Publicidad

Provinciales > Neuralgia del Trigémino

Cómo es vivir con la enfermedad del dolor: el relato de una sanjuanina

Una sanjuanina que padece Neuralgia del Trigémino, explicó esta patología desconocida que afecta profundamente a quienes la sufren. 

Por Luciana Gomez
24 de septiembre de 2022

Vanesa Garay es una sanjuanina de 46 años que padece de una enfermedad llamada Neuralgia del Trigémino, que le causa un dolor crónico que provoca descargas dolorosas en partes de la cara. Contó a DIARIO HUARPE como es vivir con esta enfermedad.

Esta patología la causa la inflamación del nervio trigémino, ubicado en el costado de cabeza. Cuando esto ocurre, Garay describe el dolor a veces como que le están cortando la cara con un cuchillo y otras como si se la estuvieran quemando. También específica que varía la zona del dolor, ya que esto depende de qué rama del nervio trigémino esté inflamada.Existen tres: las ramas oftálmica, maxilar y mandibular.

Publicidad

La sanjuanina explicó que esta enfermedad apareció en su vida a los 41 años, modificándola por completo, puesto que tuvo que dejar de trabajar porque el dolor era tan intenso que a veces no podía lograr moverse.

Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

Al principio relacionaban la enfermedad con la extracción de una muela, luego descartaron la existencia de un tumor. A pesar de las pruebas, los médicos no supieron explicarle por qué se había causado, como a muchas de las personas que desafortunadamente padecen esta enfermedad, le recetaron los debidos medicamentos, pero no logró tolerarlos, ya que resultó alérgica.

Lo siguiente que su médico de cabecera le recomendó es que aumentara el umbral del dolor, es decir, que como no había remedio que le hiciera bien y sus crisis aumentaban cada vez más, le explico que se volvería más tolerante a este y en algún momento las crisis ya no le iban a parecer terriblemente dolorosas.

De a poco Vanesa encontró un camino para poder volver a una vida normal. Primero encontró medicamentos similares a los que se utilizan para tratar la neuralgia y pudo controlar las crisis y luego halló lo que sería para ella un factor determinante: la terapia psicológica. Según contó, recuperar su salud mental fue antes y un después, a pesar de que las crisis y dolores volvían. 

Publicidad

Esta enfermedad es de tal gravedad que a Garay le afectó en todos los aspectos de su vida. No pudo seguir haciéndose cargo de su casa, debió dejar de trabajar y hasta abandonó otras actividades que disfrutaba. En sus peores crisis, el dolor no le permitía moverse y este mismo conllevaba también problemas emocionales y psicológicos.

¨Es muy importante no dejar de lado los médicos. Una vez que comencé con todos los tratamientos tanto psicológicos como psiquiátricos y los medicamentos que me receto el neurólogo, logré empezar a sentirme mejor, pero también  tuvo mucho que ver el apoyo familiar ya que sin ellos no sé qué hubiese pasado¨, contó. Agregó que es muy importante seguir los pasos que indican los médicos y pase lo que pase no dejar ninguno de los tratamientos.

 

El paso de los años, la ayuda de los médicos, psiquiatras y psicólogos, también el apoyo de las personas más cercanas y un largo camino recorrido en cuanto a su ritmo de vida, hicieron un cambio rotundo en cuanto a la forma que estaba viviendo y eso alivianó las crisis que la hicieron padecer el día a día. 

¨Hoy por hoy sigo con mi tratamiento pero hay algunos medicamentos  que ya no tomo porque las crisis disminuyeron, llevo una vida más normal y tranquila  ya que el causante de estas  fue el estrés que sufría por el maltrato laboral. Algo muy importante que no se dice de esta enfermad es que como  la gente no ve donde te duele entonces no te cree tampoco y esto resulta  muy chocante ¨

Es importante destacar que esta enfermedad en algunos de los casos no tiene una razón neurológica, pero datos psicológicos registran que puede desencadenarse por estrés, traumas o derivar de otras enfermedades como la esclerosis múltiple.

Un dato importante es que la gente suele confundir esta enfermedad con la neuralgia dental, lo cierto es que no está relacionada, pero los dolores suelen comenzar en el maxilar y es por eso que se lo confunde. 

    Publicidad
    Más Leídas
    Publicidad