¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

15 C°

Lunes

9 C° / 30 C°

Martes

14 C° / 31 C°

Departamentales > Sin servicio

Habitantes de los pueblos alejados de Caucete y Valle Fértil piden que el colectivo pare sobre la ruta

Por protocolo sanitario el servicio se está brindando de terminal a terminal.

La gente le hace seña para que se pare y sigue de largo. Foto: gentileza.

POR Alejandro Pellegrinuzzi SEGUIR
07 de octubre de 2020

07 de octubre de 2020

Los habitantes de las zonas alejadas de Caucete y Valle Fértil que viven al costado de las rutas 141 y 510 hace dos meses que no pueden viajar en el transporte público porque el colectivo pasa, pero nunca se para.

“Yo no sé por qué no cambian la metodología. La gente ya no aguanta más está discriminación”, contó Bety Riveros, vecina de Marayes. “Frente a mi casa está la parada y todas las mañanas veo que hay gente esperándolo y cuando está pasando, le hacen seña para que se pare y no se para”, añadió.

El problema se presentó después que habilitaron el servicio que une la Ciudad de San Juan con Valle Fértil. El mismo se aprobó con una condición: que sea de terminal a terminal. Es decir, desde la terminal de la Capital sanjuanina hasta la de San Agustín, con escala sólo en la terminal de Caucete y Astíca.

Ante esta realidad los pobladores de los distritos de Marayes, La Planta, Baldes de Leyes, Las Chacras, La Huerta, San Expedito, Vallecito Santa Rosa, El Puesto, Baldes de Funes, Baldes de Chucuma y La Mesada se quedaron fuera del beneficio.

“Está bien que el tema de la pandemia esté complicado en la provincia, pero nos dicen que tenemos que empezar a convivir con el virus o qué pretenden, ¿que la gente que vivimos lejos nunca más tengamos servicio de transporte?”, dijo Germán de Las Chacras.

La mayoría necesita el servicio de transporte para ir a cobrar, para hacerse atender en un centro médico, para trámites, comprar mercadería, remedios, entre otras necesidades.

Algunos se están manejando con personas que hacen de remis, otros con familiares que amablemente los van a buscar y los demás hace dos meses que esperan que el problema se solucione.

“A nosotros un remis de Chucuma a San Agustín ida y vuelta nos sale $1.500. Así que te podés imaginar lo difícil que se te vuelve la situación”, contó Walter Montivero, vecino de Chucuma.

Walter agregó que el colectivo en Chucuma se detiene si no viene con el cupo completo. Por otro lado, si ellos tiene que ir a hacer un trámite por la mañana a San Agustín, sólo pueden tomar el colectivo que pasa por Chucuma entre las 20 y 21 con ese destino y se tienen que quedar toda la noche allá.

“Lo que pasa es que con este tema de la pandemia y las cuarentenas los de la empresa Vallecito sacaron el servicio que viene de San Juan y pasa por Chucuma a las 10, sin tener en cuenta este pequeño gran detalle”, añadió.

Según los vecinos, personal de la empresa Vallecito les informaron que no es una disposición de la compañía sino de Tránsito y Transporte.

“Nos dijeron que ellos son los responsable y puedo o no estar de acuerdo, pero tienen que solucionarnos la situación a nosotros porque así no podemos seguir”, concluyó Bety, la vecina de Marayes.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.