Publicidad

Provinciales > Casa convivencial

María del Carmen, la residencia que ayuda a mujeres a salir de su adicción a las drogas

La Casa Convivencial Terapéutica María del Carmen es una institución de San Juan que se dedica a brindar atención a mujeres que se encuentran en situación de consumo problemática, es decir, a combatir su adicción a las drogas.

05 de febrero de 2024
La coordinadora Bárbara Orozco con parte del plantel de profesionales que trabajan para recuperar a las mujeres de sus adicciones. Imagen Gastón Vargas/DIARIO HUARPE.

La Casa Convivencial María del Carmen es una institución de San Juan, ubicada en Rivadavia, que se dedica a brindar atención a personas que se encuentran en una situación de consumo problemática. Su objetivo principal es ofrecer apoyo y tratamiento a aquellas mujeres que están pasando por esta situación. Bárbara Orozco, su coordinadora, explicó el proceso para recuperar a las residentes que buscan recuperarse de sus adicciones a las drogas en la segunda casa convivencial de San Juan, pero la primera especializada en mujeres.

Según las palabras de la especialista, en la institución, cuentan con un equipo de profesionales que se encargan de recibir en el proceso de admisión las demandas de diferentes situaciones, ya sean personales, judiciales o derivadas de otras instituciones. “El equipo realiza una evaluación y diagnóstico de cada persona en particular y luego realiza una derivación adecuada”, explicó.

Publicidad
Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

La Casa Convivencial María del Carmen ofrece tres modalidades de tratamiento. La primera es la modalidad de internación, que está destinada exclusivamente a mujeres. También cuentan con la modalidad de centro de día, en la cual los chicos asisten desde las 8 de la mañana hasta las 13 horas. Por último, tienen la modalidad ambulatoria, en la cual las personas asisten a terapia individual y grupal en horarios específicos. En cuanto al número de mujeres que se encuentran en situación de convivencia en la institución, actualmente hay cinco mujeres y una de ellas convive con su hijo.

“Generalmente, lo que nos sucede con la población de mujeres es que hay toda una representación social bastante negativa, que estigmatiza a la mujer con una situación de consumo problemático. Por eso es común observar que es mucha más la cantidad de varones que se encuentran realizando tratamientos que mujeres”, comentó Orozco.

Esto se debe a que muchas veces las mujeres son jefas de familia y se encargan de la crianza de sus hijos, lo que complica la posibilidad de dejar a sus hijos a carga de otra familia durante el tratamiento.

Bárbara Orozco, coordinadora de la casa convivencial dijo que es muy importante trabajar junto al entorno de las personas en recuperación. Imagen Gastón Vargas/DIARIO HUARPE.

Por esta razón, en María del Carmen se esfuerzan por brindar todas las facilidades posibles para que las mujeres puedan realizar su tratamiento, incluso permitiendo que lo hagan junto a sus hijos. Se busca articular todos los recursos dentro de la comunidad y la institución para garantizar que las mujeres puedan recibir el tratamiento necesario sin tener que separarse de sus hijos.

“Intentamos siempre que, si este es un obstáculo, para que la mujer pueda comenzar su tratamiento, articular todos los recursos dentro de la comunidad. Dentro de lo que es la institución y todo lo de edilicio, le brindamos una cama para su bebé o hijo para que esa persona pueda realizar su tratamiento con su hijo o su hija”, explicó la profesional.

Además, se trabaja de manera integral, no solo con la persona en tratamiento, sino también con su entorno familiar y social. La institución cuenta con un equipo interdisciplinario que aborda todos los aspectos de la persona, incluyendo lo social, económico, de salud y psicológico. También se brinda apoyo y atención a los hijos de las personas en tratamiento, con actividades recreativas y deportivas, y se trabaja con la familia para garantizar su contención y acompañamiento una vez finalizado el tratamiento.

Publicidad

"La Ley de Salud Mental indica que los tratamientos de adicciones pueden durar aproximadamente tres meses, dependiendo de la fuerza de voluntad y contexto de la persona. Sin embargo, la internación puede extenderse a seis meses si es considerada necesaria. Las adicciones más comunes en las mujeres son marihuana, cocaína y pastillas. Pero el alcohol suele ser la puerta de entrada a otras sustancias", cerró Orozco.

La residencia está ubicada sobre Av. Libertador Gral. San Martin 5316 (0), a metros del Hospital Marcial Quiroga. Imagen Gastón Vargas/DIARIO HUARPE.

Las actividades que deben cumplir las mujeres en recuperación

En María del Carmen, las chicas que se encuentran en proceso de recuperación participan en una variedad de actividades que les ayudan a ordenar su vida y promover su bienestar físico, mental y emocional. Estas actividades incluyen:

  1. Rutinas diarias: Las chicas siguen una estructura diaria con horarios establecidos desde que se levantan hasta que se acuestan. Esto les ayuda a establecer un sentido de orden y normalidad en sus vidas.
  2. Autocuidado e higiene: Se les enseña a las chicas a cuidar de sí mismas ya mantener una buena higiene personal. Esto incluye ordenar sus habitaciones, realizar actividades de cuidado personal y mantener una rutina de higiene diaria.
  3. Desayuno y grupos de apertura: Las chicas se sientan juntas en la mesa para desayunar y participar en grupos de apertura donde comparten cómo se sienten y cuál es su situación en ese momento.
  4. Actividades educativas: Se ofrecen diferentes actividades educativas a lo largo de la semana. Esto incluye educación física dos veces por semana, clases de música los martes y talleres de marroquinería y costura los jueves.
  5. Actividades terapéuticas: Las chicas participan en terapias individuales dos veces por semana y en grupos terapéuticos con una psicóloga. También tienen sesiones individuales y talleres con una trabajadora asociada.
  6. Actividades recreativas: Durante la tarde, las chicas que se quedan en la residencia participan en talleres recreativos con las operadoras. Estos talleres incluyen cine, autocuidado y salidas recreativas.
  7. Proyectos de autogestión: Tanto las chicas de la residencia como los chicos tienen proyectos de autogestión. Por ejemplo, las chicas de la residencia venden pan y semitas, mientras que los chicos venden pizzetas que se venden en la puerta de la casa convivencial. Estos proyectos les brindan la oportunidad de generar ingresos y desarrollar habilidades emprendedoras.
  8. Reinserción social y profesional: El centro de recuperación también se enfoca en la reinserción social y profesional de las chicas. Se les brinda la oportunidad de descubrir sus intereses y habilidades en diferentes áreas, como la cocina, la artesanía y la música. Si se detecta un interés real y un potencial en alguna de estas áreas, se pueden establecer conexiones con escuelas o instituciones que ofrezcan programas de formación o becas.

Dato

Casa Convivencial Terapéutica María Del Carmen

  • Av. Libertador Gral. San Martin 5316 (0) - Tel. 264 459-1522 - Residencia Mujeres
  • Coordinadora: Bárbara Orozco
Publicidad
Más Leídas
Publicidad