Publicidad

Provinciales > Aventurero

Ibersonz, el venezolano que junto a su bicicleta escapó de la pobreza en su país

El hombre, de 41 años, salió de su país natal en el 2019 buscando encontrar un futuro mejor en Argentina.

POR REDACCIÓN

06 de diciembre de 2022

Sin tener conocimiento en cicloviajes, Ibersonz se lanzó a la aventura con el claro objetivo de salir de su país natal para encontrar una mejor calidad de vida. Con una mochila, algunas pertenencias y su compañera de dos ruedas, el hombre ya lleva recorridos 15.000 kilómetros. En plena pandemia llegó a Argentina, donde tuvo que adaptarse a una cultura nueva y al encierro.

“Arrancó una temporada muy difícil y la situación se complicó. Baje 15 kilos en cinco días. O me iba o me moría de hambre”, comenzó contando Ibersonz en el programa Yo te Invito, que se emite de lunes a viernes por Telesol. Con esa compleja realidad, el hombre no lo dudó ni un minuto y sin experiencia, pero con mucha esperanza, salió de Venezuela.

Publicidad
Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

“No tenía opción, la inflación estaba tan alta que era venirme caminando, haciendo dedo o en bici. Agarré lo que pude y lo metí en un bolso”, afirmó.

Al momento de salir, el hombre pesaba tan solo 40 kilos y entre equipaje y bicicleta debía soportar largas jornadas cargando 100 kilos. Tras unos días de viaje llegó hasta Colombia, donde cayó en la cuenta de que no tenía dinero ni hospedaje. “Nunca fui un hombre de acampar y para ese momento ya no contaba con dinero. Me quise quedar en una plaza, pero la Policía me dijo que ahí no se podía estar”, dijo Ibersonz.

En ese momento, el hombre grabó un video con la esperanza de poder recibir ayuda de algún tipo, pero nunca se imaginó lo que iba a pasar. “El video se viralizó y la ayuda rápidamente llegó. No podía creerlo, pero estaba muy agradecido”, relató.

Durante su recorrido atravesó momentos críticos, dos de ellos cuando su vida corrió peligro. El primero fue Ecuador, cuando bajando de una montaña, casi se avienta al precipicio. En una segunda oportunidad, por las bajas temperaturas, fue rescatado en medio de una montaña en Perú por una familia de indígenas. “Era tanto el frío que tenía que cuando me acerqué al fuego, metí literalmente las manos y los pies en las llamas”, dijo.

Ibersonz, de profesión músico, supo aprovechar su talento para intentar encontrar una fuente de ingreso en su viaje. Fue así que empezó con presentaciones en la vía pública y con videos contando sus aventuras en su canal de YouTube, lo que le permitió sostenerse en el tiempo.

Publicidad
Publicidad
Más Leídas
Publicidad