¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

22 C°

Lunes

5 C° / 26 C°

Martes

11 C° / 28 C°

Sociedad > Compromiso con los chicos

Pedidos en redes y producción propia, las estrategias de merenderos para no cerrar las puertas

Facebook es la vía principal para solicitar donaciones de alimentos principalmente, también suelen hacer la panificación para la merienda y hasta llevan a cabo ferias americanas para obtener recursos económicos.

POR Eliana Ruiz SEGUIR
28 de septiembre de 2019

28 de septiembre de 2019

Pedidos de donaciones en redes, producción de la panificación, organización de ferias americanas, entre otros eventos, son acciones que forman parte de la vida cotidiana de los propietarios de merenderos y comedores locales. En medio de la actual situación económica emplean diversas estrategias para poder seguir adelante brindándoles los alimentos a niños de distintos departamentos de la provincia.

Desde el merendero Piecitos Descalzos, apuntan a los pedidos de donaciones de alimentos a través de las redes sociales. En Facebook suelen requerir la ayuda de los diversos productos que necesitan, en una ocasión hasta llegaron a solicitar bancos ya que los que tenían en la casa del barrio caucetero eran insuficientes por lo que los aproximadamente 70 chicos debían tomar la leche parados.

En el merendero Rayito de Sol la estrategia es la misma, los pedidos en Facebook son clave a la hora de obtener donaciones, no obstante, no es una gran cantidad lo que recaudan por allí por lo que “como está la situación ahora, tan mala, solo lo hago los miércoles”, contó Ivana Álvarez. Meses atrás ella abría las puertas tres días a la semana para los más de 60 niños que asisten.

Las solicitudes de alimentos a través de las redes también las utilizan en el comedor y merendero Pie de Palo al cual asisten 80 chicos, la misma se combina con los pedidos de forma personal. “Pedimos en todos lados, en muchos negocios, también hay gente que nos ayuda con dinero, en Facebook también, es todo pedir”, expresó Vanesa Aballay. El merendero surgió hace solo cinco meses pero el comedor lleva tres años de existencia en la que brindan la comida de lunes a viernes. 

La institución solidaria “ISA Amigos a distancia”, la cual les brinda la merienda tres veces por semana a chicos de 25 de Mayo, es otra de las que opta por hacer los pedidos a través de Facebook, esta ayuda se suma a la que hacen algunas personas de manera particular. Además, la impulsora del grupo, Patricia Rossomando, dio a conocer que se brindan ayuda entre las personas que están en la labor solidaria. “Cuando a una le falta yo le doy y cuando a mí me falta ellas me ayudan”, contó. Incluso hace algunos fines de semana los pequeños pudieron tomar leche de merienda gracias a esa empatía que tienen entre quienes están en el ambiente. Es que ese día ya no quedaban infusiones para darles y gracias a la donación que les hicieron desde un comedor, los 100 pequeños pudieron disfrutar la merienda.

A la misma técnica apuntan desde el comedor y merendero Virgen de Guadalupe al que asisten al menos 120 personas entre pequeños, madres y padres. La red de Zuckerberg ayuda a la recolección de donaciones de ropa y mercadería, esta última en menor medida, “casi nada”, dijo su propietaria, Mercedes Pérez. La ayuda de módulos alimentarios que recibe desde Gobierno y la producción propia del pan, las galletas y las sopaipillas sirven para complementar el poder darles alimentos a los niños que asisten al lugar de La Bebida que funciona los martes y jueves como merendero y los lunes, miércoles y viernes como comedor. “Yo soy viuda y todo lo gasto ahí, hago todo lo posible para seguir adelante con el lema nuestro `el hambre no espera´”, aseguró Pérez.

En el comedor Niño Jesús, en Angaco, también optan por la elaboración propia de los alimentos ya que eso les ayuda a seguir con las puertas abiertas. Los voluntarios allí hacen pan, semitas, facturas y hasta el dulce que los 150 niños disfrutan de lunes a viernes. Hace algunos meses había veces en las que solían comprar supremas en algunas ocasiones, no obstante, ahora las realizan ya que eso les permite ahorrar, “esa es nuestra forma de salir adelante”, aseguró Mariela Giordano. Los comerciantes de la zona la ayudan frecuentemente: “El verdulero a veces consigue cajones de tomate más económicos así que nos los vende y hacemos dulce de tomate, con las naranjas lo mismo” y hasta las pizzas realizan para darles de comer a quienes asisten. Además, tienen donantes “muy presentes”, según su fundadora que les llevan diversos elementos de forma semanal o mensual.

Otra de las estrategias para conseguir alimentos es la que implementan desde la agrupación solidaria, Asociación del Milagro, el pedido de ayuda a los establecimientos educativos públicos y privados. “A eso lo vengo teniendo como protección en momentos de escasez”, manifestó Adriana Muñoz. Dicha ONG tiene tres merenderos, dos de ellos en Pocito y uno en Capital, en total son casi 200 los pequeños que asisten tres veces por semana.

En el comedor Corazón Solidario ya tienen una estrategia formulada para cuando se quedan sin donaciones: las siete mamás fundadoras colaboran con dinero para poder comprar los alimentos y que los más de 80 chicos puedan tener su almuerzo tres veces a la semana. “Entre todas juntamos para comprar verdura, no hacemos bingos, no hacemos nada porque es una zona en la que no se puede vender así que tratamos de esa forma”, contó Claudia Frías. Incluso, en los últimos meses debieron rebajar los días en los que brindan la comida a tres, antes eran cinco las jornadas en las que alimentaban a los chicos.

Las actividades que consisten en entradas a bajo costo o en alimentos no perecederos también forman parte de los diversos recursos que aplican las organizaciones solidarias para seguir adelante en medio de la actual situación económica del país. Eso es lo que hacen frecuentemente desde el merendero María Jovita que está en el barrio Güemes, en Rawson. Hace algunas semanas hicieron una presentación de la academia de árabe, danza que aprenden en la institución, el evento tuvo una gran concurrencia, fueron más de 220 personas que aportaron a la causa. “Ahora estamos tratando de hacer una rifa para recaudar fondos y seguir adelante con esto”, informó Charito Tejada.

En el último comedor consultado, Comendero Vázquez que se desarrolla en Villa Lourdes, la impulsora de la entidad informó que lo que están haciendo últimamente para poder brindar los almuerzos es pedir.Salimos a pedir a los negocios pero ya nos han cerrado las puertas de algunas carnicerías, a veces el comedor no abre porque no conseguimos nada”, contó Sara Vázquez. Para el Día del Niño no consiguieron las donaciones suficientes para poder festejárselo a los pequeños así que la mujer decidió comprar algunos juguetes y calzado con su tarjeta de crédito.

Esas son las estrategias que utilizan diversos comedores y merenderos de la provincia para no cerrar sus puertas en medio de la actual situación económica. Saben que el aporte alimentario es fundamental en la vida de los niños así que hacen lo posible por mantenerlo.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.