AHORA

10 C°

Viernes

13 C° / 27 C°

Sábado

14 C° / 26 C°

Policiales > La mató su ex

Qué hay detrás del femicidio de Pamela Rodríguez en Calingasta

Tenía 17 años y un bebé de 3 meses.

POR Daniela Jácamo SEGUIR
24 de febrero de 2020

24 de febrero de 2020

Pamela Rodríguez tenía 17 años y un hijo de 3 meses. Y soñaba con ser maestra jardinera, hasta que en la madrugada del domingo su exnovio la mató de una puñalada en el cuello. 

Pero la historia que terminó con el femicidio comenzó hace alrededor de un año cuando Pamela se enteró de que estaba embarazada de Ángelo Castillo, un chico 4 años más grande  y vecino en el barrio Bicentenario en Alto Calingasta, a unos 170 kilómetros de la capital sanjuanina. 

Al principio hubo dudas sobre la continuidad de la pareja pero finalmente decidieron vivir juntos, en lo de Castillo. Esto generó cierta resistencia en la familia de Pamela porque todo el barrio sabe que el chico, ahora de 21 años, "solía pasar mucho tiempo en las plazas sin hacer nada" y "parecía tener problemas con las drogas", según testimonios que recogió DIARIO HUARPE.

Con ciertas dudas, los familiares de la chica apoyaron la decisión: les daba algo de tranquilidad que estaban a pocas casas y seguirían en contacto permanente.  

La casa en la que ocurrió la tragedia.

Tras un tiempo de convivencia comenzaron las peleas. Sobre todo por los celos de él. Los insultos de a poco se transformaron en golpes.

Llegó un momento en el que Pamela no aguantó más.

En diciembre último decidió irse con su bebé, que tenía un mes. 

Ángelo se trastornó. Intentó suicidarse en medio de un escándalo de gritos y corridas. Pamela, al ver que el padre de su hija se cortó las venas, se aseguró de que recibiera asistencia médica. 

Sobrevivió. Los policías que intervinieron le aconsejaron a la chica que se fuera de esa casa porque Ángelo era un peligro. 

Entonces, Pamela volvió con sus padres, Darío y Lorena, que le acondicionaron su antiguo dormitorio, para que duerma junto a su nene de 3 meses. 

Con el paso de los días intentaron recuperar la tranquilidad, pero no pudieron. Es que, según el relato de la mamá, Castillo nunca dejó de acosar a Pamela. Le mandaba mensajes con amenazas de muerte y rondaba la casa todo el tiempo.  

“Yo hice un montón de denuncias y nunca hicieron nada porque si a mí me hubiesen dado un poquitito de importancia en las denuncias, mi hija estaría viva”, aseguró Lorena en una entrevista que le concedió a Radio Manantial. 

A pesar de los malos momentos, Pamela y su mamá ya habían empezado a planificar un futuro. Pamela iba a terminar el secundario en horario nocturno y luego iba a estudiar para maestra jardinera. 

Ángelo Castillo, el único detenido por el crimen.

Pero este domingo a las 3.40 de la madrugada Castillo mató a la madre de su hijo con una certera puñalada en el cuello. 

Según contó la misma madre de Pamela, el hombre entró a la casa sin forcejear nada por la puerta de calle, que estaba sin llave porque el hermano de la chica había salido y volvería en la madrugada.   

Castillo la sorprendió cuando dormía. “Todos dormíamos cuando empecé a sentir el grito de mi hija”, dijo Lorena. “Cuando me desperté, me topé con el hijo de puta, porque así le voy a decir, no tiene otro nombre. Le dije '¿Qué andás haciendo ahí?', me pegó un pechón y salió. Yo no sabía qué es lo que había pasado con mi hija”.

Aun herida, Pamela se levantó de la cama, salió al pasillo y entre lágrimas pidió auxilio. Luego cayó desvanecida. Su hermano la agarró y vio que tenía un corte en el cuello. “Le empezó a sangrar muchísimo”, contó la madre.

Al llegar la ambulancia y los policías, Pamela "pedía por su hijo, preguntaba por la bebé, si estaba bien. Nosotros le decíamos que sí".

Llegó consciente al hospital, pero le salía mucha sangre por la boca y por la nariz. Los médicos le pusieron respirador y no pudieron hacer nada más.

Castillo fue detenido poco después del crimen. Primero lo alojaron en la Comisaría 16ª y el domingo a la noche lo llevaron a la Central de Policía "porque tenían miedo de que los vecinos intentaran lincharlo", según aseguró un vecino a DIARIO HUARPE

“Tengo una criatura para seguir criando. Voy a hacer todo lo posible para darle lo mejor, no tengo otra manera de consuelo, es como si fuera Pamela”. 

Fue el primer femicidio ocurrido en Calingasta desde que existe esa figura en el Código Penal. 

Durante la tarde del domingo los calingastinos salieron a las calles para pedir justicia de manera simultánea en las plazas de Tamberías, Barreal y Villa Calingasta. 

Pese a la conmoción, el municipio decidió realizar los festejos por la 44ª edición del Carnaval. 

Actuaron El Mago y Nueva Luna y miles de personas bailaron en la Villa de Calingasta hasta las 5 de la mañana, justo cuando el cuerpo de Pamela estaba llegando a su casa para el velatorio, que duró hasta las 11 de la mañana del lunes. 

El Cementerio Municipal donde descansa Pamela.


Fuentes: DIARIO HUARPE, Radio Manantial y diario El Sol de Calingasta

 

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?