AHORA

20 C°

Martes

9 C° / 23 C°

Miercoles

8 C° / 22 C°

Departamentales > En primera persona

Ir a las Lagunas de Guanacache siempre es una experiencia reveladora y aleccionadora

Aislados, fuera del sistema y lejos de sus pestes.

Cara de tierra. Fotos: Gonzalo Medina, DIARIO HUARPE

POR Alejandro Pellegrinuzzi SEGUIR
08 de julio de 2020

08 de julio de 2020

Para los cuatro que fuimos de la ciudad como invitados a participar de la asamblea (Nadia Gómez, Federico Sanna, Gonzalo Medina y quien escribe), la experiencia nos pareció lo mismo y en el viaje de vuelta lo comentamos y coincidimos: ir a las Lagunas de Guanacache, siempre es una experiencia reveladora y aleccionadora.

Puesto Alto de Las Hormigas. Foto: Gonzalo Medina/DIARIO HUARPE.

Cuando llegamos al Puesto Alto de La Hormiga de José Díaz fue como entrar a otra dimensión, a otro planeta. No por las notorias diferencias geográficas y paisajísticas con la ciudad (los cuatro ya conocíamos de antemano la zona) sino porque con lo primero que nos encontramos fue con niños corriendo libres por el campo, jugando en los corrales e interactuando entre ellos como hace meses los de las urbes y ciudades no pueden hacer.

En el corral todos somos chivitos, de eso se trataba el juego. Foto: Gonzalo Medina/DIARIO HUARPE.

Estacionamos la camioneta y desde adentro, por entre los espacios limpios del parabrisas lleno de tierra, observamos que los que habían llegado antes que nosotros ninguno usaba barbijo o tapabocas. Y no era por irresponsabilidad, sino porque así viven: aislados; fuera del sistema y lejos de sus pestes.  

Una asamblea en el medio de la nada.Foto: Gonzalo Medina/DIARIO HUARPE.

“Los que estamos aquí no vamos casi nunca para el centro”, dijo María apuntando para la villa Media Agua. “Y ahora como están las cosas, menos”. Luego agregó: “Mire cómo serán las cosas que así como el intendente y el gobernador nunca vienen, las pestes tampoco”, afirmó entre risas.

Don Mario vendo desde la ventana todos los videos filmados en las Lagunas de Guanacache por el DIARIO HUARPE. Foto: Gonzalo Medina/DIARIO HUARPE.

Cada vez que salía el tema de la pandemia, las preguntas recurrentes de los laguneros giraban sobre cómo la sobrellevamos en la ciudad: si es o no incómodo andar con barbijo; cuánto tiempo de vida consumimos para hacer esas largas colas y encima para pagar o cómo hacemos para viajar en colectivo o para el simple hecho de ir a comprar una semita.

En Guanacache todo es diferente. Los ritmos, las costumbres, las relaciones, los valores, las carencias y necesidades: otra cosmovisión. 

En armonía con el todo, la filosofía, la cosmoviisión. Foto: Gonzalo Medina/DIARIO HUARPE.

Si bien la reunión fue provechosa, el helado viento sur apuró los trámites y decidimos levantar campamento pasada las 16. Agradecimos, nos agradecieron, saludamos y casi en silencio los cuatro volvimos a la ciudad con miles de imágenes inolvidables. Y algunas preguntas existenciales.

¿Será la pandemia la que hará que los de las urbes nos acostumbremos a no dar la mano, a no abrazar al hermano, al amigo, al ser querido cuando lo necesite? ¿A no compartir un vaso de agua con aquel que tiene sed?.

La tierra seca de las lagunas se refleja en las manos. Foto: Gonzalo Medina/DIARIO HUARPE.

Así están las cosas en las Lagunas de Guanacache. Así estamos "los de la ciudad".

Notas relacionadas

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?