¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Sociedad > Consejos

Qué hacer para mantener la piscina en invierno

Con el frío, los días usando la piscina han desaparecido y llega el momento de tomar una decisión con respecto a esta.

POR Laura Cocinero
08 de julio de 2021

08 de julio de 2021

¿Que conviene hacer con la piscina en invierno? ¿Es conveniente vaciarla? ¿Es conveniente dejarla llena? ¿Si no le saco el agua, como puedo hacer para que llegue en condiciones al verano? Si te hiciste alguna vez estas preguntas, aquí hay algunas respuestas.

Como una primera instancia es importante saber que no es rentable vaciar la piscina al final de cada temporada, implica un gasto de tiempo, trabajo y dinero como también del recurso del agua, el cual es tan preciado en San Juan y que, por la condición de oasis, es tan necesario cuidarlo.

Además, al vaciarla por un periodo prolongado de tiempo, la tierra que está en contacto con las paredes de nuestra piscina ejerce presión sobre ellas en la dirección contraria de la que fue calculada (es decir de forma contraria a la que ejerce el agua sobre dichas paredes). Es así que esto puede llevar a que se generen desde grietas en ella que luego vamos a tener que reparar, hasta la deformación misma de la estructura.

Mantenimiento en invierno

Durante la época invernal pondremos a la piscina en modo “hibernación”, para ello es importante dejarla llena y tener en cuenta algunos cuidados, similares a los que tenemos durante el verano, pero en donde difiere una variable, que es la frecuencia con la que lo hacemos. Si el agua es tratada de la manera correcta, podemos reutilizarla hasta por cinco temporadas seguidas.

Proceso de mantenimiento: se inicia cuando la temperatura del agua es menos a 15°C y lo mínimo de mantenimiento, tanto químico como de filtración. Se debe ir reduciendo las horas de depuración a medida que nos acercamos a los días más fríos.

  • Limpiar la piscina: tanto sus paredes, como el fondo y el agua. No debe quedar ninguna suciedad pegada. Esta es una tarea de la que no te vas a librar, aunque sea invierno. Existen opciones en el mercado, como por ejemplo los robots limpia fondos, que son de un precio elevado pero que te aliviaran este trabajo que lleva una tiempo y constancia.
  • Limpiar el filtro: realizar un lavado y enjuague de este. Mantener esa limpieza, repitiéndola las veces que sea necesaria, lo cual puede que sea unas pocas durante los meses fríos.
  • Control del PH del agua: se debe ajustar a un valor entre 7.2 y 7.6. De no estar entre estos, se puede usar un incrementador o reductor de PH). Es importante que estén en este rango para que el efecto del desinfectante empelado sea el correcto.
  • Colocación de cloro: sirve para desinfectar el agua y eliminar todos los microorganismos que puedan existir en ella. Durante el invierno la evaporación del agua es menor, por lo cual el cloro se evapora menos, es decir que se necesitan menos horas de su uso para tener el agua en condiciones. Lo mismo que su cantidad, aplicaremos menos que en el verano.

Antes de aplicar el productor invernador se realizará una cloración de choque, que se realiza con el doble de cantidad que se le echa habitualmente a la piscina. Dejaremos en funcionamiento el filtro.

  • Aplicar invernador:  al día siguiente de la cloración de choque se coloca este producto, siguiendo las recomendaciones del fabricante. Se pone en funcionamiento el filtro para asegurarnos que se distribuya bien en toda el agua de la piscina.

Se añade por lo general dos veces, cuando comienza el proceso de hibernación y a mitad de temporada (en agosto aproximadamente).

Si la piscina es de material, es decir hecha en obra: utilizar productos con sulfato de cobre para que este se pose en la junta actuando como fungicida.

  • Se vuelve a medir el PH y se ajusta en caso de que no esté entre los valores aceptados.

Consejos

  • Filtración: se debe poner en marcha la bomba de la piscina con la válvula selectora en posición de filtración durante 3hs, cada 3 semanas para que evitar bloqueos en la bomba del filtro.
  • Escaleras y accesorios: retirarlos y resguárdalos en un lugar en donde no sean dañados por la intemperie. Si tenés duchas, cascadas o algún elemento de este tipo deberás asegurarte vaciando el circuito, de que no quede agua en tuberías ya que si esta se congela puede llegar a romper el sistema. También es recomendable forrarlas con algún plástico para protegerlas del frío.
  • Cobertor: es una herramienta que ayuda al mantenimiento y nos lo hace un poco más llevadero. Ya que impide que entren a la piscina bichos, hojas, suciedad, entre otras cosas. También es un recurso útil para evitar caídas accidentales.

Si bien ayuda, será mucho mejor si este es de un material que no deje pasar la luz solar y que sea resistente a las heladas.

  • Nivel de agua: siempre mantenerlo por encima del borde inferior del skimmer. Así vamos a prevenir que el motor trabaje en vacío y pueda entrar aire al circuito dañándolo. Cuando las temperaturas son menores a 0°C se mantiene por debajo.
  • Impedir que se congele: cuando las temperaturas son muy muy bajas se puede impedir manteniendo en movimiento el agua. Por lo que deberemos mantener encendida la bomba.

Si las temperaturas son menores a 0°C dejaremos el nivel del agua por debajo del skimmer, y colocaremos flotadores de hibernación en diagonal en la pileta. Estos se pueden comprar o los podemos hacer con bidones a medios llenar de agua, de esta manera lograremos que en caso de que el agua se congele, ejerza presión sobre estos y no sobre las paredes, evitando así roturas en la piscina.

Además, se debe apagar todo, chequear que no quede agua en las tuberías y protegerlas con material aislante.

  • Control del agua: se debe revisar en qué condiciones está el agua cada dos o tres semanas y de ser necesario poner a funcionar el filtro y colocar producto invernador si es que es necesario (revisar información del fabricante).

Para reportar errores debe estar registrado.

Iniciar sesión

Para Agregar información debe estar registrado.

Iniciar sesión