¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

11 C°

Lunes

5 C° / 26 C°

Martes

11 C° / 28 C°

Provinciales > Historias sanjuaninas

Julieta Ladstatter, la mujer que fundó el desarrollo de videojuegos en San Juan

Es diseñadora gráfica y desde 2015 trabaja en la industria de  los videojuegos.

Julieta es desarrolladora de videojuegos desde el 2015. (Foto:Gonzalo Medina / DIARIO HUARPE)

POR Federico Rodríguez SEGUIR
03 de agosto de 2020

03 de agosto de 2020

Julieta Ladstatter es diseñadora de videojuegos, tiene 29 años y hace 5 que se dedica a realizar arte 2D, diseño de personajes, escenarios, props y diseño de interfaz para videojuegos, además es la única mujer que fundó la comunidad de Creadores de Videojuegos de San Juan (CREVIS).

Cuenta que “por suerte o por desgracia” su papá, Gustavo Ladstatter, es un friki de la tecnología. Juli, a sus 3 años tuvo su primer contacto con los videojuegos, fue con la Family imitación de la NES consola de Nintendo. Después llegó la Super Nintendo pero su gran tesoro es la Nintendo 64, consola que Julieta exhibe casi como una pieza de museo entre sus estantes, fruto del primer sueldo de su padre después de cambiar de trabajo.

Mario Bros, Link de Legend of Zelda, Kirby y Pokémon la acompañaron durante su infancia y adolescencia. Aquello que era entretenimiento, hoy es su trabajo.

Sus ilustraciones se pueden ver en su sitio www.julietaladstatter.com

Su carrera como desarrolladora comienza en 2015, cuando empezó a formar parte de un proyecto que realiza juegos educativos en Inglaterra, Julieta se dedica específicamente en la parte de diseño. Paralelamente, como miembro de CREVIS, impulsa la industria de desarrollo de videojuegos en San Juan organizando encuentros, como las Game Jams, para reunir a quienes estén interesados en el tema y dando talleres donde comparte sus experiencias de trabajo en estos 5 años.

“Queríamos reunir a los interesados para sacarles la idea de que el videojuego es algo “aparece”. Porque también está eso, no conocer cómo es el proceso. Quería dar una bajada de línea de todo lo que implica hacer videojuegos: cómo es la industria, cómo se mueve, qué tipos de videojuegos podés encontrar a qué se le llama videojuego, etcétera”.

Este camino, de prueba y error y huérfano de origen en San Juan, lo transitó en compañía de esa comunidad.

“Empezar fue todo un tema, por este lado que no tenía una base que podías trabajar en esto y cómo entrar en esto. Porque realmente fue suerte. Fue empezar a averiguar qué era esto de ilustración para juegos, y después te das cuenta que no es ilustración para juegos, es arte 2D o arte 3D. Y después te das cuenta que está el diseño de interfaz y el diseño de experiencia. Hay un montón de roles que ocupar.”

Ella estudiaba diseño cuando asistió al primer congreso editorial que se realizó en 2012 y en ese evento entendió que vivir de la ilustración era posible. Desde ahí probó con las plataformas digitales y durante un tiempo trabajó realizando ilustraciones para libros en España, Estados Unidos y la India.

”Parece loquísimo trabajar para alguien de afuera, y todavía me lo dicen. No creo que tenga que ver con el tiempo sino con la sociedad en la vivimos.”

Además, Julieta es parte de Women in Games Argentina, una organización a nivel mundial que impulsa la participación de mujeres en el medio tanto en el desarrollo como en los deportes electrónicos. Este espacio reúne a las mujeres que son parte de la industria y les brinda un espacio seguro del “Andá a lavar los platos”, expresión que muchas de sus integrantes testimonian que se han encontrado, especialmente en los juegos en línea. Entre sus miembros hay diseñadoras visuales y de sonido, abogadas, jugadoras y programadoras, entre otros oficios.

Ella se encanrga de la parte de diseño y arte 2D. (Foto:Gonzalo Medina / DIARIO HUARPE)

Después de esa experiencia en plataformas de ilustración, de ser parte de CREVIS, de Woman in Videogames y trabajando en el desarrollo de un videojuego, Julieta explica cómo es la actualidad y que desafíos presenta la industria que en 2019 facturó 76 millones de dólares, según los datos brindados por la Asociación de Videojuegos de Argentina (ADVA).

“Es muy diferente el perfil de programador con el que salís de acá de la facu, porque salís con un perfil de programador de sistemas que es distinto al perfil de programado de videojuegos, que quizás no son los mismos programas, interfaces o lógicas. Tenés que ir armándote vos tu estructura o tu forma porque acá en San Juan no hay nada que te diga ‘si hacé esto que así de una vas a entrar en la industria’, quizás en Buenos Aires”, explica y agrega que muchos de lo que están ya insertados en el industria fueron aprendieron trabajando.

 “La comunidad de acá se va moviendo, de a poco, pero se va moviendo”, cierra.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.