¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

23 C°

Jueves

7 C° / 25 C°

Viernes

10 C° / 26 C°

Provinciales > Gravísimo accidente

Alan se recupera de las heridas tras resbalar de un tren que le mutiló los pies

Pasó a una sala común del Hospital de Niños.

Las vías del tren donde cayó Alan y terminó con graves heridas. Foto: Sergio Leiva / DIARIO HUARPE.

POR Gustavo Bruni SEGUIR
14 de octubre de 2020

14 de octubre de 2020

A más de 24 horas de haber sufrido un gravísimo accidente, Alan Valentín Tejada de 13 años se recupera tras resbalar de un tren de carga en la zona de La Cañada, departamento Albardón, y terminar con los pies amputados.

El adolescente junto a un grupo de amigos intentó subirse al penúltimo vagón de la unidad que pertenece al Belgrano Cargas alrededor de las 10 horas del martes, pero lo que parecía un juego común acabó con provocarle graves heridas que lo mantienen internado en el Hospital de Niños.

Fuentes consultadas por DIARIO HUARPE confirmaron que Alan salió de Terapia Intensiva y pasó a una habitación común del Hospital de Niños, aunque los médicos siguen de cerca su evolución y los próximos días serán clave para cuidar que no sufra ningún tipo de infección ni hemorragias.

El joven está contenido por sus padres Raúl Tejada y Viviana Vargas como sus tres hermanos mayores que él, quienes se turnan para viajar desde Albardón hasta el hospital público, pese a la complicada situación económica que atraviesa el grupo familiar. Por esta razón, en diálogo con este medio el papá de Alan pidió ayuda de los sanjuaninos con mercadería y un trabajo estable, pues vive de changas.

El joven no sabe aún las consecuencias del accidente que la cercenó el pie izquierdo por completo a la altura del tobillo y gran parte del derecho, por lo que deberá enfrentar un largo proceso de recuperación física y sobre todo psicológica.  

Una travesura que terminó en tragedia

Momentos después del accidente, un vecino de Alan fue el primero en auxiliarlo. Luis Riveros contó que “los niños vienen permanentemente a tirarle peñascazos al tren y cuando ven el último vagón, se suben”.

El tren de carga pasa dos o tres veces al mes, según indicaron los vecinos del lugar. Esta vez sucedió como siempre: transitaba por las vías de oeste a este y al pasar calle General Acha comenzó a internarse en una zona de viviendas precarias y pastizales donde un grupo de chicos lo esperaba para intentar subirse. Sin embargo, lo que por lo general suele ser una travesura, terminó con una grave lesión para el adolescente.

“Nosotros siempre les decimos que no se suban, pero los niños no hacen caso. Como a las 10.15 escuchamos los gritos y mi sobrina me avisó que el chico estaba tirado en las vías. Yo pensaba que se había caído nada más, pero cuando lo vi tenía los pies molidos”, detalló el vecino.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.