la Biblioteca de Innovación de Formación Docente de Kapelusz

La especialista explicó que el encuentro se organizó para "escuchar y orientar a las familias sobre el esfuerzo educativo en pandemia".

¿Cómo evalúa que impacto la cuarentena en el sistema educativo de la Argentina?

- En todas las provincias en las cuales los niños o jóvenes no tienen recursos tecnológicos ni conectividad, accedieron a los materiales impresos que armó el Gobierno. Pero perdieron oportunidad de aprender en el contacto con sus docentes y pares.

¿Piensa que esto realmente ayuda en el proceso de aprendizaje o se necesita la presencia del educador?

- Se requiere siempre la presencia del educador, sobre todo en edades de niños de nivel inicial y primaria que necesitan una mirada adulta para afianzar hábitos. Además, en la lógica de la educación digital siempre se requiere un docente tutor que oriente el aprendizaje óptimo de todos. 

¿Cuál es el rol de los padres en este proceso entonces? Porque, hasta ahora, los papás debían acompañar el proceso que se iniciaba en la escuela. 

- La escuela como institución formal creada para la transmisión crítica de la cultura con sentido formativo tiene una estructura rígida. El aprendizaje en línea requiere flexibilidad porque no puede trasladarse la escuela a casa. La virtualidad hace transparente lo que también pasa en presencialidad y exige presencia de padres o adultos responsables que actúen como interlocutores válidos ante los niños. Ahora escuela y casa transitan un mismo escenario y esto es lo que requiere mirada adulta para diferenciar

¿Y los chicos cómo han atravesado este proceso?

- Creo que están transitando un nuevo escenario educativo y social que llegó abruptamente y no nos dio tiempo de poder prepararlos para la nueva vida. Aislados de sus afectos de sus pares con nuevos desafíos educativos. Esto los hace sentir temor a no reencontrarse en la escuela, en los juegos, en la calle en sus deportes. Hay ya a esta altura incertidumbre y un poco de tristeza también.

¿Hay temor, apatía o un interés mayor ante la nueva forma de estudiar? 

- No siento que haya interés en profundizar este modelo al menos en niños y jóvenes. Las trayectorias universitarias son diferentes, allí creo que hay un gran desafío de repensar la organización y funcionalidad. Es que los adultos aprovechan mucho mejor los tiempos de clases. Hay mucha presencialidad innecesaria en la universidad. Creo que habría que resignificar contenidos centrales para seleccionar criteriosamente lo que es necesario cursar en forma presencial

En San Juan, al menos por ahora, se habla de la posibilidad una educación bimodal, es decir que parte de los contenidos se sigan trabajando desde la virtualidad. ¿Le parece algo viable?

- Me parece que es una muy buena opción que en  las escuelas puedan realizar un análisis criterioso de qué contenidos y estrategias deberían enseñarse presencialmente y cuáles otros ameritan un tratamiento a distancia y digitales.

¿Piensa que la pandemia realmente puede implicar un cisma, un cambio profundo y duradero?

- Es deseable que para concretarlo se pueda en el regreso a las aulas físicas diagnosticar a modo evaluativo qué lograron aprender los estudiantes en pandemia y qué no para definir nuevas metas de trabajo y enseñanza. Creo que a pesar de sus dificultades hay que vivir esta situación extraordinaria  como una oportunidad para repensarnos como sociedad educadora. En qué es lo que debemos enseñar y para qué enseñar. Por qué y cómo enseñar. Recobrar el sentido más profundo de la educación. Y lo más importante convencernos que educar es ayudar a las personas a ser mejores personas y a desarrollarse integralmente. Las habilidades socioemocionales y la enseñanza por aptitudes es central en este nuevo posible paradigma educativo necesario

Dijo sociedad educadora, ¿piensa que es un rol que todos debemos asumir?

- Efectivamente la educación es un proceso en el cual funcionarios organizaciones de la sociedad civil, empresas, escuelas, padres tienen que asumir la parte de la responsabilidad que les toca para formar personas que puedan ser ciudadanos globales.

Para participar del evento se deberá ingresar a Zoom, al siguiente en enlace: https://us02web.zoom.us/j/83354113611

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?